Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 23 de julio de 2012

Política, crisis y juego de tronos

Los columnistas se han puesto solemnes hoy, pendientes de que la Bolsa baje de los 6.000 puntos del IBEX. La prima se situaba esta mañana por encima de los 630 y pareciera que todo el mundo se prepara para recibir a los hombres de negro; una locura.

Algunos llaman a gritos a Aznar, otros nos recuerdan la Alemania de 1930, con el nazismo en alza, y los más insisten en que vivimos la España de 1950.

Lo cierto es que todos tenemos un amargo sabor en la boca. Ayer, Feijóo, Presidente de la Xunta de Galicia, aseguró en una entrevista concedida a La Voz de Galicia que está en disposición de bajar el número de diputados de la Cámara gallega de 75 a 60. Hoy he tenido el placer de leer en ese mismo periódico que, of course, PSOE y BNG se oponen. Aseguran que ese hecho socava la representatividad de los grupos. El PSOE interpreta el anuncio como una maniobra para "tapar una nefasta gestión en términos económicos" y el BNG encuentra "otra evidencia de que el PP lo que busca con la disculpa de la crisis es romper los más elementales derechos democráticos"

A la espera de crónicas políticas desde EEUU más edificantes yo me pido ser Jon Nieve, vigilar el muro y decirme una y otra vez que esta guerra no va conmigo.


2 comentarios:

Olivia dijo...

Acabo de consultar en la wiki quién es Jon Nieve, aunque no he conseguido enterarme qué quiere decir lo de vigilar el muro, aunque puedo intentar imaginarlo.

Apreciada Tasmania, ojalá lo consiga, más que nada porque en este momento sólo el estar quietos y observar es, por impotencia, nuestra única opción, en mi humilde opinión.

Otra cosa son las responsabilidades en este asunto, que son de todos.

El otro día estaba en un bar y tenían puesta la tele; en ella salía ese señor que ganó el juicio contra su banco, el que le aconsejó las "preferentes". Decía que estaba muy contento porque se había hecho justicia.
Que él, decía, no era un inversor, sólo era un ahorrador (supongo que desconoce qué son las cartillas de ahorro).

Las mayoría de los presentes en el bar, estuvo muy de acuerdo. Da igual que tengan planes de pensiones, fondos de ¡inversión!;ellos son unos inocentes que viven en un país de pícaros. Así se hacen los países, unos echan la culpa al de al lado y otros la reconocen en ellos.

(Al margen de casos de abusos de confianza con personas ya mayores, que simplemente ni sabían ni saben)

jano dijo...

Esta guerra va contigo, querida TASMANIA, como va con todos los que nos sacrificamos en una batalla que no ganamos, sin el apoyo de los verdaderos causantes del desastre.
Lo del muro, supongo, será un muro/muralla lo suficientemente grande para poner a tanto mamón en fila y...¡ Acojonarlos...Con balas de goma!.
Un saludo.