Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 17 de diciembre de 2012

Cinceladores, retórica y discurso

Sócrates, en Fredo, llamaba a los que recurrían al género demostrativo "cinceladores de palabras". Como muestra Cicerón en El orador, "es de aquel género del que se nutre la abundancia de palabras y su construcción y ritmo gozan de una cierta mayor libertad. Se permite también la combinación simétrica de las frases;se acepta la agrupación ingeniosa de palabras en períodos fijos y delimitados; se busca por voluntad, no con emboscadas, sino abierta y claramente, que unas palabras respondan a otras como si estuvieran medidas y en paralelo, que los térinos de sentido opuesto estén frecuentemente en relación y que los contrarios se acoplen, y que los finales terminen de igual forma y produzcan candenciosamente el mismo sonido"

El cincelador de palabras dibujará, pero dibujará las palabras adecuadas pensando que "la percepción que las personas tienen del mundo está determinada por el lenguaje que utilizan". Esta es una afirmación del profesor de Análisis del discurso, Jonathan Potter, que recoge en su obra, La representación de la realidad, discurso, retórica y construcción social. Porque es de eso mismo de lo que se trata, de  construir la realidad a partir de palabras entendiendo que la realidad es aquello que queremos contar, es ese conjunto de hechos que vamos uniendo para darle sentido a lo que intentamos transmitir. De ahí que las palabras elegidas han de ser siempre las oportunas. Así lo explica también Potter: "siempre que se expresan palabras se construyen hechos. Eso tiene cierto valor, ya que cuando se utlitiza un lenguaje descriptivo se producen versiones del mundo"

No hay comentarios: