Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 13 de diciembre de 2012

Citando a grandes hombres


En tiempos de vacas gordas aparecen las lecciones de los triunfadores, o como decía Kevin Kline en Grand Canyon ¿Por qué un hombre que triunfa en algo cree que lo sabe todo acerca de todo?
En tiempos de vacas flacas aparecen las interpretaciones de aquellas señales que nos iba mandando la realidad y por eso ahora hay conferenciantes anunciados como "aquel que predijo la crisis".

El blogger del New York Times Nate Silver, explica la burbuja inmobiliaria y posterior crisis mundial a través de la teoría del caos y cómo todos aquellos que contrataban y concedían hipotecas o los que paquetizaban productos financieros incluyendo tóxicos, suponían pequeños factores que en un modelo no lineal y exponencial acaban originando un huracán a nivel mundial.
Silver habla de ello hoy analizando lo que ha habido, no diciendo "se veía venir". Y es que he oído a muy pocos razonar el "se veía venir" sin datos que hayan salido a posteriori, lo que reduce el numero de analistas brillantes e incrementa el de meros iluminados.

Últimamente, y escuchando muchas recetas y muchos de esos brillantes análisis, me he acordado de cuatro frases.

La primera es la que enamora, pero que luego nade lleva a la práctica. Desde los que no hacen nada más que convocar y acudir a huelgas hasta los que se lo han llevado todo de cualquier arca, ninguno sigue a JFK y su No preguntes qué puede hacer tu país por ti. Pregunta qué puedes hacer tú por tu país. Inspiradora frase de la que cada día muchos se lavan las manos en la palangana que queda detrás de ella.

Nunca llevé a nadie al infierno. Tan sólo dije la verdad y ellos pensaron que era el infierno. Truman. El modelo tiene que cambiar y nuestra actitud con él. Sanidad, Educación, Industria… Hemos arrastrado durante años un modelo de organización social y económico hasta que ha dicho "basta". O, volviendo al caos, todas esas pequeñas no supervisiones de medicamentos en los hospitales, cambios en las leyes educativas, mantenimiento de industrias y sectores deficitarios… han producido que ahora estemos vendiendo deuda a un precio que apenas nos deja margen para nada.

De nuevo Truman: Los hombres hacen historia y no al contrario. Con toda la batalla de la gestión privada y la gestión pública, deberíamos recordar que cualquiera de ellas la hacen personas. Que la gestión no es un ente tangible, sino que son personas que la llevan a cabo y por lo visto los gestores públicos no han demostrado ser mejores que los privados. Lo único que han hecho ha sido disponer de dinero infinito. Dado que ahora el dinero no es infinito, los gestores ya no son todopoderosos ni infalibles. Ahora toca ponerse objetivos y cumplirlos con números y eso afecta a todos; desde el director del hospital, al celador.

Para cerrar, Albert Einstein y Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando resultados distintos. El modelo ha de cambiar, aunque el cambio sea un infierno. Es estúpido pensar que es bueno mantener lo que nos ha traído hasta aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando veía en La Mancha, inmensa planicie y estepa, que el suelo se ponía por las nubes siguiendo el ejemplo de otras zonas de España con mayor limitación para construir, me parecía ilógico, pero "como no entiendo de economía" no me atrevía a decirlo.
Ahora me acuerdo de Groucho Marx preguntándole a su corredor de bolsa antes del crack si aquello era seguro, "déjelo para los entendidos" respondía el otro.
Igual antes que ahora nadie se atrevió a decir que el emperador iba desnudo.

Nrq dijo...

leyenda o no, también está la anécdota de "si mi limpiabotas entiende de bolsa, es el momento de venderlo todo".

Anónimo dijo...

No la conocía, pero me la apunto