Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 6 de octubre de 2011

Bit the Apple

Jobs no murió, se convirtió en leyenda.
Primero fue Adán
Después The Beatles
Y desde anoche... Steve Jobs

Steve Jobs
Decía el Patrón de la Argos esta mañana en Casa Herrera que la noticia de hoy es el fallecimiento de este gran hombre. No puedo estar más de acuerdo. No hablaremos de otra cosa a lo largo del día, ni de la boda de la Duquesa de Alba, ni de la delicada situación de Pepiño "el gasolineras", ni del escudo antimisiles de Rota, no.

Esta mañana, cuando aún no había amanecido, estuve hablando del gran creador con las limpiadoras que todavía andaban por aquí cuando llegué al despacho, de aquel hombre que aseguraba que la creatividad consistía en contectar cosas.

NRQ y Apple en la zódiac
Una más de NRQ

¿Cómo decirle a mi IMac que su padre ha muerto?
¿Creen que San Pedro tuitea desde que Jobs llegó al cielo?

Dios... me surgen tantas preguntas...

Jobs en Standford
All about Jobs

He leído muchas cosas sobre Jobs, sus genialidades son inspiradoras, sin duda; pero de todo me quedo con una de sus frases "lo simple es, sin lugar a dudas, lo más complejo"

DEP

7 comentarios:

Juante dijo...

Jobs también despertó ya del sueño de la vida.

Su enseñanza primordial es la de una propuesta de LIBERTAD "cerrada", a diferencia de la caótica y proteica PC. La mejor opción de LIBERTAD, por extrapolación desde la tecnología, es lo que Steve nos proporcionó. Productos perfectos, que no precisan devolución en los primeros quince días, que no se someten a las veleidades del mercado o a las exenciones de connivencia política con el iva. Pero, sobre todas las cosas, productos leales a sí mismos, a su imagen de marca corporativa terriblemente humana, como lo es la del pecado original, en la que radica su grandeza de propuesta ÚNICA, que satisface todas las expectativas, más allá de los devaneos estúpidos, promiscuos y hueros de la competencia.

Descanse en paz este gran hombre.

Nrq dijo...

Hoy es día de luto, pero como también dijo Jobs en el discurso de Stanford, right now the new is you, es decir, Apple no debe parar.

Pensaba esta mañana que ha muerto a los 56 años después de decidir un día que lo que había no era bueno y que él podía hacer algo mejor. Y lo hizo.
Mientras, en otras partes del mundo, mucha gente de 56, y de menor edad, o no saben manejarse o ven esa facilidad de acceso como un “as usual” y ahí radica la grendeza de Apple y del idealismo de Jobs, en la sutilidad de que nadie se dé cuenta de lo fácil que es.

Louella Parsons dijo...

Esta mañana he llamado a mi hermano:

-Si?

-Te llamo para dar el pésame.

-Gracias, lo he sentido mucho, de verdad.

-Bueno, que tengas un buen día a pesar de todo.

-Tú también, hasta luego.


No ha aparecido el nombre de Steve Jobs en la escueta conversación. No hacía falta.

Tasmania dijo...

Curioso Ms. Parsons...
Esta mañana algo parecido nos ha pasado a mi estimado Nrq y a mí.

Tristeza, me dice
Sí, amargo, digo

Nrq dijo...

... además me pasa lo que a Ms Parsons; me llaman para darme el pésame; consecuencias de tener ídolos

Artanis dijo...

Me atrapa la última línea redactada en esta Bitácora de hoy por Mrs. Cartoon, aún citando al fallecido...

"lo simple es, sin lugar a dudas, lo más complejo"

Para nuestra vida cotidiana, es lo que buscamos -y lo que los usarios de Apple parecen haber encontrado-. Multifunciones contenidas en "one device". Nuestro día multitarea, armados con una varita mágica. CyberHarry Potter.

Hay una obra de Alfonso Paso en la que un padre va desencantándose progresivamente de sus hijos (ya, ya... en "El Rey Lear" también, pero...), excepto de uno que, circunspecto, sojuzga en silencios a su familia. En él, reposa la esperanza paterna. Hasta que abre la boca y masculla una gilipollez. No era listo, es que no hablaba. Punto.

Prefiero -algunos ya me lo han leído- usar la palabra sencillo a simple. La simpleza puede ocultar el abismo, el vacío. La sencillez es la depuración. Mecánica, espiritual... comportamientos definidos y que no suelen deparar desagradables conclusiones. Ahora bien, también creo que "sencillo" no quiere decir que tras una aparente facilidad, no se oculte toda una maquinaria pulida, magnífica, de la que -cuánto más sabemos- ansiamos conocer más.
Su origen y destino. Posibles metas y usos. Esa maquinaria no necesita saber qué aleación la forja. Otros, nos asombramos de sus componentes.

Tasmania dijo...

Se dice se dice... que al tercer día resucitará !!!