Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 14 de octubre de 2013

El futuro nos invade

El futuro abierto es una dimensión constituyente de todo lo vivo, irrenunciable en el hombre y agudizado por nuestro modelo de producción. Con o sin participación, el futuro nos invade. Pero es un futuro no pretendido o articulado, lo que provoca incertidumbre. La sensación de incertidumbre es el paradigma que enmarca este jovencísimo siglo XXI. A la vista del fantástico despliegue técnnico deberíamos estar en un amanecer radiante y sin embargo a menudo se siente el crepúsculo. No sabemos si anochece o amanece. Una situación de aurora boreal.

No hay comentarios: