Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

domingo, 6 de febrero de 2011

Sonny

Sonny Rollins, nacido en Harlem y un joven talento en la época del bop, cayó, como Chet, Miles, Charlie, Gerry... en peligrosas adicciones que le mantuvieron alejado de los estudios y los escenarios un tiempo considerable. 


Angustiado por la presión de la fama en 1959, en vez de irse a París como alguno de sus compañeros, dónde eran básicamente dioses, se pasó tres años de su vida ensayando en el puente de Williamsburg porque consideraba que había perdido el "toque" y no quería volver al público hasta no recuperarlo. 






La gente acudía a escuchar a un saxofonista que se pasaba las noches ensayando desde escalas a riffs, pasando por melodías completas. De esas sesiones nace un disco llamado, lógicamente, The Bridge.


Disfuten de Rollins



No hay comentarios: