Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 24 de noviembre de 2011

Programa de Gestión de Campañas Electorales (IESE)


Realizar la gestión extremo a extremo de una campaña electoral no es simplemente contratar medios para que que tu candidato gane las elecciones.
Es, entre otras cosas;
   - conseguir fondos
   - presupuestar y administrar esos fondos
   - diseñar el programa y la columna vertebral de la campaña
   - vigilar que esa columna no sufra escoliosis, pero tampoco rigidez
   - consolidar el mensaje y la comunicación
   - entrenar a tu candidato para que sea lo que él desea ser
   - hacer que los votantes quieran a tu candidato por lo que está peleando hacer
   - enfrentarte al rival; estudiarle, analizarle, investigarle
   - … pero también estudiar, analizar e investigar al tuyo
   - preparar contingencias y, si son totalmente inesperadas, saber reaccionar (y aprender que lo que siempre funciona es la honestidad)
   - … y podría seguir hablando


Todo esto son componentes estratégicas, financieras y políticas, pero también humanas.


Mi amigo Antonio Núñez dirige por segundo año el Programa de Gestión de Campañas Electorales en el IESE. Si están interesados o conocen a alguien del campo que quiera acudir les puedo decir que yo lo hice el año pasado y fueron cuatro días bien aprovechados, muy reveladores, de grandes ideas y altas motivaciones. De hecho llevaba dos cuadernos; uno para las explicaciones de los profesores y el otro para anotar ideas que me venían a la cabeza y que debía desarrollar.


Echen un ojo al de este año:
Contenido del programa de gestión de campañas electorales en español
Contenido del programa de gestión de campañas electorales en inglés


Steve Jarding
Lo mejor, como siempre el profesorado; Antonio, el profesor Pin y, grandísimo pedagogo y comunicador, Steve Jarding. Profesor de la Harvard Kennedy School, ha dirigido y ganado campañas locales, a gobernador, a congresistas y senadores estatales y nacionales e incluso una candidatura a primarias presidenciales. No le salió tan bien, pero les puedo asegurar que se quedó con un puñado de lecciones aprendidas que transmite con claridad, profundidad, dosis de humor y grandísimo sentido común. Ojalá algún día mi CV y capacidad de comunicación puedan empatar al suyo. La foto que les incluyo en el texto del blog es de Jarding en el programa al que asistí.


Sí, es un intervalo promocional, pero es un programa diferente y soberbio en contenidos, referentes y utilidad.


Gracias

2 comentarios:

Artanis dijo...

No dejo de preguntarme cómo van a ser algunas de las próximas campañas electorales. No las más próximas, ya que los vicios y las costumbres no desaparecen de un día para otro. Pero es innegable que, al menos una parte del electorado español, debe de haber quedado más que escamentado de ilusionistas, follonero y trileros. La gente deseará que le digan duras realidades y evidencias, más que falseamientos y promesas irrealizables.

Nrq dijo...

Mr Artanis;

las campañas no serán, están siendo. En España somos recelosos aún, pero el mensaje ya no se hace desde un podio. Rubalcaba no andaba desencaminado con los micromítines, pero las herramientas están ahí; tweets, webminars, contenido OnLine...
¿Sobre el contenido? Truman, en la del 48 explotó el hueco que los republicanos y los dixiecrats le dejaron abierto, y ganó. Reagan se apoyó en tres pilares y prometió que todo giraría en torno a ellos y ganó. A Clinton en la del 92 le forzaron a hablar de valores familiares y ganó. Obama en la del 2008 sólo hablaba de cambio y ganó.
Las temáticas son completamente coyunturales. Las estructuras ya las pone cada partido.

Ahora, si cambia la ley electoral y el sistema para una mayor representación, podremos ir aún más lejos y avanzar más rápido en comunicación y percepción.