Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 10 de mayo de 2012

a comunicar


El domingo Elena Valenciano (¿por qué insiste en apoyarse en el atril como en la barra de un bar?) afirmaba que el Partido Popular quería que las mujeres volvieran a estar en casa y “cuidar de los hijos y mayores”. Entiendo que, de ser cierta su afirmación, deberían ser las mujeres en general y los maridos de Esperanza Aguirre, Soraya Sáenz de Santamaría, Dolores de Cospedal… Ésa era muy fácil, ni la consideren como ironía, aunque su uso del verbo “volver” sí me parece insultante. Primero porque asume implícitamente que si tiene que volver alguien es la mujer. Y segundo porque sigue pensando que los españoles no hemos cambiado en nuestra consideración de género. O se ve muy avanzada o menosprecia un poco a la población del país que pretende gobernar.

Un reproche atávico en plan slogan, sin ningún tipo de nexo para que se fuera anclando en la mente de los afines, pero menuda puñeta a los afines, porque imaginen el lunes a dos personas en el trabajo tomando café (decía un consultor irlandés que conocí y que había estado trabajando por medio mundo que “España es el único país en el que he vivido en el que la gente llega a trabajar y… ¡¡¡desayuna!!!”) e intentando explicar paso a paso el proceso desde el recorte del gobierno hasta que una mujer abandone su trabajo por quedarse en casa y luego extrapolarlo a toda la población. Complicado.

Luego Alfredo Pérez Rubalcaba dijo que había dinero para rescatar Bankia “pero no para la salud y la educación”. Debió darse cuenta que dejar caer una entidad que agrupa varias cajas de ahorro puede dañar mucho los intereses de muchos particulares y reculó en su afirmación, hasta tal punto que quiso transmitir tranquilidad diciendo que él también tenía su dinero en Bankia y que no había por qué alarmarse. Fue otro slogan inconexo, porque como sabe el líder de la oposición, no todas las partidas del presupuesto acaban en educación o sanidad. Nunca lo han hecho, porque entonces sólo existirían dos ministerios. Qué duda cabe que salvaguardar los depósitos de los particulares y empresas que viven de la seguridad de un banco o de su capacidad financiera es importante. Y no es ya no dejar caer un banco, sino no transmitir pánico hacia ese banco. Ante el pánico, se retirarían fondos, el banco no podría hacer frente a esos abonos porque no dispone del líquido suficiente, el banco caería, con él las garantías de muchas personas que se quedarían sin dinero para comprar, las empresas sin recursos ni líneas de crédito, tendrían que cerrar y… bueno, pinten el final que más les encaje. Ahora, lo de nacionalizar… eso ya es otra historia.

Artur Más ha dicho que “lo que se diría en Madrid si la que hubiera caído fuera La Caixa”. Pues posiblemente porque estas cosas se prestan, pero no hace falta comportarse como un Alcestes (personaje de “El Pequeño Nicolás”), porque lo crea el señor Mas o no, en Madrid siempre ha habido mejor percepción de La Caixa como entidad que de Cajamadrid (ya de Bankia, ni hablamos).

Pero mientras el entorno político lanza mensajes de alarma sin necesidad de conectarlos o probarlos, el Gobierno no muestra la línea a la que llevan las medidas que se toman. Reducir el déficit. No gastar más de lo que se tiene. Ajustar las cuentas. Que se tenga a España por un país serio. Sí, de acuerdo, tareas encomiables cuando no lógicas, pero… ¿hacia dónde va la línea que todo esto dibuja? A lo mejor no es tan simplista como se narraba en el capítulo uno de un manual de economía de primero de carrera: “se bajan los impuestos, hay más dinero en poder de los particulares, pueden consumir más, el comercio se activa, el dinero se mueve, las empresas al ver crecer la demanda contratan más gente que ganará dinero, consumirá más y, por fin, todos somos ricos”. A lo mejor no, pero parte de su labor radica en dibujar lo que persiguen en un folio y explicarlo con la simplicidad que supone dibujar en un folio.

Todas ellas son formas de comunicación, pero no creo que las actuales estén calando mucho en la fe y confianza de la población.

11 comentarios:

Tasmania dijo...

Resulta difícil N, muy difícil. Explicar que donde dije digo digo diego es tremendo y siempre, siempre, se le echa la culpa al chivo expiatorio por excelencia, "es que comunicamos mal".

No, no es así. Los procesos de comunicación son azotes a corto plazo, penetrar percepciones a medio y generar certezas a largo. Pero en este proceso intervienen muchos factores. La reacción de los adversarios, de los advenedizos, de los pescadores a río revuelto... y la falta de crítica y de análisis del común de la población.

Nrq dijo...

Mr Cartoon; soy consciente de que las "tiras" de comunicación son titulares a corto y que buscan calar rápido y profundo, no soliendo ahondar en la consecuencia: el mensaje del día, el mensaje de la semana, el refuerzo del mes.
Y creo que la falta de crítica del receptor ahonda en ello y lo potencia.

Pero hay un momento en que si escucho obtengo temor y si no escucho, incertidumbre ¿son mis únicas opciones?

eltumbaollas dijo...

Magnífica entrada, sí señor, muy bien argumentada y explicada.
Siga por favor, mis neuronas necesitan estímulos más allá del fúrbol. Aunque la información a veces aterra. Me pasa mucho con el señor Terstch que si le leo me desespero y si no le lees no te enteras.Comprenderá que a veces uno no sabe que es mejor.

Louella Parsons dijo...

El Psoe con sus slogans populistas e inconexos y el PP sin saber cómo fabricarlos.
El problema de lo que ocurre ahora con la Banca es tan complejo, al menos para la mayoría de los ciudadanos, y la información, tan densa, que creo que ninguno de los dos principales partidos sabe muy bien cómo digerirla y cómo venderla después.

Los ciudadanos estamos ya sólo a la espera de ver signos positivos de crecimiento, ver bajar la prima de riesgo y el paro, que es lo que entendemos más o menos.

No sabemos muy bien si el Gobierno está sólo en la reducción del déficit o si también quiere ganar la confianza de los mercados saneando el sistema financiero y, de paso, si también quiere estimular la economía.....si todo a la vez, si por partes, si qué va a ser a corto plazo y qué a largo....

Creo que esto es lo que deberíamos saber, qué pasos estamos dando y hacia dónde....que nos lo digan como dice Mr NRQ, en un folio, de forma sencilla para que nos enteremos y sepamos que todos los sacrificios que estamos haciendo conducen a algún sitio.

Don TUMBAOLLAS, no me extraña que a veces quiera no saber y prefiera refugiarse en el fútbol pero visto lo de ayer y conociéndole....no sé, quizás el Athletic tenga más suerte en la siguiente Copa.

Olivia dijo...

Un poco con calzador, traigo una cita de Mark Twain, leída en un correo que me llegó ayer:

"Si no lees el periódico, serás un desinformado; si lees el periódico serás un mal informado"
*****
Alguien dijo el otro día que no hay política de comunicación, solo hay política a secas.
No sé. La escena de Rajoy escapando de la prensa, difícil de olvidar.
******
Por otro lado, en cuestión de propaganda, imposible llegarle al PSOE a la suela del zapato. Tienen para ello un talento increíble, qué gente.

Nrq dijo...

Cayo Lara ya ha dicho que lo de Bankia debe ser el primer paso para la nacionalización de la banca, mientras Rubalcaba afirma que la nacionalización debe ser temporal y, al finalizar, no haberle costado un euro al Estado. IU puede hacer ese tipo de afirmaciones desde la izquierda porque las nacionalizaciones son un clásico de esa tendencia política y porque en absoluto tiene sentido de estado o aspiración de gobierno, con lo que el mensaje tampoco es argumentado, sino mera soflama

juan dijo...

Bueno, los bonos de los últimos 15 años en las cajas y muchas empresas, y los aumentos de sueldo espectaculares, hace 15 años no creo que el director general de las grandes ganase más de 7-8 veces el sueldo de un director de oficina, y de las pequeñas 2-4 veces.
Bueno, pues esos emolumentos en los bolsillos de algunos a costa de "beneficios falsos" al basarse en no contabilizar los riesgos que asumían que se devuelva. Y quien no pueda devolver lo que ha robado que se le ejecute en horario prime time y si la constitución no lo permite, pues la máxima pena que se pueda imponer, que se equipare el delito financiero al terrorismo, porque está aterrorizando a la gente.
La única forma de que los ciudadanos trabajen honradamente es ver que quien la hace la pague, sea del partido que sea.

Anónimo dijo...

Una cosa es comunicar y otra mentir.
Y esto último es lo que hacen nuestros queridos políticos. Luego cada uno se deja engañar con aquellas mentiras que quiere escuchar.

Menos mal que está Herman.
Qué gran comunicador!
...

Olivia dijo...

Lo más curioso es que quien está detrás de la comunicación, al menos de la de Rajoy, y ya desde que éste es presidente del PP, es Carmen Mtnez Castro, una periodista que me gustaba mucho.
La segúia en el resumen de prensa de Herrera en la Onda, y en "La Brújula", divertida y ágil.

Y pasó, incomprensiblemente, de ser una buena periodista a ser la guardaespaldas, torpe, de Rajoy.

Tasmania dijo...

Lo cierto es que el mejor amigo del hombre no es el perro, es el chivo expiatorio

Olivia dijo...

La cosa va en serio:

http://www.abc.es/20120513/internacional/abci-amanecer-dorado-contragay-201205131908.html