Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 9 de abril de 2012

Periodismo de vuelta

El mundo occidental está poblado de información y uno de los mayores problemas reside en cómo esta puede ser digerida por los usuarios y en cómo puede ser valorada y contrastada. Las noticias de actualidad suelen enfocar la información desde perspectivas sesgadas y en muchos casos se utilizan como cortinas de humo para esconder cuestiones de fondo.

Por otra parte, casi todos los medios suelen competir para cubrir siempre las mismas noticias y no verse descolgados de aquello que se considera actualidad, pero el efecto es que entonces o bien se genera una homogeneidad de la información -que a veces es obviamente tendenciosa- o bien es insustancial.

Me explico. La crónica de sucesos es una especie de sucedáneo elemental, rudimentario de la información, muy importante, porque interesa a todo el mundo a pesar de su inanidad, pero que ocupa tiempo, un tiempo que podría emplearse para decir otra cosa. Ahora bien, ocurre que el tiempo es un producto extremadamente escaso en televisión, y si se emplean unos minutos tan valiosos para decir unas cosas tan fútiles tiene que ser porque esas cosas tan fútiles son en realidad muy importantes, en la medida en la que ocultan cosas valiosas, quiero decir.

Descentralizar la información y l lectura de la realidad. Hacer visibles zonas oscuras, aspectos no nombrados y proponerse cambiarlos... ofrecer contrainformación.

2 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Querida Tasmania, la futilidad de la información en muchos casos y la homogeneidad de ésta, hace que el periodismo cada día aburra más.

La prioridad de las noticias, la objetividad, la contrainformación (por usar sus palabras) son objetivos que la mayoría de los MMCC no alcanzan porque no les interesa (¿es rentable?) o porque no saben hacerlo.
Que digan que los informativos de Antena3 son los más valorados da una idea de lo perdidos que estamos en este asunto.

Ya no veo los telediarios y la prensa se me cae de las manos.
Cada vez con más frecuencia, busco noticias internacionales (que apenas hay) esperando que me cuenten cosas diferentes, que me hablen de algún volcán que ha entrado en erupción, de las elecciones en la India o de cómo los japoneses salen adelante.
Es lo que más me entretiene.

Apuesto por esa descentralización, por proponer cambios....pero creo que estamos lejos aún.

Buena reflexión.

Tasmania dijo...

Gracias Ms Parsons. El futuro del periodismo es francamente preocupante. Me permito dejar un enlace a una revista cultural on line, vale la pena.
enlace a JD