Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

viernes, 25 de marzo de 2011

posteridad

... y continuando, Otto Von Bismarck era un hombre que concebía un estado y trabajaba por dicho ente esperando que todos los suyos hicieran lo mismo. Era la materialización de la frase de JFK pero en imperativo. Le gustaba la rivalidad sólo porque era una nueva oportunidad de vencer.

Miren; el tema de los políticos y los estadistas (el gran Truman y su frase, por cierto, en las elecciones del 48 todos creían que Dewey se las llevaba de calle, de ahí la gracia de la foto que les adjunto) 

es parejo a músicos, escritores, pintores... Florencia en el XIV, XV o XVI rebosaba escultores y pintores, pero nos han llegado a la memoria más inmediata Miguel Ángel, Fra Angelico, Leonardo... y ni siquiera toda la relación de artistas del tratado de Vasari.
Escritores de, a mi parecer, las dos épocas más grandes de las letras españolas como son el Siglo de Oro y la Generación del 98, tenemos presentes a Lope, Calderón, Quevedo, Góngora, Cervantes, Unamuno, Baroja, Valle, Azorín... pero ambas épocas estarían repletas de novelistas, poetas y plumillas y seguro, seguro que en ellas habría gente muy famosa célebre entonces que no nos ha llegado a hoy.

Pues con los políticos pasa exactamente lo mismo; los responsables de la res pública son un continuo en sociedades, países, civilizaciones pero si nos cogen en un juego de mesa y nos dicen "¡diez políticos famosos de la historia!", ¿cuál sería su respuesta?;
Los que no indagan y quieren salir del paso, pero sin quedar mal dirían:
González, Suárez, Carrillo, Fraga
... (pausa para analizar posibles repercusiones ideológicas)
Zapatero, Rajoy, Obama
... (y ya por asociación)
Clinton, Clinton y...
...
Bush!!!

Si son pródigos en sabiduría dirían que Pericles, Talleyrand, Otto Von, Tomás Moro, Beckett (incluso), Woodow Wilson, Roosevelt (los dos), Reagan y Bill, poe ejemplo.

Hagan sus listas

1 comentario:

Louella Parsons dijo...

Me he acordado de aquella sección de “Clásicos Populares” titulada “Si lo llego a saber, compone su padre” referida a aquellos músicos que habían compuesto infinidad de obras y quedaron en el más absoluto de los olvidos o, peor aún, del desconocimiento.

(Hoy he oído en la radio que a Anthony Hopkins le gusta el ”artista” Debussy. Cualquier cosa.)

Y yendo al tema que nos propone Mr NRQ, en cuanto a políticos que han pasado a la posteridad debo decir que estoy bastante contrariada con un libro que estoy leyendo titulado El verdadero Lincoln de Thomas DiLorenzo (economista americano) y publicado por el Instituto Juan de Mariana (organización privada y sin ánimo de lucro que promueve la libertad individual, la iniciativa empresarial, el debate de ideas en una sociedad libre…..). El autor pone en entredicho los hechos por los que ha sido encumbrado Lincoln y le acusa de haber promovido la Guerra de Secesión para socavar la descentralización que existía en Estados Unidos para imponer una sociedad estatista y centralizada.
Incluso en el libro de afirma que Lincoln no estaba preocupado por la “emancipación” en sí misma sino que su objetivo era salvar la Unión forzando como fuera a los secesionistas.

Todos los políticos tienen sus luces y sombras pero nuestro desconocimiento, la propaganda que recibimos, nuestras propias ideas….hacen que hayamos idealizado algunos políticos.

Recuerdo que sólo conocía al Sha de Persia por la revista Hola. Nunca me preocupé en saber más hasta que un día leí su biografía escrita por Kapuscinski ”El Sha o la desmesura del poder” y me quedé atónita no sólo por su forma de gobernar sino porque saliera en el Hola con su mujer y sus hijos en sus millonarias casas con toda la naturalidad del mundo.