Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 12 de enero de 2012

New Hampshire


Y en New Hampshire ganó Romney.


Bandera de New Hampshire
Las primarias y los caucuses son, como comentábamos la semana pasada, encuestas muy fiables. Pero, además, son demostraciones demográficas y sociológicas. En un estado conservador y temeroso de Dios como Iowa ganó el exGobernador de Mass por un estrecho margen con un devoto católico respaldado por la comunidad cristiana. NH, cuna de la nación (Live Free Or Die), Gobernador Demócrata, cámara estatal con mayoría republicana y un Senador por cada partido más dos Representantes republicanos en el Capitolio. Mayoría cristiana repartida casi a partes iguales entre Católicos y Protestantes y dónde racialmente predominan los caucasianos con ancestros procedentes de toda Europa. El primer estado soberano de las colonias y uno de los 13 Estados Fundadores cree en la moderación como base para sacar adelante un país del que se sienten responsables como lo siente un padre. En las presidenciales del 2008 el estado se inclinó hacia Obama, en el 2004 hacia Kerry habiéndo apoyado a Bush en el 2000, a Clinton en sus dos elecciones ('92 y '96) después de haber votado a Reagan las dos elecciones ('80 y '84) y a Bush padre en la que ganó ('88). Pero fíjense, volvemos a que votaron a Kerry en vez de a W. y no votaron a Carter en el '76, sino a Ford. Ford, en esas elecciones, ganó el Oeste y medio Oeste entero, incluyendo California, Virginia, NJ, Maine, NH y Vermont más los estados industriales de Illinois y Michigan. En resumen, New Hampshire, toda una vida dedicada al razonamiento y la moderación; ni hacia la izquierda ni a la derecha.


Conclusión; Romney se ha ido con un 40%, dejando al ángel Santorum en cuarta posición empatado con Gingrich y elevando a la escena a Ron Paul, el ariete del libertarismo con conciencia social.


Aparte de una constatación, por tanto, de esa moderación, ¿ha ocurrido algo extraño? Nada pensando en este estado. ¿Reacciones? Las reacciones ya vinieron tras Iowa. Todos se unieron contra Romney en el debate previo a las primarias, intentando palear popularidad hacia fuera, sin importar dónde quedaba el rédito. Mala opción. Mala porque fue inútil, porque dejaron en evidencia que Mr Romney tenía un plan y ellos sólo lo cuestionaban, con lo que simplemente se habló de los asuntos Romney y eso dio más altavoz a su candidatura. Y peor porque, en retribución, en su discurso de victoria Romney acudió al truco más viejo de todos; referenciar a Obama como rival obviando a sus actuales oponentes. Es decir, se situó al nivel del Presidente dejando al resto como aprendices. ¿Soberbia? Podría parecer, pero fueron los otros 6 candidatos quienes primero le elevaron a él.


¿Qué podemos esperar de Carolina del Sur el 21 de enero y de Florida díez días más tarde? Un giro a la derecha en la primera: ¿Santorum? Sí, siempre y cuándo sea él quién ocupe el vacío de Michele Bachmann. Florida va a ser de Romney en las grandes urbes, pero el norte es muy muy conservador. Veremos.

5 comentarios:

Louella Parsons dijo...

¿Qué podemos esperar de Carolina del Sur el 21 de enero y de Florida díez días más tarde? Un giro a la derecha en la primera: ¿Santorum? Sí, siempre y cuándo sea él quién ocupe el vacío de Michele Bachmann. Florida va a ser de Romney en las grandes urbes, pero el norte es muy muy conservador.

¿Santorum ganando en SC? No sé, no sé. Una de las facetas de Romney es que su discurso está siendo más conservador de lo que se esperaba por lo que los conservadores tienen poco argumento para no votarle. Por otro lado, dicen que tanto Santorum como Gingrich están mal organizados y, como suele ocurrir en estos casos en los que unos de los candidatos se desmarca, el resto de los aspirantes se centra en atacarle y terminan haciéndole la campaña, como ha explicado usted muy bien en el anteúltimo párrafo

Lo que sí tienen claro los republicanos (más conservadores o menos) es que otro mandato de Obama sería una catástrofe para el país y terminarán eligiendo el candidato más adecuado para ganar al Presidente (que no el más deseable, como decíamos el otro día).

Obama cada día está más desprestigiado, los escándalos (ventas de armas a los narcos mexicandos, por ej.) van saliendo a la luz, y, como dice un amigo mío, en estos momentos, cualquiera de los candidatos republicanos, ganaría a Obama. Bueno, esto me parece bastante optimista pero sí creo que Romney va teniendo verdaderas posibilidades de ser candidato y ganar al Presidente.

Eugenia dijo...

Apasionante. A ver si me pongo un poco al día y puedo seguirles.

Nrq dijo...

Ms Eugenia; si quiere ponerse al díano dude en preguntar, que esto no es una cátedra elevada y nuestro interés es que la gente se lleve algo a casa; un concepto, una respuesta, una conversación o, por qué no, una discusión (en el sentido más constructivo, claro).

Ms Parsons; si se da cuenta, si Romney se pone conservador, Santórum se pone más conservador, con lo que volvemos al planteamiento de inicio; haciéndole la contra los temas que salen a la opinión pública son los de Romney.

Sobre lo de Obama... no lo tengo tan claro; menor paro, crecimiento... y no todos pueden ganarle, es más, muy pocos (¿uno? ¿dos y forzando mucho?). Su amigo, del que me ha pasado alguna vez sus opiniones, es un forofo republicano y no ve que Obama busca el centro y lo puede ganar y ese centro está en gran parte dentro de los estados que le nombro en referencia a Ford (y actualmente en algún otro, no nos engañemos)

Nrq dijo...

Ms Parsons;

No descartemos que Romney pueda ganar también en SC

Louella Parsons dijo...

Del blog de Santiago González:

Newt Gingrich ha descalificado al candidato Mitt Romney “porque habla francés”, que es un idioma raro, culto, elitista, proeuropeo y antiamericano.

Dicen que el retrógrado es Santorum pero el comentario de Gingrich es casi medieval eso sin mencionar que por ahi asoma algo que se llama complejo.

(Durante la campaña para las presidenciales de 2004, los republicanos atacaron a Kerry (que disputaba su candidatura con G.W. Bush)diciendo que parecía francés. En fin.)

A