Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 7 de febrero de 2013

20 de abril

Hoy vamos a hablar de cualquier cosa menos de política y corrupción.

Estaba viendo en youtube la conferencia de Joaquín Reyes para "La Música Contada" que se organiza en la Universidad de Málaga y me hizo recordar la canción más nazi, megalomaníaca, vanidosa y egocéntrica que he oído en mi vida. "La Música Contada" es una serie de eventos en las que los invitados, normalmente gente relevante del mundo de la cultura, hablan unos 90 minutos acerca de su relación con la música a lo largo de la vida. Reyes, tras hablar de las canciones más reseñables de su infancia habla de dos canciones que le producen el efecto de "bajón" (literal) más absoluto. Una es "el gato que está triste y azul" de Roberto Carlos y la otra "20 de abril" de Celtas Cortos y es esta última la que me parece uno de los mayores ejemplos de desorden de la personalidad que he oído nunca.

Lo que parece una carta de rememoración y búsqueda de los viejos amigos (la interpretación Reyes es más explícita y divertida) es en realidad un bombardeo continuo de reproches y autoafirmación que haría levantar a Skinner de su tumba y liarla a lorazepam.

Revisemos juntos:

20 de abril del 90 /hola chata, ¿como estás? /¿Te sorprende que te escriba? /Tanto tiempo es normal
Hasta aquí todo bien. Lo de "chata" es un poco años 50, pero bueno, tampoco sabemos cuando Cifuentes y esta chica, de la que ha tenido la delicadeza de no nombrar, se conocieron.

Pues es que estaba aquí solo /me había puesto a recordar /me entro la melancolía /y te tenia que hablar
Reyes explica muy bien esto, así que no voy a competir

¿Recuerdas aquella noche /en la cabaña del Turmo? /Las risas que nos hacíamos /antes todos juntos
Nostalgia y recuerdos, aceptable

hoy no queda casi nadie de los de antes /y los que hay han cambiado, /han cambiado, SIAquí empiezan los problemitas. Cifuentes no es capaz de encajar la evolución personal como un componente vital, no. Aquí o estás con él en el mismo rollo o eres un desgraciado que has traicionado los valores que firmaste con sangre en la cabaña del Turmo. Eso sin hablar de todos los que, parece ser, han caido por el camino. ¿Pero qué clase de fiestas hacían en esa cabaña? Ojo, que "Ya no queda casi nadie"... ¿cogió de sorpresa a casi todos que las drogas matan? Y claro que los que hay (que será "hay" y no "quedan" por motivos poéticos) han cambiado... ¡como para no! viendo caer como moscas a casi todos... pues una desintoxicación es lo que se tercia. Lo que no entiendo es el organismo ultra-resistente de Cifuentes, que así sigue y encima llamando "acojo***" a los que abandonaron la balsa.

Pero bueno, ¿tu que tal? di /lo mismo hasta tienes críos /Que tal te va con el tío ese? /espero sea divertido
Lo mismo, sí. Lo mismo decidió ser madre (aunque a juzgar por el ritmo de vida en la época de la cabaña habrán rezado mucho durante el embarazo), ya ves qué locura seguir adelante con la vida. Pero lo más gracioso es lo de "el tío ése". Vamos, que le da igual si es Luís, Juan o un Orangután. Es aquí dónde me entra la sospecha de que quiere llevársela de nuevo a la cama. Parece decir "Si no me importa tu vida, por mí como si eres astronauta. Esto es una toma de contacto para ver si te cazo otra vez"

Yo la verdad, como siempre /sigo currando en lo mismo /la música no me cansa /pero me encuentro vacío
Claro, y para ocupar la vacuidad y la náusea, pues a ver si haciendo un poco de ruido por ahí, me distraigo

Bueno pues ya me despido /si te mola me contestas, /espero que mis palabras, /desordenen tu conciencia
Me despido tras dos líneas en las que ni me he interesado por lo que te pasa, te he dejado claro que soy famoso cantando y tú, pringada, cambiando pañales y pagando una hipoteca con el maromo ése que te agenciaste porque yo cada mañana te pateaba de mi cama, que necesitaba mi espacio para componer... ¿a que fastidia que nos haya ido tan distinto?. Y si me contestas, me da igual, porque ni siquiera sé si voy a poner remite.

Pues nada chica, lo dicho /hasta pronto si nos vemos /yo sigo con mis canciones /y tu sigue con tus sueños.
Pues eso, que si te veo no cuentes con que te salude. Voy a seguir grabando discos mientras tú te consuelas leyendo el Pronto.

De todo esto, lo que menos entiendo, es que la gente en los bares la canta como si fuera una canción romántica en exceso.

Y luego nos extrañamos de lo que pasa en España.

4 comentarios:

Tasmania dijo...

JAJAJAJA es una canción horrible, N

Napo dijo...

Pues no sabía quién era ese tal Reyes y supongo que mañana a estas horas no me acordaré de él. Me parece tan o más imprescindible que yo para la humanidad.

Churchill decía algo parecido de un político inglés.

(+/-) “Llega Fulano en su coche a verme. Se abre la puerta del coche y se baja Nadie”.

Anónimo dijo...

Muy pero que muy divertido, es que una letra muy sobrada que da para mucho. Donde esté José Feliciano y su ritmo tropical...

Cantelar dijo...

Me parto, tío... Siempre pensé que en esta canción el tío iba muy de "sobrao", en plan, como dices, "ya ves dónde estoy y tú seguro que eres una perdedora" y lo de "espero que mis palabras desordenen tu conciencia" es algo así como "me he levantado esta mañana con ganas de esparcir mierda entre mis fantasmas... eso sí, por carta y que me oiga todo el mundo, no sea que los vea en directo y me vuelva a hacer pis encima". Me he reído un rato, compañero.