Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 29 de julio de 2013

jueves, 25 de julio de 2013

A la búsqueda de una candidatura

¿Se acuerdan de Elizabeth Warren? Fue la candidata demócrata que se enfrentó a Scott Brown, entonces Senador en busca de relección en Massachusetts en noviembre pasado y al que ganó por 6 puntos. Era la mujer que hizo el discurso en la Convención Nacional Demócrata justo antes del Bill Clinton. Fue la candidata a Senadora que parecía que competía a las presidenciales en vez a uno de los 50 asientos en el Capitolio y que le valió una “reprimenda” de la Campaña Presidencial para que distinguiera terreno. Finalmente es la mujer que entró en el Senado en enero como junior y que, tras la renuncia de John Kerry para ser Secretario de Estado, en seis meses es la Senadora senior del estado de Nueva Inglaterra. El mismo estado de Paul Revere, el estado de los Kennedy, el estado con un poder abrumador de los sindicatos y uno de los estados más consistentemente demócratas de la Unión.
Vaya, me olvidaba; Elizabeth Warren no sólo es todo esto sino que, además, es la tercera demócrata mejor posicionada para ser candidata del partido a las presidenciales en Iowa tras Hillary y el vicepresidente Biden en una encuesta reciente de la PPP. ¿Iowa es importante? Bueno, es significativo, carismático, icónico. Es dónde se lleva a cabo las primeras primarias a las presidenciales y son primarias del tipo caucus, es decir; sólo pueden votar los registrados del partido, con lo que si al símbolo le añadimos lo práctico y que ningún candidato ha dicho que vaya a presentarse sino que, simplemente, es una encuesta sobre a quién ven los afiliados demócratas de Iowa como posibles candidatos, pues… bueno, carrera meteórica para la Senadora Warren.

Pues algo debe estar tramado porque está empezando a lanzar mensajes a estudiantes y a recién licenciados para aliviar la carga de los créditos pedidos a los bancos para costear su educación. Esto sigue en la línea que ha venido manteniendo desde antes incluso su postulación como candidata al senado de “atizar fuerte” a los bancos y a las grandes compañías petrolíferas o de seguros. Es decir, está asegurando votos y no sólo votos dentro del estado al que representa, sino a lo largo de todo el país. Esto es muy fácil; si quieres competir en una elección tienes que tener claro quién te va a votar y quién no. Lo que no sabes si te va a votar es el terreno que debes ganar. Y una forma de ganarlo es a través de “ajenos” o no afiliados que hablen por ti (cómo manejar este mensaje es una de las cosas más apasionantes para los que nos gusta este mundo) para dar una sensación más allá del partidismo. ¿Jóvenes estudiantes con todo por ganar en la vida que hablen bien de uno? Un sueño.

En fin, que yo siempre que sumo 1+1 me salen 2. Ahora, no estoy diciendo que vaya a ser candidata, sólo que está catando el terreno. Depende del sabor... posiblemente intente algo, vea cómo funciona y busque pegar el golpe más adelante. Y lo digo porque nadie gana, al menos no hasta la fecha, viniendo tan desde la izquierda del partido. Estos suelen quedarse en el Capitolio o como VP.

lunes, 22 de julio de 2013

Periodismo e Identidad

La omnipresencia de los MMCC en nuestras vidas, el eterno debate sobre quién coloca la agenda del día, repensar la comunicación masiva.... Mecanismos de formación y de mantenimiento de las identidades. Formas básica propias de la lógica de los medios de comunicación desde su advenimiento como cultura hegemónica. A saber:

Juego de relevancias
Los MMCC tienden a determinar identidades con relevancia social. Se trata de fijar ciertas pautas identitarias como dominantes, comunes a una colectividad, de valor positivo y como formas de pertenencia. Pero también reconocen otras identidades como secundarias, socialmente contrarias, minoritarias o de grupo. Además, proponen formas de sanción o de valoración social para las identidades no dominantes.

Juego de percepción
Los media constituyen un mecanismo de presencia/ausencia de identidades, así nos permiten percibir las formas de identidad asociándolas a valores y actitudes. La selección y tratamiento informativo respecto a ciertos colectivos sociales y culturales, los contenidos de ficción y de entretenimiento, la persuasión publicitaria y valores corporativos son agentes decisivos en la creación de percepciones culturales o de identidad.

Juego de representación
También son capaces de representar identidades en los procesos informativos y de opinión, de entretenimiento y ficción... sobre todo la de "los otros": aquellos que no forman parte de identidades relevantes o de referencia común. Conocemos a través de los MMCC aquellas identidades ajenas o minoritarias a través de las rutinas y formas narrativas creadas por periodistas, guionistas, productores, publicistas...

Juego de fijación de identidades
La comunicación mediática tiene un enorme poder de fijación de estereotipos identitarios que sólo una experirencia directa puede modificar, matizar o confirmar.

En el periodismo, en cualquiera de sus formatos, estamos experimentanto una de las mayores pérdidas de los valores clásicos como consecuencia de la mercantilización desmesurada, la presión de las fuentes informativas institucionalizadas y de la degradación de las condiciones profesionales del periodista.

martes, 16 de julio de 2013

Bárcenas no duerme

Pues ahora resulta que Luis Bárcenas no duerme, como le acaba de confesar a algunos allegados. Los signos del insomnio parece que se le notan en la cara, dicen que se encuentra depre, sin la agudeza y la seguridad de antes; que sus ojos, aquel par de rayos que antes brillaban como soles, especialmente cuando miraba al infinito buscando un taxi, están apagados. Es falta de sueño.

No es bueno para los españoles que Bárcenas no duerma. Si sus habilidades contables, de las más notables del último siglo, fueron un arma temible, de qué no va a ser capaz ahora, dedicado también a pensar el tiempo que antes tenía para dormir.

Si yo me viese en el pellejo de alguno de sus enemigos, estaría ya haciendo rogativas.

jueves, 11 de julio de 2013

Ley de Transparencia


Pero es que son cosas distintas, ¿no? Una cosa es que el Gobierno o el Partido Popular no esté explicándose o no tenga un mensaje (ayer una becaria alemana, Janinna Ruth dejó a cuadros a Floriano en un curso de verano de la Complutense al preguntarle por el caso Bárcenas y a lo que Floriano contesto como el chaval del anuncio de Aquarius). Otra que lo que pueda estar diciendo Cospedal no quiera ser escuchado porque no tiene materia de escándalo. Otra que Elena Valenciano exija y emplace al Gobierno a dar explicaciones. Otra que el diputado de Amaiur, Rafael Larreina, se erija como auditor y concluya que los papeles de Bárcenas emiten corrupción por los cuatro costados… y un no acabar.

Pero lo que es distinto a todos es que desde el año 1978 no existe un marco legal que deje a los ciudadanos con cierta tranquilidad a la hora de saber que los políticos van comportarse correctamente. Y volvemos a lo de siempre; los diputados hacen las leyes, incluso las leyes que les afectan y levantarse ahora de una mesa en señal de digna protesta cuando lo que está en esa mesa es legislar para que no haya otro Bárcenas es, a falta de una palabra mejor, infantil. Es decir; prefieren dejar pendiente el futuro por la rabieta del presente.
Seguro que no es el mejor proyecto de ley, pero se debe aprobar, hacerla ley y seguir. Habrá gente que se la salte y sea cazada o gente que aproveche el hueco legal y tendrán que volver a sentarse a pulirla, pero si no se sientan hoy, este momento no hará más que no llegar.


Y no siquiera nadie ha protestado por lo pomposo y pretencioso del nombre del proyecto de ley. Esto sí hubiera mostrado criterio.

lunes, 8 de julio de 2013

¿Anónimos?

¿Se han percatado de que los integrantes de grupos que hacen cosas terribles suelen uniformarse? El Ku Klux Klan, por ejemplo... ¿qué sentido tienen esos capuchones puntiagudos? Algunas investigaciones han revelado que cuando la identidad y la responsabilidad individual se desdibujan, tendemos a desinhibirnos. Y la desinhibición puede llevarnos a hacer cosas que no haríamos si estuviéramos solos o si fuera más fácil identificarnos. Lo que ocurre es que nos desindividualizamos. Piensen en el acoso por internet a adolescentes, ¿creen que dirían esas barbaridades los acosadoresa sus compañeros de colegio si no estuvieran escudados por la red?

Cuando formamos parte de una multitud nos volvemos anónimos. Y el anonimato conlleva cierto grado de libertad. Quizá lo que ocurre es que disminuye el temor a ser descubiertos. Según parece el anonimato o una identidad poco clara favorecen el comportamiento antisocial.

jueves, 4 de julio de 2013

Ratios de aprobación del Presidente Obama

Si ya hablamos de lo que opinan los americanos sobre la vigilancia preventiva y el papel del Presidente Obama al respecto, Gallup ha sacado la encuesta que trae de cabeza a la Casa Blanca cada vez que se ve en el horizonte la fecha de publicación; el ratio de aprobación del titular del despacho oval.

Un presidente que enamoraba en el 2008 y que no tuvo mucha preocupación en la percepción de su afable personalidad frente a la de Romney en la relección de 2012, en esta encuesta la mantiene muy alta, pero no es el único factor determinante. Es atractivo, ágil, joven… lo que los republicanos eligieron en Warren Harding en las primarias y los americanos en las elecciones en 1920. Pero no es suficiente, porque Harding pasó a ser considerado el peor presidente del país y eso que sólo estuvo dos años en DC. Y ya sería malo cuando dos años en la Presidencia sólo generan mitos y grandes expectativas de “lo que podría haber sido” (miren Kennedy con tres y eso que metió la pata y bien en temas como la Bahía de Cochinos).

Así que ser bien parecido y gustar no es suficiente. ¿qué tira a los americanos de Obama? Pues después del factor nombrado, está que muestra buen juicio ante una crisis. Traducción: si cazan a Snowden la popularidad saltará como nadie antes y, lo mismo, ya ni tiene que preocuparse por el medio ambiente ni el control de armas.

Justo después entiende los problemas de los americanos, seguido de es honesto y se puede confiar en él y a un punto de valoración es un líder decisivo y fuerte y todos ellos por encima del 50.

Liderando la cola de cualidades está trabaja bien con ambos partidos en el Congreso, pero para esto siempre está la explicación de que el partido contrario no hace más que bloquear iniciativas.


¿Conclusión? Un buen presidente para su país y un gran líder para su partido. Y, ojo, no soy su mayor fan. Ahora, reconozco que con Snowden no le ha temblado el pulso al igual que al explicar por qué se trazan las comunicaciones y posicionarse bien en temas así es muy complicado. Todos los que decían que un senador junior por Illinois no daría la talla como Presidente deben estar ahora… bueno, estarán pensando en alguna otra cosa sin argumento. Pero no nos engañemos; “grandes” entre estos analistas en 2008 dijeron que ganaría McCain. Y es que es más importante leer el dato que llenar tiempo en las tertulias de TV.

Por cierto, esto en la Casa Blanca se celebra descorchando Champagne, según me contaron.

martes, 2 de julio de 2013

Relativismos entronizados

La muerte de Dios y el fin de la metafísica dejan un terreno abonado para la instauración de los diálogos que la democracia implica (o debiera implicar). La fragilidad está servida. Ni siquiera el ancestral concepto de "ser" al que el pensamiento occidental se venía agarrando resulta sostenible. El inevitable relativismo del pensamiento científico y filosófico tiene como traduccción en el ordenamiento político la configuración de mayorías y minorías propia de la democracia. Esta aceptación de relatividad no puede suponer una renuncia a la búsqueda de otros horizontes, porque entonces la dimensión de lo que falta, esencial en el hombre, se llena de falsos absolutos.

En este vacío se mueven los fundamentalismos identitarios que roen el corazón de una civilización que se entretiene con la adormidera del consumo y que se permite ser pastoreada con cuatro cuentos.

Más allá de lo histórico, la democracia es el único marco posible... ¿el único marco posible?