Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 5 de enero de 2012

Iowa


Caucus de Iowa. Santorum. Romney. Bachmann. Gingritch. Paul, medios locales, debates…GOP.
Ya hemos dedicado el blog en alguna ocasión a hablar de los candidatos a las primarias republicanas, pero el martes se produjo el primer evento relevante de la carrera para formar ticket de cara a las presidenciales de noviembre; el caucus de Iowa. Poco más de 100.000 votantes se reunieron en centros cívicos, iglesias y casas particulares para votar a uno de los ocho candidatos que se presentaban. En algunos medios, especialmente españoles, se dice que el partido republicano tiene una notable división interna, pero tampoco hagan mucho caso a esto, ya que aquí, o se sale elegido por aclamación o hay división real en un partido si se presentan dos candidatos. ¡Qué les voy a contar a ustedes precisamente hoy! 


Para que se hagan una idea. En el Iowa Caucus de 2008, las anteriores presidenciales, compitieron hasta 10 candidatos demócratas y al Caucus se presentaron sólo 5. Por el bando republicano fueron hasta 14 políticos los que estuvieron en primarias (más el payaso de siempre, Vermin Supreme), y en Iowa se votó a 7 candidatos entre los que estaba el propio Romney, Giuliani o el actor Fred Thompson y, por supuesto, McCain.
Como verán esa supuesta división no es algo anormal. Más bien todo lo contrario. Añadir que más lindezas que las que se dedicaron Obama y Clinton en primarias, les va a costar encontrar. Conclusión; la configuración de este año no es atípica en absoluto.


No por ser candidato has de correr en todas las primarias o caucus que se celebre en cada estado. Sí es verdad que, a mayor concurrencia, más presencia, más repercusión en medios, más exposición. Si tienes la máxima concurrencia es porque tu financiación te lo permite. Esa presencia te da más exposición, así que más sólida se percibe tu candidatura. Más proyección tienes ante el electorado y mejor llega tu mensaje. Para cerrar el círculo diré que si tienes fondos sólidos para llegar a todo es porque tu mensaje sí está llegando, así que echar un ojo al estado de las donaciones (son públicas en cantidad y donantes) ya es en sí una buena pista sobre el calado de una candidatura.
No olvidemos, de todas maneras, que a mayor exposición, más oportunidades de meter la pata, también. Todo es una cuestión de posibilidades de obtener delegados y fondos a invertir para conseguirlos.


Iowa no deja de ser una encuesta para conocer el estado de las candidaturas, muy bien pulida y fiable pero una encuesta. Votan los registrados como votantes de un partido y se hace después de varios debates y discusiones a nivel de comunidades y agrupaciones, mucho gasto en publicidad a nivel local de los candidatos. Como ya comentamos las comunidades son un elemento esencial en el desarrollo de la sociedad americana y el germen de sus sistema político.Por tanto el gasto en anuncios en TV locales, mítines en granjas, presencia en cafeterías o iglesias nunca es poco y cada intervención se mide al milímetro si se quiere ganar. Del Caucus de ayer no salen delegados para la Convención que tendrá lugar en agosto (pese a lo que se dijera ayer en la prensa española) y que elegirá a los candidatos a Presidente y VP. Los delegados se empiezan a elegir el martes que viene en New Hampshire y se prolongará hasta el 26 de junio, que se cerrará en Utah. Los de Iowa se eligen en un Congreso Estatal que tiene lugar al final del proceso de primarias, con lo que pese a ser el primer Caucus, el estado es de los últimos en elegir delegados.
Romney y McCain (Richard Perry/The New York Times)


Fíjense si será fiable la cata de terreno en Iowa que ayer, la representante del Tea Party, Michele Bachmann, abandonó la carrera electoral ante su pobre resultado. Iowa no es un estado especialmente conservador, pero sí temeroso de Dios. No es especialmente conservador porque, aunque el Gobernador, es republicano, sus Senadores son uno de cada partido y los congresistas están repartidos; 3 demócratas y 2 republicanos. Ahora, más de un 50% de la población es protestante y un 25% católicos, por eso Santorum, respaldado por la comunidad evangélica, dio la sorpresa.
Razones derivadas de esto es lo que han propiciado la salida de Bachmann de la carrera. En una semana en la que su colega del Congreso, y miembro del Tea Party, Steve King de forma pública ha dicho que no respaldaba a ningún candidato (lo que significa "no respaldo a nadie ahora mismo y la primera ya sabéis todos quién es"), en que la derecha cristiana respalda otro (Santorum, ¡devoto católico!) y en la que por tanto Bachmann ha logrado un 5% de los votos, la decisión es clara porque su caladero está en comunidades como ésta. Parafraseando a Sinatra, si no lo hizo aquí, no lo va a hacer en ningún sitio.


McCain ya lo tiene claro y, tras el resultado, ha visto que el potencial está en Romney. Yo creo que Romney puede ser el candidato y así ya lo he comentado en la Zodiac varias veces, la primera tras los midterms. Y Iowa me aporta un grado mayor de confirmación, porque Romney es un candidato moderado capaz de pelear por el centro que busca ganar Obama. Además transversal a todos los estados y comunidades. Santorum obtiene un resultado sorprendente por el respaldo comentado, pero según avance la carrera llegará un momento en el que si Romney es candidato republicano, la comunidad cristiana le respaldará a él necesariamente (lo mismo me como mis palabras, pero hay que mojarse).


Por cierto; ayer también se votó al candidato demócrata en Iowa. Sólo se presentaba Obama, pero se voto igualmente (América es un país comprometido de veras con la democracia. Si quieren lo hablamos). Sacó el 98% de los votos.

7 comentarios:

Tasmania dijo...

También creo yo que será Romney (aunque tal vez confunda análisis con deseo) y estoy de acuerdo con tus argumentos.

Respecto a la pasta -que también comparto la importancia que le otorgas en cuanto a qué apoyos significados tienes como candidato- he oído decir que BO tiene ya 1.000 millones disponibles.

Anónimo dijo...

La verdad es que tengo que admitir que soy muy ignorante en lo que se refiere a la política americana. No obstante y, aunque no pueda apoertar ningún comentario, al menos agradezcco irme mojando poco a poco en el tema, teniendo en cuenta que los periódicos empezarán apartir de ahora a bombardearnos con artillería pesada ya que la crisis del euros nos tiene aburridos. Opino que, en definitiva, no importa mucho quién será el próximo partido que logre la presidencia: La historia ha demostrado que quizá el peor presidente para ellos fue uno de los mejores para el resto del mundo - sí, me refiero a Reagan y su amplitud de miras en el proceso de apertura del telón de acero-. Sin embargo, el que parecía que iba a cambiar el rumbo del planeta -Obnama- está resultando un tanto mediocre. A lo que voy, es que en cualquier caso el país parece que ya no es lo que era en el exerior y en su interior cada vez son más diferentes de los europeos de quienes descían hace cien años en su mayoría. Ello hace que vayan perdiendo algo de influencia en el quehacer de la cosa pública internacional.
Una vez más,insisto en mi ignorancia respecto de la política interna de los Estados Unidos, pero como el saber no ocupa lugar bienvenida sea toda lección de actualidad.

Nrq dijo...

Gracias a usted por tomarnos a nosotros como fuente de info. Por aquí tenemos ya varios artículos dedicados al tema. Hemos hablado hasta de Lincoln y gettysburg!!!.

En la página principal tiene una barra de Google que busca en el contenido del blog. Cualquier cosa que quiera mirar, sólo tiene que teclear alguna palabra clave.

Respecto a Reagan, podemos empezar una muy animada charla de porqué él sí fue un gran presidente para los americanos. Yo, en concreto, tengo tres preferencias (Lincoln aparte, claro); Truman, Clinton y Reagan.

Louella Parsons dijo...

Magnífica exposición de la situación actual de las primarias en USA.

Efectivamente, parece que Romney tiene muchas posibilidades de ser el candidato tal y como está el panorama suponiendo, sobre todo, que le ayude esa transversalidad y centrismo en los que se está apoyando.

”……pero según avance la carrera llegará un momento en el que si Romney es candidato republicano, la comunidad cristiana le respaldará a él necesariamente…”
Este es el eterno dilema entre votar al candidato deseable o al elegible.

Por otro lado, parece que Perry está reevaluando su campaña. Igual da una sorpresa. Él tiene dinero y sigue con muchos apoyos. Veremos pero la cosa es interesante. Además, pregunto ¿no se está desinflando un poco el tea party?

Y el haya varios candidatos no significa división. Reagan decía que lo importante era que un republicano no atacara indebidamente a otro republicano.

Nrq dijo...

Querida Ms Parsons;

el Tea Party, si nos atenemos al papel de sus intenciones, no deberían tener ni siquiera ideas de llegar a la presidencia. No creen en un gobierno federal y su mayor fuerza y filosofía está en candidatos que defienden distritos o estados.

Sobre Perry, bueno, yo esperaba que él fuera el candidato republicano a VP. Es de Texas y este estado es muy importante en el peso de votos para decidir presidente. Si yo fuera Romney le cogería a él antes que a Santorum.

Louella Parsons dijo...

He leído que Gingrich, a pesar de ser un hombre sumamente inteligente, está siendo muy mal perdedor y que parece que está más en la campaña para destruir a Romney que para ganar (esto no es lo que decía Reagan sobre los ataques indebidos) y como va de favorito en Florida, puede que ahora caiga muchos puntos lo que significa que Romney podría tener un competidor con menos fuerza y ganar Florida pero bueno, todavía quedan muchos meses y pueden cambiar las cosas (algún escándalo que salga a la luz, un olvido en una entrevista, una medida impopular…..)

Nrq dijo...

Claro, es que hay que contar con todos los laterales que pueden salir de esto. Y si no que se lo digan a Hermann Cain, como antes se l tuvieron que decir a John Edwards.
Miren;
parodia de Edwards; él venía de decir que era un hombre trabajador, salido de una clase luchadora y, de repente, en el metraje de preparación de un anuncio...
Y no fue la única, porque también se le descubrió una infidelidad y una controversia con un hijo extramatrimonial.

O el caso de H.W. Bush, siendo presidente en el debate para las presidenciales. Llegó Clinton y, mientras George miraba la hora, Bill le levantaba la merienda