Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 9 de febrero de 2012

primarias+



No es que no quiera hablar de los resultados de las primarias De Colorado, Minessota y Missouri. Lo que ocurre es que la carrera es larga, la sorpresa de Colorado grande (aunque los núcleos urbanos volvieron a ser de Romney) y Maine está en primarias hasta el sábado. Dos votaciones más, luego Washington y, entonces, el superMartes; 11 estados con primarias el mismo día y en el que Massachussetts se pone en juego.


calendarios del SuperMartes



Para que se hagan una idea, en las primarias de 2008 McCain ganó en 31 convocatorias, Huckabee en 8 y Romney en 11. Y otro dato, Romney dejó la campaña a la nominación el 7 de febrero (el superTuesday fue el 5 de febrero) y Huckabee el 4 de marzo. Aguantaron unos meses más Ron Paul y Alan Keyes pero sin haber ganado ni un solo estado. Keyes desde luego no les sonará mucho a fecha de hoy, pero hagamos una reflexión sobre Ron Paul.


Ron Paul es un hombre de ideas libertarias; esto significa gobierno y legislación mínimas porque con la Constitución vale. Máxima capacidad y disponibilidad de recursos propios a los ciudadanos y una muy desarrollada conciencia social. No como la entendemos aquí, claro, pero sobre todo hay que destacar que es un hombre con un ideario y lo defiende hasta dónde ya no es posible seguir más. Uno puede estar o no de acuerdo con su filosofía, pero yo admiro su determinación y consistencia. Ya lo anotaba ayer en el blog de Santiago González y es que es normal en la política occidental que los que defienden el aborto, estén en contra de la pena de muerte pero, a la vez aprueban la eutanasia. No quieren un ejército fuerte, pero sí subir los impuestos (desproteger + desproteger). Dicen que todos somos iguales, pero no protestan abiertamente contra lo que ocurre con las mujeres en Oriente Medio o África. No, África es víctima exclusiva de la explotación de Occidente (Aidid, Bokassa o Idi Amin también víctimas) y Oriente Medio de la actitud terrorista de Israel y eso enmascara cualquier otra circunstancia.


Volviendo al superTuesday, lo más divertido es el aftermath, porque hay posibilidades de;
   - ganar el superTuesday
   - de ganar varios de los estados más importantes por número de delegados que se ponen en juego (Georgia-76, Ohio Primary-66, Tennessee-58, Virginia-49, Oklahoma-43, Massachusetts-41)
   - ganar más estados que tu rival independientemente de su peso (el de los estados, no el de Gingrich)
   - o, incluso, para Romney y el propio Gingrich ganar o perder sus estados de origen, Massachussetts y Virginia.
Hace gracia ver los malabares que pueden resultar de las votaciones, mientras que en España, salvo el PSOE en las últimas elecciones, todos siempre se han considerado ganadores.

4 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Es verdad que queda tiempo, que quedan muchos estados por votar y que la victoria de Santorum en los tres últimos estados no parece muy relevante pero aun así la cosa está emocionante.

Para ganar a Obama (experto en comunicación, prensa nacional e internacional a su favor, repunte de la economía…..) hará falta una candidatura republicana fuerte y creo que llegado este momento, todos los republicanos deberían apostar por el candidato que realmente tenga posibilidades frente al Presidente. Es lo que comentaba el otro día: elegir el candidato elegible y no el deseable.

Como en casi todas las elecciones, los votos que suelen decidir el resultado final son los de centro, y como en Estados Unidos se tenga la misma opinión que se tiene en España de Santorum (radical católico), no creo que este candidato logre aunar votos de todos los lados.
Y aunque Santorum tiene ahora mucho impulso y motivación, yo sigo pensando que la candidatura más sólida es la de Romney.

Nrq dijo...

¿Y no es curioso cómo el principio de autoridad moral religiosa impone en el voto? Luego decimos que la izquierda actúa con base en absolutos morales.

Nrq dijo...

... Y Romney ganó en Maine ajustado con Paul. Demografía y sociopolítica en estado puro

Louella Parsons dijo...

¿Y no es curioso cómo el principio de autoridad moral religiosa impone en el voto?

Totalmente y, de hecho, Obama ha cedido a las presiones de la iglesia católica que se oponía frontalmente a la obligación de ofrecer métodos anticonceptivos a sus empleados. El voto católico es fundamental para que Obama gane las elecciones.

Además, este asunto tan controvertido estaba siendo utilizado en la campaña por los candidatos republicanos en estas primarias.