Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 26 de abril de 2012

apoyos


Como ya hemos comentado con anterioridad, Mitt Romney será el candidato republicano a las Elecciones Presidenciales de Noviembre. Tras la salida de Santorum y la anunciada para el día 1 de Gingrich, ya está hecho. Han sido unos cuantos meses de medio suspense y de tener a un virtual candidato sin poder desplegar todo su arsenal. Y Romney no ha podido desplegarlo porque ha querido ser cauto con la derecha de su partido, capitalizada por Santorum y Gingrich. Ahora Romney representa al partido republicano y es, aunque todavía no oficialmente, el defensor de la posición.

Los miembros del partido así lo han desgranado con los respaldos que le han ido concediendo al exGobernador de Massachussetts. Pero no todos los respaldos son iguales. Un respaldo es más que una palmadita en la espalda; arrastra votos y dinero para la financiación. Si el que respalda ha estado en primarias, arrastra incluso delegados en la convención republicana.
Por ejemplo, ningún alto cargo o notable del partido que le haya respaldado lo ha hecho antes de que su elección fuese certeza. Así Boehner (Presidente del Congreso) le respaldó tras el anuncio de Santorum. McCain o Bush padre fueron madrugadores ya que el exPresidente lo hizo diez días antes de que Santorum se retirara. Un día después lo hizo el responsable republicano del reciente Presupuesto de la Nación, Paul Ryan. Casi un mes antes lo había hecho el líder de la Mayoría republicana en el Congreso Eric Cantor y además siendo muy directo al decir que Romney es “el único candidato que ha puesto un plan de crecimiento y de creación de empleo”. En este caso hay que considerar que Cantor es el único congresista republicano de religión judía, con lo cual la pugna de la derecha cristiana no estaba dentro de los temas que él tuviera interés en manejar.

Y es que en el mundo de los apoyos hay que tener en cuenta los siguientes aspectos; quién respalda, cuándo respalda y cómo se respalda; Cantor tenía una idea pragmática de la elección y, como hemos comentado, el conservadurismo religioso no le impactaba.
Luego están los que pueden buscar un puesto en el Gabinete del posible Presidente. Aquí podemos encontrar a muchos legisladores (tanto Congresistas como Senadores) o antiguos gobernadores, como Jeb Bush, también muy madrugador y entusiasta con el respaldo. Si respaldas pronto es porque apuestas por caballo ganador y para posicionarte de forma adecuada ante la formación de gobierno. Por eso hasta que se retiró Santorum sólo había conseguido dos respaldos.
Y dentro del cómo y de la cautela encontramos a Marco Rubio. Rubio dijo “voy a respaldar a Mitt Romney y no sólo porque sea el candidato Republicano, sino porque en este punto es quién ofrece un serio contraste con el historial del Presidente (Obama)”. Es decir, apoya pero dentro de los límites de la prudencia y no por el hombre, sino por el escenario resultante. Santorum se retiraba diez días más tarde y Rubio desde entonces parece buscar postularse como candidato a VP… pero eso ya es otra historia

3 comentarios:

Sostrato de Cnido dijo...

Veo que eres un asiduo seguidor de la política americana. Crees que Rommey es capaz de unir todos los votos de todas las "sensibilidades" del Partido Republicano? Estas sensibilidades me han parecido muy muy dispares siempre y casi podemos encontrar grupos antagónicos.

Y con respecto a la presidencia. Cuantas posibilidades tiene contra Obama?

Un abrazo

Nrq dijo...

diletante. me considero un diletante

No enunciaria como Romney capaz de unir los votos de todo el republicanismo, pero los republicanos más conservadores o votan a Romney o se quedan en casa, porque a Obama no le van a votar. Santorum aún no ha dicho que apoya a Romney porque eso supondría hacerle virtual candidato al trasladarle sus delegados. Creo que esperará a ver cómo van las cosas y usar su relativa fuerza para ser VP (a Rubio le favorecería esperar un poco. Lleva poco más de dos años en un puesto de seis hasta la reelección).

Posibilidades contra Obama; esto completa la parte anterior. La lucha está en el centro y los independientes (si busca en la barra de google del blog creo que hay una entrada en la que ya se comenta esto). Romney no se ha mojado mucho en primarias por eso; por no perder el favor de los conservadores ni el interés de los centristas. Ahora que ya no tiene que temer a la derecha puede ir a convencer a los independientes y si lo hace bien... Es muy difícil quitarle a un presidente la reelección. Pensábamos que estaba cantado con Bush-Kerry y no fue así. Mire, Carter perdió la presidencia por la recesión. Ford lo tuvo cerca, pero es verdad que se encontró con la puesto por una serie de carambolas. La política americana demuestra que la estabilidad es esencial para la nación y ahí es dónde reside el principal escollo de la candidatura de Romney. Los americanos perciben que las cosas no van bien, pero tan mal... Es complicado, ya le digo.

Louella Parsons dijo...

Muy interesante la entrada de hoy.
Supongo que cada apoyo tendrá sus características y al parecer todos actúan con cautela. Así es la política.
Pero al final, lo importante es conseguir el apoyo. Y si los seguidores de Rubio, por ej., ven que éste apoya a Romney, aunque sea "dentro de los límites", lo lógico sería que votaran entonces a Romney pero ya veremos porque he leído en alguna parte que Rubio tiene mucho tirón entre los latinos y que hasta un 20% de los votantes latinos demócratas ha cambiado su voto. Pero Romney no es Rubio.

Como siempre, muy interesante el tema.