Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 22 de julio de 2013

Periodismo e Identidad

La omnipresencia de los MMCC en nuestras vidas, el eterno debate sobre quién coloca la agenda del día, repensar la comunicación masiva.... Mecanismos de formación y de mantenimiento de las identidades. Formas básica propias de la lógica de los medios de comunicación desde su advenimiento como cultura hegemónica. A saber:

Juego de relevancias
Los MMCC tienden a determinar identidades con relevancia social. Se trata de fijar ciertas pautas identitarias como dominantes, comunes a una colectividad, de valor positivo y como formas de pertenencia. Pero también reconocen otras identidades como secundarias, socialmente contrarias, minoritarias o de grupo. Además, proponen formas de sanción o de valoración social para las identidades no dominantes.

Juego de percepción
Los media constituyen un mecanismo de presencia/ausencia de identidades, así nos permiten percibir las formas de identidad asociándolas a valores y actitudes. La selección y tratamiento informativo respecto a ciertos colectivos sociales y culturales, los contenidos de ficción y de entretenimiento, la persuasión publicitaria y valores corporativos son agentes decisivos en la creación de percepciones culturales o de identidad.

Juego de representación
También son capaces de representar identidades en los procesos informativos y de opinión, de entretenimiento y ficción... sobre todo la de "los otros": aquellos que no forman parte de identidades relevantes o de referencia común. Conocemos a través de los MMCC aquellas identidades ajenas o minoritarias a través de las rutinas y formas narrativas creadas por periodistas, guionistas, productores, publicistas...

Juego de fijación de identidades
La comunicación mediática tiene un enorme poder de fijación de estereotipos identitarios que sólo una experirencia directa puede modificar, matizar o confirmar.

En el periodismo, en cualquiera de sus formatos, estamos experimentanto una de las mayores pérdidas de los valores clásicos como consecuencia de la mercantilización desmesurada, la presión de las fuentes informativas institucionalizadas y de la degradación de las condiciones profesionales del periodista.

No hay comentarios: