Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 11 de febrero de 2013

Maldad

Es mentira. El mal es una opción vital para todos, no sólo para quien fue víctima de una infancia difícil o de unas condiciones sociales injustas, por no hablar de una educación deficiente. Optar por la maldad es una decisión libre, que afecta igual a ricos que a pobres, aunque se manifieste de manera distinta en unos o en otros. Lo contrario reduciría el problema a una simpleza estúpida, de manera que los malos procederían siempre de los estratos más humildes de la sociedad, pero sin culpa, pues los responsables serían los ricos.

La crueldad no se corresponde con ningún fatalismo de tipo social. Depende, únicamente, de que uno esté dispuesto a criar cobras en el centro de su corazón.

5 comentarios:

Napo dijo...

Si, ser malo es sólo una opción. Un conjunto de personas son de verdad una única civivlización, cuando su concepto del BIEN y del Mal es el mismo.

El malo ( y la mala, claro) sabe que lo son cuando están realizando algo que no le gustaría que le hicieran a él mismo. Por eso, tantas veces la maldad encuentra atenuantes y/o eximenetes cuando el daño se le hace al colectivo. A mayor tamaño del colectivo que es víctima de la maldad, menos ( o ninguna) sensación de maldad nos dá.

El robo a lo público a llegado a considerarse todo un síntoma inequívoco de capacidad e inteligencia.

Claudio tílio Cicerón: (+/-) Lo que repugna a la Razón, debe de repugar a la ley

Sólo cuando uno se mueve dentro de otra civivlización e ignora su concepto de BIEN Y Mal puede ser malo sin saberlo.

Napo dijo...

TÚLIO, COÑO.

Tasmania dijo...

Muy oportuna la cita. Mucho.

Aniquiladora dijo...

Si como opción vital entendemos "opción de vida o muerte" estoy completamente de acuerdo contigo. En momentos de desesperación uno no sabe hasta dónde puede llegar. Y la crueldad y la maldad forman parte del espíritu humano.

Besoss.

Juante dijo...

Como siempre, querida Tasmania, admiro tu capacidad para decir brillantemente en pocas palabras lo que yo querría decir haciéndome "una lía en el picho", je je...

Os pido perdón por mi retiro de paréntesis.

¡Menudo tema el de la maldad! No hay día que no aprenda algo de lo que veo.

Un beso.