Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 30 de mayo de 2013

Organizaciones que funcionan

Suena a vacilada, lo sé, pero he tenido la fortuna de ir tres veces al Bulli. De la mano de Juli Soler, al que deseo desde lo más profundo toda la mejor vida y alegría que pueda acaparar nadie tras el diagnóstico de su enfermedad, pude asistir a un lugar en el que, a poco que te fijes, lo que comes es el motivo central de una organización que funciona. Y funciona como pocas organizaciones en el mundo.  Otros ejemplos, McLaren o los Bulls y Lakers de Phil Jackson; equipos de talentos completamente focalizados en el objetivo.
Adrià y Soler, como Dennis y Jackson, están o han estado al frente de organizaciones para las que la planificación, el entrenamiento y la revisión a fin de pulir detalles y llegar obsesivamente a la perfección. La perfección, como el absoluto que es, no existe, pero ninguno de ellos maneja la palabra con ligereza, sino con compromiso.


En el Bulli conocí a Pol Perelló, Ferrán Centelles, los Luises… y tras el golpe de efecto de la comida me empecé a fijar que todos ellos, junto a encargados de mesa, camareros, someliers, jefes y personal de cocina, desarrollaban una actividad precisa en la que todo estaba medido, planificado y si ocurría un contratiempo la reacción era tan precisa que parecía que la habían estado ensayando minutos antes (y puede que fuera así). Como anécdota, una noche, ya entrada la cena, un amigo especialmente locuaz miró al suelo y dijo “en un restaurante siempre pierdo dos cosas; la vergüenza y la servilleta”. En ese momento, mientras acababa la frase, la responsable de nuestra mesa le estaba deslizando una servilleta nueva a la vez que decía “lo segundo lo podemos solucionar nosotros”. Un muy buen slogan y una actitud que respondía con exceso, cualquier expectativa.

Pues bien, todo este texto para decirles que ayer estuve en un restaurante en Madrid que se llama bAravaca. Acaban de abrir y la calidad de su materia prima es fantástica. La cocina, que tiene al frente a José Fernandez Roch, espectacular y sus operaciones, tiempos, atención al cliente, actitud, eficiencia… proyectan muy buenas perspectivas.


Mientras cenaba ayer me preguntaba si organizaciones como las que hemos hablado, porque todas han tenido que empezar, tuvieron un arranque igual de determinante. No prometedor (las promesas sólo sirven para decepcionar), determinante.

lunes, 27 de mayo de 2013

Preocupaciones insanas


Sorprendo a un grupo de amigas hablando de un tema macabro: ¿enterramiento o incineración? Una de ellas argumenta con tal convicción plástica sobre la repulsión que le produce la idea de gusanos entrando y saliendo por los ojos, que deja dialécticamente desarmados a los partidarios del fuego. Así, hasta que otra, sobrepuesta al asco que a todos nos inspira el espectáculo de la descomposición corporal, lanza un argumento inesperado, cultural y sorprendente: que la quemen le resulta intolerable, pues no puede separar la idea de los hornos crematorios con la imagen de los campos de concentración nazis.

Lujos de fantasía, digo yo, de hombres y mujeres cultos, que siempre se preocuparon mucho de estas cosas. Erasmo ya habló con acierto de la soberbia perseverante de la gente frente a la muerte.

Me resulta curioso que tantos hombres importantes se preocupen tanto, se obsesionen incluso, por disponer de un futuro que no les debería preocupar nada, salvo causar las mínimas incomodidades a los que tienen que cargar con el muerto. Cuando a Sócrates le preguntaron cómo quería ser enterrado, dijo: "como queráis"

jueves, 23 de mayo de 2013

Eligiendo Alcaldes


El pasado martes se celebraron las elecciones a la alcaldía de Los Angeles. El hasta ahora alcalde, Villaraigosa, llegó al final de sus posibles mandatos así que tocaban elecciones.

Se presentaban varios candidatos pero, como habitualmente, sólo dos serios contendientes que pasaron las primeras elecciones del 5 de marzo sin una mayoría clara y, por tanto, se enfrentaron de nuevo el 21 de mayo. Estos "finalistas han sido" Eric Garcetti y Wendy Greuel. Ganó Garcetti (judío, pese a que el apellido claramente italiano hiciera pensar que católico).
Eric Garcetti

Aclarar varias cosas; la primera que ambos contendientes son demócratas. Ya sabemos que las elecciones en USA son personalistas (votas al candidato, no al partido) Pero las de la alcaldía de LA (como ocurre en Chicago) son elecciones de las que se llaman non-partisan, es decir, no tiene porqué haber candidatos por distintos partidos, sino que distintos candidatos, aún siendo del mismo partido, pueden competir por las mismas elecciones.

La segunda que Los Angeles, la zona metropolitana para la que las elecciones fueron convocadas, abarca 3,8 millones de personas y es la segunda ciudad más populosa de Estados Unidos.

Pues bien, Madrid tiene 100.000 habitantes más y de elecciones nada. ¿No sería fantástico poder tener un alcalde electo a través de la percepción de su adecuación al puesto? ¿No sería genial que si se quisieran presentar Esperanza Aguirre y Ana Botella por un lado y Lissavetzky y, no sé, Maru Menéndez por el otro (sobre el panorama, que me podría inventar los nombres) pudieran competir los cuatro?

En fin...

lunes, 20 de mayo de 2013

Resumen de prensa

Estos últimos días no he leído la prensa, decisión que no partió de ninguna voluntad deliberada, al contrario, vino impuesta de manera natural por cansancio y desgana. Estas acometidas de vagancia lectora, que una no se atreve a fomentar para no contribuir al número vergonzoso de gente que nunca abre un periódico, tienen en cambio algunas ventajas. Como sucede con las separaciones entre enamorados, si no son largas, avivecen el amor y convierten el reencuentro en una fiesta, o en un tripi, eligan ustedes.

No recordaba haber leído los periódicos con tanto entusiasmo como hoy. Hasta acaba una por entender esos artículos cargados de doctrina, soberbiamente instalados en la topografía celestial de las abstracciones, que si no aportan mucho a la clarificación de las ideas, tienen en cambio una magnífica apariencia exterior, casi honorable.

En estos días de inocencia, tampoco disgusta ver en los periódicos las recomendaciones de los moralistas, tan atentos ellos a los movimientos más recónditos del alma humana. Ni tampoco las graves reconvenciones de los censores, tan seguros en el alto de su caballete, esa rama tan frágil. Tampoco los terrores que anuncian los profetas. Vamos, que hoy podría tragarme cualquier cosa.

jueves, 16 de mayo de 2013

Si eres responsable, presenta responsabilidades


Si el martes muchos se llevaban las manos a la cabeza por el tema de la incautación de listas de llamadas a Associated Press realizada por agencias de seguridad americanas en el seguimiento de filtraciones hacia terrorismo en Asia, ese mismo día salta la noticia de que el IRS (Agencia Tributaria Americana) liberó documentos relativos a donaciones realizadas a grupos conservadores que apoyaban a Romney.

Si el primer caso se está investigando y el Presidente Obama ha prometido mejoras en la legislación para fortalecer la actitud de los periodistas de no revelar sus fuentes pero con cautela porque es un tema que afecta a la Seguridad Nacional, el segundo ha visto ya a la dimisión del Director del IRS y al Fiscal General, Eric Holder, delante de una comisión del Congreso explicando lo sucedido.
 
Eric Holder, Fiscal General, ante la comisión de investigación
de la filtración del IRS ayer miércoles 15 de mayo de 2013 
Si el primer caso es una práctica, entiendo que, habitual en materia de seguridad nacional pero debe ser siempre precedida de una orden judicial, la segunda es meramente un ventajismo infantil en una personalidad que ha creído que la democracia es sólo que ganen los tuyos porque hay buenos y malos (que, por cierto, me sorprende por la mañana oír anuncios en la radio de instituciones educativas y que ninguna dé cursos de revanchismo. Ayudaría a posicionarnos mejor en el Informe Pisa, desde luego).

Pero lo más relevante es que en un solo día desde que salta la noticia el Fiscal General ha tenido que presentarse ante el Congreso a dar explicaciones y, como manda lo estricto del sistema, en una mesa, abajo, mientras que presidiendo la sala están los congresistas de la comisión, que por algo han sido elegidos por la población. Vuelvo a quejarme, sí, de que en España somos terriblemente informales con el tema de rendir cuentas y dar explicaciones de aquello de lo que somos responsables, empezando por la Carrera de San Jerónimo. Aquí, más que asumir responsabilidades, gustamos más de echar culpas.

lunes, 13 de mayo de 2013

Regeneración tras una crisis: algo más que una bonita anécdota


Ayer leía en El País un artículo de Jordi Soler llamado “El reverso de la crisis” (http://elpais.com/elpais/2013/05/08/opinion/1368011372_041825.html) en el que Soler rememora a Orwell para hablar de cómo en Gran Bretaña, ante la escasez producida por la Segunda Guerra Mundial, los británicos acudían a nuevos (antiguos) entretenimientos como el canto, la conversación o el deporte porque todo lo que los últimos años habían aportado a la sociedad de ocio había, literalmente, despararecido. El chocolate ya no era una golosina, era un antojo, los jardines públicos se cedían para la creación de huertos y los británicos que no habían sido movilizados cultivaban en vez de ir al pub. Las comunidades funcionaban y, entre ellas, negociaban buscando dentro de lo posible un abastecimiento razonable. De nuevo las naciones sajonas mostraban la vía de la generación de comunidades para mejorar la sociedad.

El punto de Soler en su artículo radica en que esas comunidades y ese tipo de comportamiento económico surgen ahora en España con la crisis; trueque y  bancos de tiempo que se sobreponen al dinero o al mercantilismo oficial. Y concluye “La crisis, en suma, resucita cada día valores que había sepultado la bonanza económica, valores como la solidaridad, la compasión y el espíritu de sacrificio, que convendría conservar el día en que la crisis se aleje y volvamos todos a ignorar al vecino, y a mirarnos abismados el ombligo.”

Pero no es suficiente. Es andar la mitad del camino o, como ha pasado mucho en España, conformarse con el primer florecimiento. Yo tenía un profesor en la universidad llamado Vicente Donoso que me enseñó que una crisis elimina capital innecesario y obsoleto. Los británicos, tras la SGM, reconstruyeron su país yendo a levantar escombros tras trabajar (al igual que los alemanes, por cierto). Mientras rusos y americanos se disputaban la tecnología alemana para lanzar cohetes, los ingleses la aprovecharon para hacer coches y tractores y revolucionaron tanto la ingeniería como el diseño en las décadas de los 50 y 60. Tanto que aún merece la pena darse la vuelta cuando pasa un Jaguar E por la calle, por poner un ejemplo.

Querría ver qué florece en España tras esta crisis, porque si no, volveremos a lo mismo de siempre; a ser intermediarios y pegar los pelotazos más grandes en épocas de bonanza y las depresiones más devastadoras en las épocas de crisis.

jueves, 9 de mayo de 2013

Premios y Premiados


Hay premios que son la máxima aspiración de los candidatos y hay premiados que son la máxima aspiración de los certámenes.

Hemos oído historias y visto películas en las que desde Suecia se hacen llamadas nocturnas a personas que han dedicado su vida a una labor, han marcado un momento importante en un campo concreto y que, por tanto, son reconocidos con el Nobel. O cómo el hecho de que te concedan un Oscar hace a los profesionales del cine emocionarse, especialmente si la labor es de las calladas o los formatos son de públicos minoritarios. Lo mismo con Cannes, Berlinane o Venecia.

Y luego están los premios que buscan obtener reconocimiento premiando a Nadal, Alonso, Umberto Eco... o los festivales de cine que premian a Salma Hayek, Antonio Banderas o cualquier actor que saben que acudirá a recoger el premio. En todos estos ejemplos el certamen o evento es premiado con la asistencia de la personalidad, la personalidad atrae a la prensa y eso publicita el galardón, lo que premia, doblemente ahora, al certamen o evento.

Pues en política pasa algo similar (y ya hemos hablado de esto en el blog: Alexandre Auguste Ledru-Rollin, el radical francés que dijo; "Ahí va mi gente. Debo averiguar hacia dónde van para así poder liderarles").
Lo veo con el tema de la consulta en Cataluña: CiU y ERC lideran un movimiento para poder realizar una consulta que pregunte a los catalanes (supongo que, por “catalanes”, abarcamos los empadronados en alguna de la cuatro provincias) acerca de Cataluña como nación independiente de España. Todo esto se enmarca en un escenario en el que Artur Mas encuentra su rol de ser quien tira del carro en un tema que se nos plantea como la voluntad de la mayoría de los catalanes.
Entiendo esa voluntad como el derecho a ser consultado, no a ser independientes, que será lo que dirima la propia consulta.

Bien: Mas y Junqueras han decidido montar el evento y liderar la iniciativa. Pero Pere Navarro (PSC) no se mueve en un sentido abierto, porque no sabe dónde se mueve su gente. No conoce a su electorado.
Puede conocer su voto fiel, pero a sabiendas de que con ellos no llegará a Sant Jaume, quiere buscar en otros segmentos y no conoce quiénes son ni dónde están aquellos que le observan como posibilidad en unas elecciones pero tienen que ser convencidos.
Así que se mueve según ve caer los hechos. Esto, inevitablemente, refleja duda y la duda no genera liderazgo.
Busca ser el certamen que atraiga una “estrella” (posicionamiento razonable) para poder encontrar reconocimiento, pero todas las “celebridades” parecen estar comprometidas con otras organizaciones.

lunes, 6 de mayo de 2013

Un acto individual, una acción colectiva

Cuando en 2009, la Secretaria general del PP,  Mª Dolores de Cospedal, realizó unas declaraciones calumniosas para el gobierno socialista acusándolo de practicar escuchas ilegales, un grupo de internautas simpatizantes y/o militantes del PSOE usuarios de Facebook se puso de acuerdo en la red para querellarse contra ella. En el momento en que el juez citó a las partes para el incidente de conciliación al que De Cospedal no acudió porque carecía de pruebas para sostener sus palabras, la iniciativa de procesarla contaba ya con 7.500 firmas de apoyo. Las redes sociales, como parte del ciberespacio, son el ámbito del debate contemporáneo de todo tipo, singularmente el político. De ahí que los partidos desembarquen en todas con la urgencia propia del sentido de supervivencia.

Sin embargo, esta activa presencia de los partidos en las redes viene contrarrestada por una de las características más decisivas de éstas: su enorme fragmentación. La red es un entrecruzamiento dinámico, una especie de efervescencia mundial pero está en funcionamiento gracias a los actos aislados de millones de participantes. El sujeto último de la acción colectiva virtual es el individuo a solas ante la pantalla de su ordenador con el twitter abierto.