Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 31 de octubre de 2011

víctimas (¿?)

Este fin de semana los periódicos han traído dos noticias que me han dejado pensando "venga, en serio". No es un pensamiento muy profundo, pero sí muy concreto

El sábado desayuno con El Mundo que, en su página 15 y bajo el título de sección "políticos bajo sospecha" trae un status de la situación de Francisco Fernández, ex-alcalde de León con el PSOE. Primero decir que el periódico le mete una bofetada poco elegante, no a él, sino a la superación al hablar de una jubilación de lujo para alguien que no tiene más formación que auxiliar administrativo. Feo; auxiliar administrativo o no, todo el mundo tiene que tener la legitimidad de morir el más rico del cementerio siempre y cuando sus vías para conseguirlo hayan sido también legítimas. Pero claro, hablamos de un alcalde de León y ser alcalde no debe dar para acabar podrido de dinero. Bloomberg, seguro, que no gana tanto como alcalde que como CEO de Bloomberg y eso que, creo, cobra $1 al año porque lo de rico ya lo traía de casa.

Pero el señor Fernández, Paco para los amigos y un mote relacionado con su antiguo desempeño como profesor de tenis para los que no son tanto, comparece ante los medios de comunicación para decir que deja la política, que se va, tras haberse desvelado un crédito de 815.000 euros más una jubilación jugosa y se presenta como (literal) "Víctima de ese poder económico, mediático y político" que ha buscado hundirle porque no se arrodilla ante ellos.  Se dice perseguido por su prejubilación que califica de "legal como la del resto de compañeros". Y, bien, aquí es dónde debemos apretar al botón de pause y realizar ciertas consideraciones. Una jubilación así es legal porque uno, desde un posicionamiento ejecutivo, decide que sea así. Yo, si tengo el respaldo suficiente de la cámara para aprobar una ley que impida a los coches blancos circular en días pares, puedo hacer incluso que los violadores de la ley tengan multas millonarias. ¿Es legal? claro que es legal, hay una ley que lo respalda. Si el Señor Fernández sanciona un texto en el que diga que su jubilación puede dejar pagada la luz de sus hijos y nietos, legal es. Ético... no tanto. Y no lo es porque un político no debería tener más facilidades con origen el cargo que aquellas que se disfrutan durante su tenencia. Es decir; una vez que el electorado, los votos, la gente ha decidido que no sigas, no sigues para nada. Y es ésta la única premisa legal que debería prevalecer; cero ingresos del presupuesto o de la riqueza generada por gasto presupuestario una vez abandonado un cargo público. Lo de el resto de compañeros en plan no soy yo solo ya es como de patio de colegio, pero con matiz y enunciación progresista. Aquí sólo recordar que el señor Fernández añadió ser nieto de represaliados y que eso le hizo aprender de muy joven de justicia y solidaridad.
Estos argumentos de causalidad harían que Descartes fuera a llorar desconsolado a casa de Hume.

Y luego está la otra historia que trajo ayer domingo El País, la de Javier Escribano, diputado gallego del PP que recibe un Porsche de un empresario, lo pone a nombre de un familiar y lo vende. No contento ya con esto, tenemos grabaciones de la policía en las que el señor Escribano arregla actuaciones, cierran comisiones... y lo siento por Ms Taz o el cartoon, como le llama Mr Artanis, porque comparten territorialidad, pero después de lo que ha pasado con Camps... Va, en serio, ¿puede haber alguien tan incapaz como para meterse en un lío como éste después de lo de Correa? y eso que lo de la Gurtel salta ¡por unos trajes!.
Parece ser que Escribano no es trigo limpio e iba a pecar pasara lo que pasara, pero, supuesto que fuera buena persona, no ha elegido el mejor momento. Si al final esto es como las dietas. Todo el que haya querido adelgazar, o al menos no engordar, sabe qué debe y qué no pude comer. Por las mismas todo político sabe que maletines, jamones, coches... regular. Y ahora el señor Escribano dice que se retira de la política "para defenderse como cualquier gallego". Querido Javier, no creo que cualquier gallego esté pendiente de una investigación. Es más, creo que sois minoría.

jueves, 27 de octubre de 2011

Neolengua

Vivimos -o mejor dicho, padecemos- los últimos días del Zapaterismo, tiempos que quedarán grabados en la memoria, por mucho que la historia trate de restituirlo en el futuro. Uno de los asuntos que más me ha alporizado de estos largos años es la reinvención de la lengua, la neolengua propia de los tiempos de ZP. Obviamente no es el asunto más grave al que nos ha abocado este Presidente, pero sí es uno de los que más me ha llamado la atención. Les recuerdo uno de sus mejores momentos: "El feto es ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica" Bibiana Aído.
Les transcribo, a continuación, los principios de propaganda formulados por el que fue Ministro de Educación Popular y Propaganda de Hitler, Joseph Goebbels Principio de simplificación: Individualizar al adversario en un único enemigo Principio de vulgarización: Minimizar el esfuerzo mental del ciudadano frente a los mensajes que se le lanzan. Principio de trasposición: Trasladar r al adversario los errores propios con el fin de responder con el ataque Principio de orquestación: Repetir constantemente unas mismas y pocas ideas Principio de verosimilitud: Argumentar en base a hechos supuestos, irrelevantes o fuera de contexto Principio de silenciamiento: Callar información que favorece al adversario Principo de transfusión: Recurrir a mitos y prejuicios y remover el sustrato más primitivo del imaginario colectivo facilita el rápido arraigo de la propaganda ¡ No me digan que dichos principios no se ajustan de manera extraordinaria al neolenguaje ! Les propongo un juego: Traslademos ejemplos de las frases más memorables del Zapaterismo a cada uno de estos principios. Empiezo yo: Principio de simplificación: "Que viene la derecha extrema" Un, dos, tres, responda otra vez

lunes, 24 de octubre de 2011

speechless

Leí ayer este artículo y, francamente, no creo que se pueda añadir mucho más

jueves, 20 de octubre de 2011

Cristina Olmos

La creencia de que la sangre menstrual es fuente de impurezas es recurrente en infinidad de culturas, entre las que podemos citar casos de pueblos australianos, africanos, norteamericanos… también alemanes o griegos. Plinio advertía de que el sexo femenino podía, en estos días y sólo por contacto, transformar el vino en vinagre, infestar los campos de parásitos o empañar los espejos. Para la doctrina tradicional del judaísmo, tal y como recoge el propio Talmud, las actividades en las que se involucra la sangre de la mujer conducen a la impureza. En la Biblia (Levítico, 15, 19; 15, 31) se afirma tajantemente: “la mujer que tenga la menstruación será aislada durante siete días y alejaréis a los hijos de Israel de su impureza, para que no mueran por culpa de ella” Incluso hoy, entre nosotros, en ciertos contextos sociales y en edades avanzadas, no es infrecuente asignar a las mujeres, durante el período menstrual, la capacidad de cortar algunas salsas y de dificultar actividades culinarias. La sangre femenina posee, además, ciertas capacidades de atracción. Así los hombre infieles, o simplemente los deseados, pueden llegar a ser atraídos, vertiendo gotas de sangre en el vino que se disponen a beber. Ojo, la dosis debe ser administrada con suma cautela, ya que un exceso puede producir un estado de alienación definitiva y tampoco se trata de eso. Cuentos, antiguas creencias, supersticiones, encantamientos… muchos de ellos insisten en tópicos: materia infundada, caprichosa y malvada que se enreda a través de los siglos y que ya no resulta posible ovillarla adecuadamente.
Algarabías para algún asíduo de esta zódiac, aquí, Shere Hite

lunes, 17 de octubre de 2011

administración


Los manifestantes del 15-M siguen pidiendo la nacionalización de la banca. Mientras van cayendo las noticias relativas a gestores y directivos de cajas de ahorros con indemnizaciones desproporcionadas, no ya para una indemnización, sino para la gestión que han realizado en ellas. Por otra parte el gobierno pide que la Comisión Europea relaje el nivel de los stress tests a los bancos, lo que implica que si una prueba es muy exigente algún banco puede no cumplirlo. Si no cumplen varios España vería su rating devaluado, lo que haría caer la confianza y alejaría la inversión. "Mi cliente ha demostrado su buena voluntad" se diría en las películas de abogados de litigios.
deficits de los gobiernos Eurozona + UK
(Creative Commons)


El grito ahora es que los ricos deberían tener impuestos más altos, pero a mí me cuesta cada día más dinero llenar el depósito de gasolina sin que haya noticias de subidas del barril de petróleo. Hasta tal punto me preocupa la situación que estoy pensando en empezar a fumar (no he fumado en mi vida) porque me da la sensación de que los impuestos del tabaco, alcohol y gasolina, junto a los del juego, son las fuentes más sólidas de ingresos para un estado que tiene una deuda del 60% sobre el PIB junto a un 20% de paro.


Seguimos educados en que el gobierno genera empleo, sin poder reconocer que el empleo… bueno, ya saben, empresarios, más facilidad para crear empresas, etc. "Ayudemos a los emprendedores". Genial, pero si sacamos el dinero de las empresas que funcionan para dárselo a los que montan empresas, ¿no se verán estos acuciados por impuestos en cuánto empiecen a despegar? Esto haría que el que está despegando necesite bastante más trayecto antes de crecer realmente, ya que parte de sus beneficios, en vez de ser reinvertidos en crecimiento, acabarán en las arcas del estado. El estado dará dinero a empresas nacientes sin conclusiones de viabilidad de la idea y volveremos a subvencionar sin análisis de mejora.


El Gobierno de Rodríguez Zapatero no pinchó la burbuja inmobiliaria ya que este mercado era muy activo y muy potente para las arcas del estado; garantizaba ingresos por impuestos a las empresas, a los compradores y a los vendedores. Ni la pinchó ni se apoyó en ella para favorecer la creación de empresas y mucho me temo que, por esta misma actitud, las ayudas a los emprendedores no será el principal objeto de la recaudación a los más ricos sino que irá a equilibrar ese 60% para que haya confianza en el gobierno, esto genere confianza en el país, suba el rating y se atraiga la inversión, privada principal y lógicamente y, en muchos casos desde los bancos privados (algunos de los cuales, como en el caso de Dexia, está pendientes de su futuro por haber comprado deuda griega. ¿ven el juego?)


Quiero una administración pública que deje tranquilas las cosas que funcionan y que tenga un poco más de visión sobre las que podrían funcionar y cómo evaluar correctamente que lo están haciendo.
Quiero una administración pública que sea humilde como para aceptar que su papel debe ser ajustado, corto y que su gestión debe ser más transparente que simplemente sloganes y risas los domingos en un mitín.
Quiero una administración pública que admita que ha estado prolongando una situación insostenible simplemente porque no sabía cómo salir de ella sin provocar rabia, enfado y frustración
Quiero una administración pública que sepa ver que los que seguimos haciendo cosas y necesitamos que se nos convenza no estamos en Sol, sino que nos levantamos pronto y nos acostamos tarde buscando generar riqueza. Sí, primero la nuestra, la de nuestras empresas, las de nuestros compañeros de trabajo, porque esa, localizada por núcleos, es la que arrastra la del resto.
Quiero una administración pública que sepa cumplir con el significado de su nombre y, sobre todo que administre poco.

jueves, 13 de octubre de 2011

Doctorando

Una tesis no es un ensayo, no es un texto digerible, no pretende ser una obra innovadora o excitante. Una tesis no se publica como un libro, por lo menos si se pretende que los posibles compradores lo compren y los potenciales lectores lo lean. Las tesis se hacen para cumplir un anacrónico requisito académico, deben atenerse a los caprichos o intereses del director, no chocar con las manías de los miembros del tribunal, no dejar de cumplir ninguna de las ridículas normas tradicionales sobre marco teórico, estado de la cuestión, metodología, hipótesis, investigación, verificación, conclusiones... El resultado es patético: años de trabajo voluntarioso de los doctorandos producen textos espeluznantes, cuya única utilidad es permitir que el susodicho acceda, al cabo de un tiempo prudencial, al grado de funcionario vitalicio que le permitirá aplicar el mismo método tortuoso a los candidatos futuros, a integrarse en esa clase reproductiva del saber académico. En el mejor de los casos, el inmovilismo funcionarial y las limitaciones presupuestarias actuales impiden que se mantenga el flujo de la reproducción ampliada. Soy consciente de que no todas las tesis son intelectualmente innecesarias, ni todos los directores unos burócratas del saber pasteurizado. Las hay innovadoras, brillantes, que asumen como una carga superflua o sobreañadida al formato "tesis" y que los autores convierten con cierta facilidad en algo estimulante para que la gente normal e interesada pueda leerlo con provecho. Hay directores que apoyan estos proyectos y dan pistas, aunque raramente cuestionan el absurdo artefacto formal que debe envolverlos. Pero también hay tesis peores que las tesis, amasijos de lecturas mal entendidas, de datos confusos, de redacciones que agreden el sentido común y de conclusiones arbitrarias, precipitadas o simplemente obvias. Las tesis, en resumen, si se me permite una afirmación general, injusta para unos cuantos pero, a pesar de todo, me temo que bastante cierta, son la banalización misma de la cultura académica. Un amigo está doctorando. Discutimos sobre el asunto. Es la segunda vez que alguien pretende liarme. Cuando les digo lo anterior, se vencen.

lunes, 10 de octubre de 2011

comunidades


Leo un artículo en el NY Times en el que se habla del foco de la campaña de Mitt Romney como candidato a la presidencia por parte del Partido Republicano. Mr. Romney fue gobernador de Massachusetts siendo republicano y mormón, pero no le supuso ningún problema para ganar en un estado de estereotipo demócrata, irlandés y católico. Sobre la ideología yo creo que son, en realidad, más de los Kennedy y el hecho es que los gobernadores del estado han sido mayoritariamente republicanos. Sobre la religión, sí, un 44% de la población del estado es católica, lo que revaloriza mucho la victoria de Romney en aquella elección. Bueno, el actual gobernador es Deval Patrick, afroamericano (6,6% de la población) y metodista (<2%).
Mitt Romney (foto; Gage Skidmore)


Entonces ¿importa tu religión o tu ascendencia? Sí, claro que importa, porque ambas son una seña de identidad en un país en el que el concepto de comunidad es esencial. Romney dentro del partido republicano, no es conservador, sino moderado, así que ¿cuál será su estrategia? Bien, la estrategia será la misma que le llevó al sillón de gobernador y es centrarse en lo que debe importar al segmento mayor de población; la situación económica que puede salvarse sólo bajo las premisas neoliberales (decir "liberal" en los USA es centroizquierdista. Hay que tener mucho cuidado al manejar este término porque no es equiparable a lo que entendemos en España). Pero con la economía no se gana en un país en el que, como comento arriba, el sentimiento de comunidad es enorme. El activismo americano, económico, político o social, funciona como un sistema de raices. Los grandes representantes de comunidades y asociaciones (una forma de lobby, si les es más fácil encuadrarlo) están en contacto permanente con los líderes políticos y lo que hablen entre ellos llega a los núcleos más pequeños de esas representaciones. Así si, como ejemplo, el líder de la comunidad presbiteriana de Delaware respalda al candidato demócrata a Gobernador, se puede inferir que la mayor parte de la comunidad activa presbiteriana del estado votará demócrata. Son esos grupos, activos a nivel comunidad, los que se hablan con los coordinadores regionales, estos con el estatal y este con el candidato; creo que se hacen una idea. Y este proceso es abierto y no ganarse el respaldo de una comunidad es perder un caladero de votos.


Romney hablará de economía y recuperación y con este discurso tratará de atraer votos, pero no todos los votos necesarios para ganar se captan hablando a nivel macro y el nivel micro estos grupos tienen preocupaciones adicionales a las económicas. A ese nivel se llega a través de los líderes de opinión y su problema es que el ala cristiana (evangélicos, baptistas, cientistas, que no cienciólogos...) no cree que los mormones sean cristianos de verdad, con lo que tendrá que hacerles algún guiño. Mientras este gesto llega Perry, que está incubando nuevas ideas, intentará atacar por la derecha forzándole a hablar de valores, no sólo de medidas. El guiño no podrá ser muy radical, porque traicionaría su carácter moderado que le traerá muchos votos demócratas desencantados de Obama. Romney tiene ahora que valorar quién le es necesario para ganar las primarias, porque una vez ganadas el conservadurismo le votará a él por eliminación y porque ya se preocupará de tener un conservador como VP. ¿Cuál será el guiño? Pues bien, ahora mismo no puedo decírselo, pero sí les puedo decir que Perry ha perdido fuelle y que ahora el exGobernador es quién va favorito. Cuánto más retenga esta posición, más leve necesitará que sea el gesto, con lo que empezará a buscar apoyos en grupos no tan mayoritarios necesitados de esas reformas que son el centro de su campaña. Cuantos más aúne, más fuerza tendrá. Cuanta más fuerza tenga menos necesitará a evangelistas, antiAbortistas (estos ya le supusieron un problema en la campaña a gobernador)... y, entonces, bastará con decir "cuento con vosotros para que me acompañéis en el camino de gobernar América".


A Romney no le preocupan los que son mayoría. Buscará empatizar con los que, como él, han sido siempre minoría.

jueves, 6 de octubre de 2011

Bit the Apple

Jobs no murió, se convirtió en leyenda.
Primero fue Adán
Después The Beatles
Y desde anoche... Steve Jobs

Steve Jobs
Decía el Patrón de la Argos esta mañana en Casa Herrera que la noticia de hoy es el fallecimiento de este gran hombre. No puedo estar más de acuerdo. No hablaremos de otra cosa a lo largo del día, ni de la boda de la Duquesa de Alba, ni de la delicada situación de Pepiño "el gasolineras", ni del escudo antimisiles de Rota, no.

Esta mañana, cuando aún no había amanecido, estuve hablando del gran creador con las limpiadoras que todavía andaban por aquí cuando llegué al despacho, de aquel hombre que aseguraba que la creatividad consistía en contectar cosas.

NRQ y Apple en la zódiac
Una más de NRQ

¿Cómo decirle a mi IMac que su padre ha muerto?
¿Creen que San Pedro tuitea desde que Jobs llegó al cielo?

Dios... me surgen tantas preguntas...

Jobs en Standford
All about Jobs

He leído muchas cosas sobre Jobs, sus genialidades son inspiradoras, sin duda; pero de todo me quedo con una de sus frases "lo simple es, sin lugar a dudas, lo más complejo"

DEP

lunes, 3 de octubre de 2011

trato


Hace mucho que no les traigo nada de West Wing, pero resulta que este fin de semana he estado viendo unos cuantos capítulos y en uno de ellos hay unas líneas que creo que vienen al pelo para las fechas en las que vivimos. 
En la puerta del Kennedy Center están C.J. Cregg, Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, y Charlie Young, el ayudante personal del presidente. Hay en el capítulo un tema sobrevolando y es un comentario en la prensa por la cual "fuentes de la Casa Blanca aseguran que al Presidente Bartlet no le gustan las judías verdes". Un hecho tan banal se convierte en algo importante al considerar que Orengon es el mayor productor de la nación de judías verdes y que la victoria en las elecciones fue muy ajustada, apenas 10.000 votos.
cualquier cosa es motivo de temor
C.J. y su equipo buscan la fuente y, volviendo al Kennedy Center, Charlie le comenta que la fuente que cita el periódico fue él. En una entrevista le preguntaron cuáles eran los platos que le gustaban y no le gustaban al Presidente y él contestó que sí la langosta y el solomillo y que no las judías verdes.


Hablan y Charlie no entiende la preocupación de C.J. Bueno, sí la entiende, pero le parece ridícula y se produce el siguiente diálogo:


C.J.
Charlie, ahora esto es importante.

CHARLIE
Bien, siento haberme ido de la lengua con un reportero, pero creo que se te está yendo la cabeza

C.J.
No, yo...

CHARLIE
La educación es algo serio. El crimen, el empleo, la seguridad nacional. En 18 meses he estado en Oregon 4 veces y nadie a quién conociera allí me pareció estúpido

C.J.
Todo el mundo es estúpido en año electoral, Charlie

CHARLIE
No. Todo el mundo es tratado como un estúpido en año electoral, C.J.


No creo que Sorkin, cuando escribió estas líneas pensara que nadie es estúpido. Creo que pensaba que todo el mundo es tratado por el nivel más bajo que se espera encontrar, no ya estupidez, sino de desidia y desencanto.