Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 18 de junio de 2012

Lo global no es esférico, no


La globalización ha tenido en los últimos años múltiples portavoces y adversarios que han escrito miles de páginas sobre un fenómeno que, por supuesto, va a salvar el mundo o acabar con él.


Su perspectiva ha sido en no pocas ocasiones ideología camuflada bajo el acogedor manto de la ciencia y los números, casi siempre interpretables. En todo caso, lo macro ha tendido a eclipsar a lo micro incluso para muchos altermundialistas y, desde luego, la realidad local ha quedado fuera de juego.


Quizá los cambios no eran fáciles de explicar con las viejas estructuras ligadas al Estado-Nación y a un mundo sin internet o sin mercados financieros como los actuales.


De hecho, podríamos discutir acerca de las líneas por las que podría discurrir la disciplina, considerando que no sólo hay un proceso de formación de instituciones globales y de interdependencia creciente entre los estados-nación del mundo, sino también, procesos locales que forman parte del fenómeno que desmienten muchos tópicos.


Los europeos lo estamos viviendo en nuestras carnes.

No hay comentarios: