Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 5 de agosto de 2013

El profesor de griego (by Tasmania)

De aquel profesor lo que yo aprendí fueron algunas cosas sencillas, que son las importantes. Me metió en la cabeza la desconfianza frente a la oscuridad y las florituras que con frecuencia no sirven más que para disimular la vacuidad, del mismo modo en que las salsas enmascaran muchas veces los malos sabores o la falta de sustancia. Como yo era aún muy joven, pase esas virtudes del campo del griego á la vida de todos los días. Y me resultó util. Muy útil.

No hay comentarios: