Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 27 de septiembre de 2012

Primer Debate


Una semana más y las cosas están tan apretadas como de costumbre. Nuestro escenario sigue empatado y a la espera de las siguientes encuestas, pero como comentaba hace unos días, llega un punto en el que ya no miras qué dicen las encuestas en sí, sino que comparas aquellas que tienen el mismo método de investigación y análisis. En el escenario más largo, podemos vernos metidos al final de las lecciones en un proceso de recuento que lleve semanas y montones de abogados.

Mientras tanto hemos tenido el primer debate y, por supuesto ganó el Senador Brown a la vez que perdió frente a Warren. El empate es tanto que cualquier evento les iguala a nivel de medios.

El Senador Brown empezó muy duro desde el primer momento pidiendo a Elizabeth Warren aclarar su origen cherokee que alegó en los papeles para formar parte del claustro de la Universidad de Pennsylvania y en Harvard (un caso de protección de las minorías o discriminación positiva). Ella afirma que no fueron determinantes para los puestos a los que accedía, pero aún así hay una casilla marcada y Warren aún no ha aportado pruebas de que su origen sea indio. Ella afirma que su madre lo decía y que ella nunca le pidió pruebas, pero entiendo que cuando te enfrentas a un papel oficial necesitas algo más que la afirmación de una madre, porque yo para la mía soy el hombre más guapo del mundo y por lo que puedo constatar hay una duda razonable sobre esa afirmación. 


En el debate Brown se mostró más cercano, más afable pero sin perder fuerza en las afirmaciones. Warren llevaba la lección aprendida y buscaba reconducir los temas cuando se escapaban de su parámetro.

Pero llegó un momento en el que Brown preguntó por su actuación como abogada en la demanda de unos trabajadores afectados por asbestos y en la que ella trabajó del lado de la compañía de seguros. El acuerdo se cerró en un tope de indemnizaciones de 500 millones de dólares. A partir de ahí Travelers, la aseguradora, ya no pagaría ni un centavo más. Pero al cabo del tiempo una sentencia hizo que ni siquiera tuvieran que llegar a esos 500 millones. ¿cómo es posible que Warren se erija en defensora del trabajador y de la clase media con este historial? La respuesta de Warren fue "Eso no es verdad". Esa respuesta es imperdonable en un debate.

En una campaña hay un equipo de investigación y un tracker. El equipo de investigación debe revisar y analizar a fondo y sin ningún tipo de miramiento a su candidato. Buscan cualquier actuación, buena o mala, para dar al equipo decisor argumentos por si alguno de esos temas sale en campaña. Pero, por supuesto, no sólo lo hacen con su hombre, lo hacen también con su oponente y, así, si en algún momento lo necesitan, sacan el tema para ganar tiempo, ventaja o acabar de darle la puntilla. El tracker, además, sigue al candidato contrario a lo largo de su agenda; le filma, fotografía… es la investigación en directo. ¿cómo es posible que no estuvieran preparados para el tema de Travelers? Esto es algo que a mí, todavía se me escapa.

lunes, 24 de septiembre de 2012

La vida simple

De una cosa estoy segura: el mundo es un lugar complicado. Nuestro entorno es como una sinfonía constituida por múltiples instrumentos, en la que cada uno toca su parte para crear una melodía coherente. Percibir la armonía de una obra musical depende, en gran medida, de nustras habilidades perceptuales. Si estas no funcionan bien, podríamos pensar que los músicos están desafinados. Las demás personas son, quizá, los instrumentos más sonoros de la sinfornía que es nuestro entorno. Ellas dominan la música y se destacan como elementos centrales de nuestra percepción del mundo.

¿Por qué es importante percibir el mundo de manera organizada? ¿Se han perdido alguna vez en una ciudad desconocida? No es nada agradable. Percibir el medio de manera coherente es necesario para sobrevivir. Comprender la complejidad del entorno siempre ha sido decisivo para la supervivencia humana.

La gente que nos rodea es una fuerza poderosísima, al fin y al cabo somos seres sociales. Es más, diría que nuestra supervivencia parece depender de nuestra capacidad para comprender nuestro entorno humano y social. Las alianzas, los enemigos, la asignación de recursos, la división del trabajo, las relaciones interpersonales, la comunicación y la comprensión de uno mismo....

Necesitamos un nivel básico de habilidad social para desenvolvernos en nuestro medio. Sin embargo, a veces el básico es tan tan básico...

jueves, 20 de septiembre de 2012

4 breves puntos


Brevemente:

1.- En la campaña al Senado en Massachusetts tres encuestas que salieron entre lunes y martes daban a Brown 6,4 y 2 puntos por debajo de Warren. La de dos puntos daba al Senador 5 de ventaja hace tres semanas, antes de la Convención Demócrata. Ayer salió una encuesta del Boston Herald con la Universidad estatal de Massachusetts en la que da a Brown seis puntos arriba (50/44), con más de un 20% de potenciales votantes entre las filas demócratas. Aquí se comparan las encuestas, no por resultados, sino por encuestas de la misma agencia. Y Esta noche el primero de cuatro debates. Cuatro, insisto, y para una elección estatal. En España el debate está entre uno o ninguno.
Recuerdo que, jugando con mis padres a trivial de pequeños, a mi hermano le tocó una pregunta en la que había que decir cuántos Soviéticos (imaginen cuánto hace de esto) habían pisado la luna. Mi hermano, a sus ocho o nueve años, dijo "uno". La respuesta era "ninguno" y le salió del alma exclamar "por uno!!!"

2.- Hay una frase recurrente en los medios de tendencia demócrata al hablar de el puesto en el Senado que ocupa Scott Brown desde el 2010 y es "La silla del difunto Ted Kennedy". Kennedy estuvo en ese asiento 50 años y antes lo ocupó su hermano JFK, de dónde salió hacia el despacho Oval. Al utilizar esa frase, implícitamente reclaman en puesto como demócrata. Una especie de "venceremos". Brown estuvo muy hábil al reclamarlo, con todo respeto, como el asiento de la gente del Estado de Massachusetts y es que, cuando aplicas la democracia, por mucha razón que tuviera Tocqueville, hay que recordar que está la institución por encima de la persona que accede a ella.

3.- El famoso 47% de Romney. Hubiera dado lo que fuera por estar presente el día que Messina le dijo al Presidente Obama "tenemos un vídeo de Romney que nos puede sacar de un atolladero grave". Efectivamente, ya nadie habla de un embajador y otros tres ciudadanos asesinados en Libia por un odio a occidente enmascarado de lucha religiosa y, por supuesto, no se habla de qué tipo de medidas se van a tomar.
No sé si el Presidente Obama querrá intentar hacer como si no hubiera pasado nada (han sido cuatro ciudadanos americanos y uno de ellos su representante en un país extranjero) y necesita que no impacte en las elecciones, pero ese vídeo grabado en mayo y guardado hasta hoy le ha dado la vida.

4.- Por último; mientras les escribo escucho la BSO de Amelie, de un músico Bretón llamado Yann Tiersen. No sé qué tienen estos bretones como Tiersen o Prigent, pero hacen música de la que voy a no dar ningún calificativo. Ustedes la escuchan y si no les gusta, no me vuelvan a hacer caso en este tema.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Los límites del pluralismo cultural

De un tiempo a esta parte se observa cierta propensión a reducir la compleja problemática del multiculturalismo a sus aspectos más caricaturescos. Los más alarmistas -a Giovanni Sartori me refiero- llegan incluso a afirmar que a la postre este culto a la diferencia imposibilitaría la más mínima convergencia en torno a valores y principios universales. En cualquier caso, a Sartori hay que reconocerle el mérito de no haberse dejado llevar por los trillados tópicos de lo políticamente correcto y de haberse atrevido a ponerlos en cuestión.

En la sociedad multiétnica se plantean con crudeza dos cuestiones: por una parte, las inquietantes consecuencias de una inmigración incontrolada en los paísees europeos y, por otra, las enormes dificultades de adaptación que presentan los inmigrantes musulmanes en las sociedades democráticas.

Pero no nos llamemos a engaño. La religión musulmana dice que has de obeceder a Dios,  ninguna otra ley.

jueves, 13 de septiembre de 2012

rebajando el perfil


En la carrera al Senado en Massachusetts, Elizabeth "Liz" Warren, la candidata demócrata, pareció salir muy fuerte de la Convención de la semana pasada. Sus más fieles partidarios han visto en ella a una gran líder que se sube a un estrado justo antes del que, a la postre, acabo siendo el discurso mejor valorado de la Convención, el de Bill Clinton.

Pero tan bien valorado que ha eclipsado completamente a Warren y a su discurso tan sólo 12 horas después. Eclipsada tanto por su posición contraria a Clinton, como por la enorme medida del discurso del exPresidente y su, para mí, admirable oratoria.

Y es que tan fuerte venía Warren con su forma de hacer política, que hasta sus estrategas han visto que se estaba desligando de la carrera al Senado y del contacto con sus electores. Y ganar popularidad después de un discurso a nivel nacional es fácil. Lo complicado sería mantenerla y, por supuesto, reducir la diferencia con Brown hasta tomar la delantera, queriendo convertir esta campaña en una especie de presentación para las primarias a las presidenciales de 2016.

Así que han decidido rebajarle el perfil y que se muestre más preocupada de los asuntos de la gente de Massachusetts que de los grandes trazos que fundamentan su ideología. Y es que los progresistas se han perdido muy a menudo por aquí al centrarse en su propio ideario y no en aquello que preocupa a sus constituyentes. Aborto, derechos de la mujer, atacar a las grandes corporaciones, criticar el sistema de lobbies en Washigton… Warren no hablaba de otra cosa desde que empezó a coger velocidad, pero ¿encajaba con lo que los ciudadanos del estado iban a ir a votar el 6 de noviembre? Parece ser, que hasta en sus propias oficinas, han visto que no.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Comunicación electoral

MacLuhan
Sin afirmar, como MacLuhan, que el mensaje es el medio, no cabe duda de que la política se decide en los medios y eso condiciona su desarrollo. La mediación y lo mediado, la forma y el fondo, se entremezclan y se condicionan mútuamente. Éstos son los códigos más relevantes:

Primero: la personalización de la política
Segundo: los sentimientos se comunican mejor que las ideas
Tercero: lo simple se transmite mejor que lo complejo
Cuarto: lo local se comunica mejor que lo universal y lo inmediato mejor que lo mediado

Quinto: lo conflictivo prima sobre lo consensual y la diferencia sobre la concordancia

En estas fechas, con elecciones autonómicas convocadas en España, repasen estas ideas cuando lean información electoral... no creo que me falte alguna.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Warren


Ayer tuvo lugar el segundo día de Convención Demócrata en Charlotte, Carolina del Norte.

Yo seguí el evento por la CNN y la cadena puso en repetidas ocasiones el acento en que varias estrellas de Hollywood andaban por el pabellón dónde está teniendo lugar el evento. Supongo que para contrarrestar el efecto Eastwood. Yo, desde luego, vi las entrevistas a Patricia Arquette y a Eva Longoria, aunque no recuerdo haber visto ninguna película de alguna de las dos. Bueno, creo que en Ed Wood trabajaba Arquette, pero estaba Johnny Depp y él eclipsa a casi todos (salvo a Geoffrey Rush, Ricky Gervais y gente así).

El caso es que el plato fuerte era ayer Bill Clinton, pero antes que Clinton estaba Elizabeth Warren, que es la candidata demócrata a la silla del Senado que está en juego este año en el estado de Massachusetts.

Massachusetts es un estado demócrata. Yo creo que ha sido siempre más bien Kennedy-sta y el halo Kennedy ha arrastrado el voto del Estado. Por ejemplo, sólo Eisenhower y Reagan han ganado aquí en sus presidenciales, lo que da una idea de cómo de fuerte ha de ser el candidato republicano para que se haga con Massachussetts en unas elecciones.
Scott Brown

Pero en el mismo periodo los Gobernadores han sido 7 republicanos por 6 demócratas, (en realidad 5 demócratas, porque Dukakis lo fue en dos mandatos no consecutivos). Ahora, Senado y Congreso están casi copados por los los demócratas si no es por… Scott Brown, el actual senador y a quién desafía Elizabeth Warren. 

Elizabeth Warren

Warren está cinco puntos por debajo en intención de voto del Senador Brown y esto según una agencia de tendencia demócrata. Pero además esa misma encuesta afirma que los ciudadanos de Massachusetts no ven a Brown demasiado conservador (lo es sólo a nivel fiscal)  siendo un 54% quiénes lo ven correctamente posicionado en ideología y sí ven a Warren demasiado progresista (41%). Es más, hay un considerable índice de votantes (20%) que votarían a Brown y a Obama como presidente.

Así que ¿Qué hizo ayer Warren en la Convención? Lo que aquí se llama agarrarse a los faldones del Presidente para intentar elevar elevar su perfil. Lleva dos semanas sin apenas hablar de su rival ni del estado y buscando a Romney y a Ryan en cada esquina, además de seguir la estela de Obama e intentar aparecer alineada en todo con el Presidente a ver si así recupera ese espacio… pero es que compite por el Senado en Massachusetts, no por suceder a Hillary Clinton o a Geithner, algo que puede pasar si pierde, claro. Bueno… a Geithner no creo en función de qué configuración tenga finalmente el Congreso.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Decía N el otro día eso de... y ahora la democracia, por favor.

Se suponía que el Parlamento era ese espacio. Se suponía que ese espacio era real y estaba lleno. Nada más falso. Para que ese lugar hubiera estado, a gusto de Sócrates, suficientemente vacío, tendría que haber sido realmente algo a lo que podríamos llamar "el lugar de cualquier otro". También podríamos llamarlo "Razón" o "Libertad". Lo importante no es ponerle nombre, no. Lo importante es entender en qué consiste que el lugar de los ciudadanos -o el que debiera ser de los ciudadanos- esté vacío.  Vacío de talento, vacío de esfuerzo, vacío de razón.

Y si vacío estuviera podría ser ocupado por cualquiera, sólo en ese sentido sería en verdad el lugar de todos, a fuerza, precisamente, de no ser el lugar de nadie, a fuerza de que nadie pueda apropiarse de ese lugar y decir que es un dios, o un príncipe con más derecho a estar ahí que los demás.

Un lugar de todos y de nadie, un lugar vacío que cualquiera puede llenar con su talento, con sus ganas... sin que por eso deje de estar vacío. Se trata de una aparente paradoja que no es sólo aparente: es en realidad mucho más enigmática y profunda de lo que parece a simple vista. Tanto que toda la historia de la filosofía, al menos en una de sus columnas vertebrales, la Ilustración, ha consistido en profundizar en este enigma político.