Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 19 de septiembre de 2013

Montemos un lobby, cambiemos la ley electoral

Montemos un lobby. Montemos un lobby que busque convencer a la sociedad y a los representantes nacionales que lo adecuado a estas alturas de democracia no son ya las listas abiertas, sino un sistema como el sajón en el que los candidatos de un partido peleen entre ellos para postularse a un asiento del Senado o del Congreso y luego, a los ganadores por cada partido, enfrentarles en las elecciones legislativas y que les elijan los votantes.

No es como intenta disfrazar UPyD que quiere cambiar la regla actual (D’Hont) por la Hare (usada en Brasil) en la que a tantos votos para tantos asientos, pues divides asientos entre votos y la cuota que consigues son los asientos que ocupas. Lo más gracioso es lo que dicen en el punto 5 de su programa respecto a la modificación de la ley electoral y es que; Hasta que el desarrollo de las herramientas informáticas permita la introducción sencilla de laslistas abiertas, el procedimiento de elección de los Diputados seguirá el principio de “listas desbloqueadas”, de modo que el elector tenga la posibilidad de alterar el orden de los candidatos en la lista.
Es decir; ninguno de los dos medios propuestos dejan al elector la decisión de quién le acabará representando. El partido sigue decidiendo a quién sube a listas y, en vez de ser tres políticos que se presentan y luchan por la candidatura, son tres amigos del jefe que consiguen meter su nombre en la lista que le toca al votante. Tampoco resuelve el problema principal; el elector no conoce a su representante y al representante, una vez sentado, le importan tres pepinos las necesidades del elector. Si el representante tuviera que enfrentarse directamente a su electorado cada x años, ya veríamos cómo, a la hora de apoyar leyes, piensa en cómo va a sentar en su circunscripción.
¿Y qué excusa es esa de Hasta que el desarrollo de las herramientas informáticas permita? Si se decide cambiar el Sistema Electoral, el Estado abrirá un proyecto en el que se cree un sistema que permita este tipo de elección y recuento. La gente de UPyD está muy alejada de la realidad tecnológica, me da a mí. Esta propuesta junto al desbarajuste de Cantó en Twitter no me genera mucha confianza cada vez que hablan de Nuevas Tecnologías.

Pues lo dicho; montemos un lobby para permitir que cada circunscripción elija a su candidato y para que cada candidato se juegue su asiento en su circunscripción, no cayendo bien y sonriendo mucho en Ferraz, Génova, Cedaceros (UPyD) o Còrsega (CiU) y para que cada candidato pueda apoyar o rechazar propuestas de ley en función del beneficio o perjuicio que le puede proporcionar a sus electores.

Mientras esto no ocurra cualquier interpretación por parte de los políticos de lo que los ciudadanos puedan querer o pensar no deja de ser una declaración en medios de algo que el 90% los españoles ni siquiera sabe que pasa.

4 comentarios:

juan dijo...

No creo mucho en el "first past the post". Aunque lo que propones propicia una rendición de cuentas individual que es positiva tiene inconvenientes ya que al final por voto útil acaban siendo el la mayoría de 2 partidos (es rara excepción lo de ahora en UK).
Cuando se opta por este sistema lo que se hace es en torno a complacer "al votante medio" y los partidos tienden a converger primero en 2 y luego esos 2 en uno.
Puesto a optar por lo que propones mejor a 2 vueltas o el sistema preferencial, donde en cada distrito los candidatos se ordenan, y si no hay mayoría absoluta se cuentan las segundas opciones, hasta que alguien la alcanza.
Es importante dado que no hay una democracia directa tema por tema como mucho proponemos que al menos independientemente de cómo se configure el parlamento por motivos de "practicidad supuesta" que por lo menos quede una "foto" de las preferencias reales que pueda evidenciarse.
Es decir que independientemente de que se imponga un cierto voto "útil" se pueda saber cuál era la correlación real en preferencia directa de todas las fuerzas.

Nrq dijo...

Aquí realmente tenemos cultura de más de un partido y hay alcaldías que así lo demuestran. Creo que el modelo explicado aquí puede ser más (bastante más) beneficioso que el actual.
Sos vueltas siempre dejará a uno de los grandes arriba en segunda vuelta

Tasmania dijo...

Me apunto

juan dijo...

me refería al preferencial que no requiere de 2 vueltas, van contandose las sucesivas preferencias hasta que uno llega al 51%. Por eso con una votación uno de centro derecha expresa su primera preferencia y la otra a continuación para asegurar. Lo mismo en la izquierda.
De esta foto nadie puede pensarse que es superpopular por el porcentaje dado en el voto útil, y entre tendencias permite sorpassos.