Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 24 de octubre de 2011

speechless

Leí ayer este artículo y, francamente, no creo que se pueda añadir mucho más

1 comentario:

Tasmania dijo...

Demoledor, claro como el agua y real como la vida misma...