Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 15 de mayo de 2010

Un país en busca de candidato

Un nuevo candidato. Esta es una de las propuestas de Durán y Lleida para salir del lío político, institucional, económico y social en el que estamos metidos, bueno, en puridad, en el que nos han metido.

A la busca de candidato, cual Pirandello. Seis personajes en busca de autor. Toda España en busca de candidato, del candidato perfecto: carácter, credibilidad, dinamismo, carisma y liderazgo. A ver, aquellos que reúnan todas las condiciones que den un paso al frente.

En el márketing político los estrategas parten de la base de que los votantes tienen un ideal y que eligen al candidato que más se acerca a ese ideal. La mera posibilidad de que los candidatos se tengan que medir con un ideal nos da una idea de por qué muchos ciudadanos acaban defraudados.

Scher definió a ese ente inexistente que buscamos desesperadamente, que no tiene rostro, ni voz, pero cuya pulsión sentimos en nuestro interior.

"Queremos que nuestros candidatos encarnen las virtudes que atribuimos al más grande de nuestros líderes: fuerza de carácter, visión, carisma, capacidad de estar por encima de la politiquilla, habilidad para el consenso, capacidad moral para ver y hacer lo correcto, poder para derrotar a las fuerzas del mal, habilidad para conseguir que se hagan las cosas y que al mismo tiempo éstas parezcan fáciles, manteniendo siempre su cercanía al ciudadano común"

Tan alta expectativa nos explica por qué hay votantes descontentos y por qué otros muchos se abstienen. Ese supermegahombreidealdelamuerte no existe y si existiera no sería candidato. Seguro.

Page parafraseaba a Platón cuando aseguraba:
Es poco lo que podemos hacer ante la escasez de reyes-filósofos

9 comentarios:

Juante dijo...

"Capacidad moral para ver y hacer lo correcto, poder para derrotar a las fuerzas del mal...".

Lo peor que está pasando (con el Cejas y toda la trupe que le baila el agua con venérea obscenidad) es su ejemplificación.

La gente está confundida. Lo que le faltaba, cuando ya de por sí tenía la moral dudosa, laxa o "distraída".

Hablaba ayer Mayor Oreja del "relativismo" de Zapatero. La catástrofe estará en quienes nos rodean, cada vez más proclives a imitar la caótica (y maquiavélica) forma de emplearse del bobo solemne que, como buen tonto, encierra más peligro que una caja de bombas.

Estrechos saludos, Doña Tasmania.

Patricia dijo...

Al respetable público:

A ver si alguno de Uds. me puede explicar qué hace esta noche el insigne Pepiño Blanco (en algunos foros, 'el candidato') en LA NORIA explicando las medidas del Gobierno para atajar la crisis.

Aún no me he recuperado de la impresión.

En cualquier caso, el hecho es altamente ilustrativo, tanto del Gobierno como del país al que gobierna (un suponer). ¿No les parece?

Nrq dijo...

Pero Taz, volvemos a lo de siempre. En España se nos llena la boca de democracia, pero si se tienen que plantear candidaturas o sucesiones políticas se producen escenarios que por trágicos llegan a ser cómicos
- Aznar le traspasa los bártulos a Rajoy; el PSOE habla de caciquismo y el el PP nadie habla
- Aguirre o Gallardón se postulan para ser líderes del PP; el PSOE habla de desunión y en el PP se abren heridas
- Zapatero le gana a Bono la presidencia del PSOE y es un ejercicio de democracia

Pues creo que no tener esto de las sucesiones y las candidaturas normalizado e, incluso, regulado es volver a acudir a ese cuento tan inherente a a,conciencia española del abuelo, el niño y el burro. Hagas lo que hagas, siempre te van a leer mal (aunque hagas bien)

Nrq dijo...

Por cierto, cuando el Vaticano se que da sin Papa, todo se detiene. Se produce un cónclave y se elige al que una serie de cardenales, bastante preparados en lo suyo, consideran que es el más adecuado para hablar y resolver en nombre de la iglesia (y siempre gustará a unos y protestarán otros).

Este modelo se repite en los organismos que regulan las distintas creencias y las grandes compañías funcionan de forma similar. Algunos partidos políticos debería aprender a copiar ciertos procesos que parecen efectivos. A fin de cuentas las convenciones republicanas y demócratas USA también van de este palo.

Ay... país

Juante dijo...

Hombre, Doña Patricia: elemental, querida Watson.

Ellos -que son unos monstruos- habrán pensado que Pepiño es algo así como achaparrado, de apariencia bonachona, aunque las apariencias engañen y, en todo caso, el que en estos momentos conectaría mejor con la siempre ávida y poco avezada parroquia sociata, para explicar el peazo favor que no nos merecemos, pero que nos van a hacer él y sus compinches, perdonándonos la vida, en lo que atañe a nuestros bolsillos.

También hay que tener en cuenta que este finde, salvo el cabezón Chaves, que estará, como siempre, moliéndose a gambas de Huelva, en Islantilla, de la Vogue y demás estarán preparando el final del acontecimiento histriónico, que decía la Lorelei. Así que no queda otra: la campaña de finde la hace Pepiño. Esta mañana, sin ir más lejos, estaba en Gemiprogre alardeando del repunte bursátil del lunes, para afirmar que fue cosa de la maravillosa gestión económica de los sociatas. Evidentemente no pude seguir oyendo. En los terediarios, ídem: Pepiño explicando lo malos que somos los que dudamos de la buenas intenciones sociatas. Por tanto, ya sólo queda el mítin de La Noria, engendro icónico que fundamentalmente frecuentan los progres (sé de muchos casos), para convencer a los convencidos.

Ellos saben controlar los medios, no cabe duda. Pero por una sencilla cuestión: porque los medios están infectados de progres que ni ven ni van más allá.

Juante dijo...

¡Ah, se me olvidaba, ya que lo menciona! Lo de Pepiño "candidato" no lo veo. Tengo para mí que, como dice un cuñado mío millonario y sociata (el típico que decían los señores FM & FM en el blog de SG las pasadas Navidades, que aparece siempre por las ídem) "aquí vamos a tener Zapatero pa' 60 años, con que, jodeos los que no le votáis".

Pero, en fin: últimamente me equivoco mucho. Ojalá también en eso.

Tasmania dijo...

Sí, sí, no cabe duda. Pepiño lanzado al ruedo mediático del finde. Yo también escuchaba la radio Juante cuando esa niñatontaquenostomaporgilipollasatodos, es decir, Ms Gemio, ¿entrevistaba? a Blanco.

Yo tampoco pude seguir Juante, lo reconozco. Salí de la ducha los segundos necesarios para apagar la radio. De vuelta al agua tibia, sin "ruidos" mi cabeza volvió a su sitio.

Juante dijo...

Pues, feliz coincidencia, amiga Tasmania, feliz coincidencia...

Mesala Gongo dijo...

No entiendo mucho del TriGémino, pero si es Blanco, y en botella, algún día Germinará.

Pero querida Tasmania,en este momento que sufrimos-vivimos en España, debemos pensar en lo necesario y no en lo ideal.

No es poco lo que podemos hacer, pues a día de hoy efectivamente, los seis grupos parlamentarios, careciendo todos de líder que reúna seis cualidades, son seis los que agradecerían que Zapatero se fuera a La Haya, y si se empeña, pagando-le.

Por lo menos uno, no reuniendo las seis cualidades, al menos tiene diez millones de seguidores.

Seis neuronas unidas contra una neurona planetaria.