Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 16 de julio de 2012

Releyendo a Moravia

Releer libros viejos es un placer del que disfruto a menudo... Mientras leo una novela actual -o no- acostumbro a revisar en la biblioteca antiguos títulos, a veces encuentro algo, a veces no. Este fin de semana me encontré con "El Desprecio" de Moravia. No, en realidad me encontró él a mí, por el modo en el que se me echó a los ojos...

"Durante los primeros dos años de matrimonio, mis relaciones con mi esposa fueron -hoy puedo decirlo- perfectas. Quiero decir que, en aquellos dos años, el acuerdo de los sentidos, completo y profundo, iba acompañado por ese oscurecimiento o, si es preferible, por ese silencio de la mente que, en semejante circunstancia, suspende todo juicio y se remite sólo al amor para cualquier valoración de la persona amada. En resumidas cuentas, Emilia me parecía carente por completo de defectos, y lo mismo creo que aparecería yo ante sus ojos. O tal vez veía sus defectos y ella veía los míos, pero, por una misteriosa transmutación producida por el sentimiento del amor, se nos mostraban ambos no sólo perdonables, sino incluso amables, como si, en vez de defectos, hubiesen  sido cualidades, aunque de un género muy particular. Sea como fuere, no nos juzgábamos; simplemente nos amábamos."

La historia de Penélope y Ulises remite a la historia de Ricardo y Emilia. Ricardo dice hacia el final de la novela: "Como en las cajas chinas, cada una de las cuales contiene en su interior otra más pequeña, la realidad parecía contener un sueño que a su vez contenía otro sueño, y así hasta el infinito"

El Desprecio es, a mi juicio, un texto que analiza otros textos, los literarios y los cinematográficos.


1 comentario:

Artanis dijo...

"El Desprecio" -que tiene una peculiar adaptación cinematográfica ambientada retóricamente en el mundo del cine- parece tratar uno de los temas preferidos del romano... el amor conyugal (que no en vano es título de otra de sus obras). Los misterios, pactos, agresiones y corrientes ocultas que laten en el seno matrimonial. La propia vida del autor, en sus años de matrimonio con la española Carmen Llera, fueron objeto de polémica, y ella fue puesta en el punto de mira por diversos sectores que estaban dispuestos a aceptar las reflexiones del autor sobre el papel, pero no a aceptar que se cristalizaran y se hicieran vox pópuli...
El matrimonio en la Literatura, sigue siendo una aventura comparable a perseguir a la gran ballena blanca o a descubrir en qué cuadrante de la isla está enterrado el tesoro... O puede que, en verdad, se acerque más a la historia de Jeckyll & Hyde...

Y sí... es magnífica esa sensación de que un libro se te echa en brazos. Hay algo mágico... una señal.