Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 28 de mayo de 2012

Cuatro cosas sobre Sócrates y Platón

He estado trabajando en un asunto que me ha llevado a darle un repaso a algunas cosas. Tengo la esperanza de deshacer algunos malentendidos fatales respecto a Sócrates y a Platón.

Hay quienes acusan a estos filósofos de no respetar la democracia. Sócrates fue, sin duda, un rebelde, pero fue un rebelde, se dice, contra una sociedad "abierta y democrática" En el fondo, en el mensaje de Sócrates, se podría leer una aversión profunda hacia la democracia, una inclinación hacia el autoritarismo e incluso el totalitarismo. Estas acusaciones ya fueron vertidas hace mucho contra Platón por un famoso filósofo americano llamado Karl Popper Más tarde, otros fueron más allá, argumentando que el germen del totalitarismo había que buscarlo ya en su maestro, en Sócrates, pues tampoco él tenía ninguna simpatía por la democracia ateniense.

De este modo, por lo visto, lo genuinos herederos de Sócrates serían personajes como Hitler o Stalin, mientras que, por el contrario, los valores de la ciudadanía y de la democracia habría que anclarlos, más bien, en aquella asamblea de los atenienses que votó por condenarle.

Creo que todo esto es un enorme disparate. Y lo malo no es que se digan tonterías respecto a Sócrates o Platón. Lo verdaderamente grave es que al malinterpretarlos así, lo que se hace es escamotear una diferencia esencial: la diferencia entre Democracia y Estado de Derecho.

Ahí es nada... pero esa... esa es otra historia.

No hay comentarios: