Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 2 de julio de 2012

Mi medio

Me puse en pie, como un nuevo ser enteramente, tendí los brazos para abrazar el mundo. Nada había cambiado; era el mundo que siempre había conocido. Pero ahora lo veía con otros ojos. Ya no intentaba escapar de él, evitar sus males o modificarlo en el menor sentido. Era por completo de él y estaba unida a él. Había atravesado el valle de la sombra de la muerte; ya no me avergonzaba de ser humana, demasiado humana... incluso.

1 comentario:

Artanis dijo...

Aceptarnos es un paso muy atrevido al que pocos osan. Y, respecto a caminar por el Valle de la Muerte, Woody Allen añadía aquello de "correré por el Valle de la Muerte, porque corriendo se sale antes". Ironías aparte, debe ser aombroso sentirse en lo alto de la ola. Llena de capacidad. Enhorabuena.