Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 30 de agosto de 2012

y ahora... la democracia, por favor


El otro día leía a Lakoff en un capítulo de un libro escrito por varios especialistas y docentes que habla de las emociones en las campañas y en la comunicación política(www.eapc.eu/pages/news/news-detail-view/article/book-emotions-in-politics-and-campaigning/1/). El libro me lo regaló Daniel Ureña y aún no se lo he agradecido bastante. No es de leer, es de estudiar.
George Lakoff (foto de Kris Krüg)

En su capítulo Lakoff habla de las tesis de la ilustración (el razonamiento por encima de las emociones) y su acuerdo con los postulados progresistas. A lo mejor visto así suena muy "ladrillo", pero la cuestión es que el progresismo se apoya en posiciones muy racionales y para él sus valores no deben ser comunicados sólo desde posiciones racionales, porque separar razón y sentimiento es imposible, así que aceptemos el papel de las emociones y hablemos libremente haciéndolas parte del discurso.

Pero hubo algo que me llamó poderosamente la atención. Habla de que uno de los fundamentos del progresismo es la defensa de la libertad y de la independencia de los poderes políticos, es decir; un ejecutivo independiente del legislativo (gobierno independiente del parlamento), lo que es más importante, un legislativo independiente del ejecutivo (parlamento independiente del gobierno) y un judicial independiente de todos. Esto está escrito en cualquier libro de introducción a la política. Es como si quieres estudiar física en la universdad; nadie te va a explicar quién es Newton, porque ya vienes con ello puesto.

Pero en España no es así, ¿verdad?. Elegimos un parlamento a través de unas listas llenas de nombres que el propio partido ha puesto en ellas, de las que sale un parlamento que elige a su presidente del gobierno (sí, "su presidente", porque yo como ciudadano he tenido poco que ver en ello), quién forma libremente el gobierno y, entre todos, deciden quién forma parte de los órganos supremos de la justicia. Esto último no me preocupa en exceso, quién y cómo los eligen. Lo que me preocupa es la alineación extrema de los elegidos hacia el partido que los puso allí. No es que el sistema judicial sea dependiente de la política, es que los magistrados son dependientes de los políticos.

En fin, que mi conclusión mientras leía esa frase del libro fue "Si Lakoff defiende la independencia de los poderes políticos como un valor progresista y Jesús Caldera le tiene como uno de sus Top Gurús (http://www.flickr.com/photos/fundacionideasparaelprogreso/4720085539/)… ¿de qué demonios hablan?". Desde luego de cómo ha de evolucionar la democracia en España, no. 

lunes, 27 de agosto de 2012

Metamorfosis infinita


Paredes es la mujer estampada. Ella misma dice que se maquilla para transformarse en animal o planta. Una metamorfosis total.

Cristina Paredes. Fotoperformance
Antal Frederik es un historiador del arte de origen húngaro que se estableció en Londres en el 46. Lo interesante de Frederik es que, aunque pretendía aplicar una interpretación marxista a la historia de las artes, ciertamente argumenta y expone con solidez cómo el desarrollo estilístico y temático estuvo y está directamente influido por los cambios políticos y sociales.

Sí, existe una sociología del arte, como existe una sociología de la moda. Desde los 70 se han abierto varias vías de investigación, entre otras la que sigue los pasos de Frederik.

A mí me interesan más esos sueños fugitivos que estampas como ésta me provocan, la sugerencia camaleónica que evocan... ¿somos las circunstancias que vivimos? ¿enteramente?

jueves, 23 de agosto de 2012

¿impuestos?



Desempolven sus prejuicios porque se van a sorprender

Brigham Young University
La primera es Provo, en Utah. Sí, la tierra de mormones. A la sombra de la Brigham Young University se fragua el epicentro más potente para generar negocios y, por tanto, empleo. Se crean empresas que contratan y hasta la propia universidad necesita más recursos, porque tan buen terreno para labrarse un futuro es Utah, que la universidad ahora mismo es la tercera institución privada del país con más alumnos.

Entre las veinte primeras hay dos ciudades del citado estado. Pero es que hay cuatro en Carolina del Sur, que, y no es por querer repetirme, es un estado del sur, como lo es Tennessee, que tiene otra, o Texas que tiene 5 ciudades entre las 20 mejores para desarrollar negocios. Ya ven. Y nosotros que pensábamos que de Texas sólo salían vacas, sombreros vaqueros y ávidos lectores de la Biblia.

La única ciudad californiana es San Francisco, a la sombra de Stanford y está entre las cinco últimas. Y la número 25 es Cambridge, una ciudad que empieza donde termina Boston, en el río Charles, y que es dónde se encuentra el MIT y Harvard. ¿Cómo es posible que California con universidades como Berkeley o Stanford y Massachusetts, con mas de 100 instituciones de enseñanza superior y tres de ellas entre las 100 primeras, no tenga más localizaciones entre esas 25 ciudades?

Exacto. Impuestos. Utah tiene un gravamen sobre ingresos tres puntos menor a Massachusetts y el de Texas es 0. El  property tax de Utah es menor que la mitad que el del estado fundador. ¡Menor que la mitad! Si uno es un estudiante que quiere tener su propio negocio y papá no te pone la pasta (y posiblemente aunque te la ponga), ¿dónde vas a establecerte? Allí dónde financieramente tengas más músculo y más agilidad. Y no se engañen, lo mismo pasa con California. Un estado que por sí sólo podía estar en el G-8, tiene una deuda que asusta y, aún teniendo unos impuestos elevados, no solucionan su problema.

Y es que no hay más castañas. Los impuestos altos no atraen negocios y sin empresas no hay crecimiento ni empleo.

Si trasladamos esto a España y contamos con el nivel de nuestra enseñanza, lo que gravan a los autónomos o, simplemente lo que cuesta abrir una empresa (que ahora las administraciones quieren poner agilidad a la hora de poder abrir un negocio y parece que estemos a la vanguardia con el cambio, cuando en realidad es ponerse al día), nos daremos cuenta que la recuperación va a tardar en llegar, y no hablemos del crecimiento. El Estado no genera empleo y sí puede poner las cosas complicadas para que no se genere o fáciles para que se destruya. El empleo público está congelado hasta 2014, así que no contemos con el estado para maquillar las cifras del INEM.

No se crece con impuestos altos. Ahora ya no queda más remedio porque tampoco se alimenta el monstruo público sólo de impuestos, sino de deuda. Y nuestra deuda la quiere tan poca gente, que tenemos que hacerla atractiva devolviendo más por lo prestado.

Y no se engañen, los impuestos altos sólo generan artrosis. No se trata de que la gente que trabaja o tiene una empresa paguen más impuestos. Se trata de que haya más gente que trabaje, así los impuestos podrán dar colchón al gasto público. Cuando alguien venga y les diga que los ricos pagan poco y eso pone en riesgo la asistencia a ancianos, o las becas o la salud pública, respondan la única realidad es que hay poca gente cotizando y, sin empresarios, no habrá más en un tiempo.

lunes, 20 de agosto de 2012

Releyendo a Simmel





“La imaginación produce formas y cosas desconocidas.
El poeta diseña y da nombre y habitación a cosas que
parecen surgir de la nada”

WILLIAM SHAKESPEARE, Sueño de una noche de verano.

 “La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, con nuestro modo de vida, con lo que está pasando…” Coco Chanel
A ojos del sociólogo alemán Georg Simmel (1858-1918), un elemento típico de la modernidad es la moda, por la fugacidad, instantaneidad y rapidez que implica, y junto con ella, la mujer y la publicidad constituyen de manera recíproca y caracterizan la modernidad a la que Simmel agrega como elementos significativos la ciudad, con el constante movimiento, que se da en ella junto con una vida más intelectual que emocional, y su consecuencia: el individuo ansioso, así como la necesidad de estímulos visuales y auditivos, y el dinero, el único elemento abstracto de poder mediante el que establecen relaciones los individuos.

Simmel define a la moda como "la imitación de un modelo dado que proporciona así satisfacción a la necesidad de apoyo social; conduce al individuo al mismo camino por el que todos transitan y facilita una pauta general que hace de la conducta de cada uno un mero ejemplo de ella. Pero no menos satisfacción da a la necesidad de distinguirse, a la tendencia a la diferenciación, a contrastar y destacarse” (Simmel, 1988: 28)

“Culto es aquel que sabe dónde encontrar lo que no sabe”
George Simmel


jueves, 16 de agosto de 2012

VicePresidentes


Una vez que se ha conocido la designación de Paul Ryan como candidato a la vicepresidencia por el partido republicano, se han lanzado las alarmas en el lado demócrata.

En los primeros días desde el anuncio todos los demócratas corrían a utilizar a Ryan como el hombre del saco de los recortes y la pérdida de bienestar social, a lo que los republicanos, desde la posición dominante y de máxima atención que les ha dado el anuncio, han liberado el término "Taxmageddon" refiriéndose al día 1 de enero de 2013, en el que se pone punto final a las exenciones fiscales decretadas por Bush en 2001 y 2003 y día en el que entra en vigor una nueva oleada impositiva relacionada con el ObamaCare que afecta a particulares de rentas altas.

Muchos congresistas y senadores republicanos están pidiendo que se anule el periodo de vacaciones y que se abran sesiones para prolongar las exenciones y hasta Ben Bernanke ha comparecido en el Congreso para advertir del efecto sobre la recuperación que esta medida tendría.  Más impuestos implica menos poder adquisitivo y menos libertad de gasto o de inversión, lo que ralentizaría la recuperación económica.

Así que, visto que no es un buen momento para hablar de economía, los demócratas han cambiado el tema lanzándose hacia la ideología e impacto social y aquí ha saltado el vicepresidente Biden.

Joe Biden | Paul Ryan (Win McNamee/Getty Images)
En un discurso en Virginia y ante un público mayoritariamente afroamericano, ha comentado que Romney pretende quitar las cadenas a Wall Street añadiendo "os las quiere poner a vosotros". Un comentario referido a los años de la esclavitud no es algo que a los españoles se nos haga extraño considerando las constantes referencias en la política nacional a la Guerra Civil, el franquismo  e, incluso, el diezmo, pero es lo que aquí se llama "going dirty" y nadie esperaba estos movimientos, al menos, no hasta septiembre.
No ha gustado, se ha juntado con la filtración de un vídeo que preparaban los demócratas responsabilizando a Romney de la muerte de una mujer, y, claro, se ha avivado el fuego

Conclusión. Los demócratas necesitan principalmente contrarrestar el efecto Ryan, que va a seguir activo unas cuántas semanas más. Por lo tanto necesitan hacer valer al vicePresidente, motivo por el cuál no se ha retractado de su frase, sino que ha devuelto el uso de la expresión como consecuencia de la indignación que generan las propuestas republicanas. Todo ello lo persiguen llevando el debate a su terreno y manejarlo desde su lenguaje, evitando que ni la letra ni la melodía, y mucho menos el ritmo, se lleve desde el otro lado.

Pero las palabras de Biden y el vídeo dan la excusa a los republicanos para hablar de valores y eso abre un nuevo frente.

martes, 14 de agosto de 2012

Poder y privilegio


Dios los hace y ellos se juntan.
El que hace la ley hace la trampa.

Soy muy fan del refranero popular, sus verdades se clavan como puños.

Pequeños gestos son también muy significativos. He leído que la Presidenta del Parlamento gallego ha aprobado la construcción de un nuevo restaurante en el Palacio del Hórreo, sede de la cámara. El asunto es que el restaurante actual, que comparten periodistas, políticos y trabajadores del Parlamento, ofrece un menú de entre 6 y 8 euros y poca privacidad. Sus señorías prefieren un lugar algo más reservado y de un nivel gastronómico superior. 

A mí me gustaría que mi empresa me ofreciera un excelente y completo menú por 6 euros diarios, la verdad, y poco me importaría compartir espacio con compañeros de trabajo, pero a sus Señorías...a sus Señorías no.

Desde siempre se ha dicho que el poder envilece. Que en la medida en que se tiene mucho poder, uno tiende a corromperse en igual proporción. Esto ocurre cuando se utiliza para el beneficio personal o del grupo al que perteneces. Sin embargo, también es cierto que el poder es necesario para lograr la transformación que se requiere en una organización o en una sociedad. Sin llegar a posiciones de poder y de toma de decisiones es muy difícil que quien quiere mejorar las cosas para todos logre el objetivo. Los liderazgos son importantes precisamente por eso: porque pueden (y deben) modelar a quienes tienen a su alrededor. La gran diferencia está en el uso que se le da a determinadas prerrogativas del poder como derechos o privilegios de la persona que lo ejerce para dar rienda suelta a caprichos individuales o del grupo.

jueves, 9 de agosto de 2012

dos cuestiones


Uno:
Scott Brown, el Senador republicano por el Estado de Masachussetts, tiene como rival en la reelección de este año a Elisabeth Warren, una profesora de Harvard y que ha sido miembro del comité de control del TARP (brevemente el TARP es el programa de ayudas a las entidades financieras vía la compra de activos). Warren, hace un año, dijo en un evento que si uno ha conseguido sacar adelante un negocio, no lo ha hecho por sí mismo, sino que ha utilizado medios e infraestructuras que el estado y los impuesto de los demás han puesto ahí.
Esa misma frase la repitió el Presidente Obama hace poco y ha vuelto a entrar en el ciclo de noticias. Obama se ha ido apartando del tema poco a poco, dejándolo otra vez en el lado de Warren.
Evidentemente uno no puede decir una frase así por dos motivos: Si no es por las carreteras, los trenes, los puentes… no iríamos a los sitios, pero ni por negocios ni de vacaciones. Las infraestructuras están ahí para todos como el terreno de juego en el que unos viajan, otros montan negocios… y les irá bien o mal, pero en esto las carreteras tampoco tienen que ver.
Y segundo porque no son los impuestos de los demás los que pagan las infraestructuras. Son los impuestos de todos, incluidos los de aquellos que montan negocios y les va bien o mal y, si te va bien, más pagarás en impuestos.

Dos:
Romney ayer dijo que no querría que Estados Unidos se convirtiera, entre otros países, en España. Por lo que he podido leer ha habido rasgamiento de vestiduras, manos a la cabeza, etc. Tan sólo recordar que puso también como ejemplo a California, con una deuda del doble de lo esperado (¿les suena? Éste es el déficit y resulta que no era exactamente ése)
Y Recordar también que nosotros, no hace muchos meses, decíamos de igual manera cosas parecidas usando a Grecia como ejemplo. ¿Si viviéramos en otra España ustedes querrían en algún momento parecerse a la España ahora mismo?

lunes, 6 de agosto de 2012

¿Una Reina loca?


La demencia de Doña Juana, óleo de 1866 de Lorenzo Vallés, Museo del Prado, Madrid


La locura de Juana es un tema recurrente que ha inspirado numerosas obras en todas las artes; supongo que soy una víctima más de las especulaciones que a lo largo de los siglos han rodeado a este personaje.

Siempre se ha discutido sobre la autenticidad de la locura de la reina Juana. Muchos autores de diferentes épocas ha sugerido que su enajenación era meramente transitoria y que fueron Felipe, Fernando y finalmente Carlos quienes se aprovecharon de ella en beneficio propio. Resulta evidente que la reina tenía comportamientos claramente obsesivos, y que su ánimo oscilaba entre periodos de gran euforia y otros de profunda melancolía. No obstante, no deja de ser llamativo el celo con el que su padre primero y su hijo más tarde, la mantuvieron oculta a los ojos de cualquier extraño. Para muchos historiadores esto evidencia que ambos tenían miedo de que alguien pudiese vera a a reina, o que ésta pudiese ser conocida por el pueblo, pensando que se podrían alzar numerosas voces contra ellos. Este pensamiento, que ambos monarcas tuvieron por separado ya que nunca se vieron ni pudieron compartir impresiones, puede rastrearse en la correspondencia de los dos, pero sobre todo en la que mantuvo Carlos con el marqués de Denia y con su hermana Catalina.

Muchos expertos se plantean la posibilidad de que Juana no padeciese ningún tipo de locura profunda, como se esforzaron en presentar en la época, pero sin duda existía algún tipo de trastorno obsesivo compulsivo, incluso una más que probable bipolaridad, que nublaba temporalmente su juicio. Según esta idea fueron los hombres de su familia quienes procuraron rodearla de personas desconocidas, que conseguían aislarla más que acompañarla.... la corte flamenca, el retiro en Tordesillas y su posterior cautiverio... De este modo se evitaba que la reina tuviese contacto con el exterior y así se hacía más difícil que se descubriese que su locura era menor de lo que se pretendía y su lucidez mucho mayor.

Un misterio más que despierta en mí preguntas sin respuesta.

viernes, 3 de agosto de 2012

semana 1

Siento este retraso de un día, primero y principal, pero las cosas está yendo muy rápidas. Ana, una chica de la que sé por mi profesor LuisMa Calleja, decía que en Estados Unidos se vive bien, pero que todo va rapidíííííííííííííííísimo, y así es. Los días pasan volados y hay tal cantidad de cosas que hacer que pierdes comba si no piensas en el momento. No existe el "dame un tiempo para que me lo piense", sino el "lo pienso y te digo algo". Parecen lo mismo, pero no lo son.

En estos días, ya lo saben quiénes me siguen en Twitter, he conocido al senador Brown (quién acaba de ascender a coronel del ejército, por cierto) y al candidato republicano al Congreso por el noveno distrito de Massachusetts, Adam Chaprales. Y es que esto es un hervidero y, aún así, hay un momento zen sorprendente. Bueno, es agosto; esto no puede más que acrecentar el ritmo