Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 12 de mayo de 2011

commencement

"Mr. Speaker, su historial de votaciones está en desacuerdo con de una de las más antiguas enseñanzas morales de la iglesia. Desde los apóstoles hasta el momento presente, el magisterio de la Iglesia ha insistido en que los poderosos están moralmente obligados a priorizar las necesidades de los pobres. Su historial legislativo en referencia a medidas que hagan frente a las urgentes necesidades de los pobres es uno de los peores en la historia del Congreso. Esta debe ser una preocupación fundamental y debe tener gran urgencia para los políticos católicos. Sin embargo, incluso ahora, hasta se trabaja en oposición a ella." 


Éste es el extracto de una carta remitida por 75 profesores de importantes universidades católicas al Presidente de la Cámara de Representantes ante el discurso que dará el sábado a los graduados de la Universidad Católica de América en Washington DC.


Este tipo de discursos se esperan como agua de mayo por estas fechas y las universidades compiten por que renombrados personajes, políticos, actores, empresarios, periodistas… vayan a sus universidades a dirigirse a sus alumnos y explicarles en 10 ó 15 minutos qué les espera ahí fuera. De hecho han adquirido cierta relevancia y popularidad desde que Jobs se dirirgió a los alumnos de Stanford ("esto es lo más cerca que he estado nunca de conseguir una titulación") y lo cierto es que los hay muy inspiradores.


Pues a Boehner le toca este sábado, en una universidad católica, él es católico de Ohio, y ya le han dado un tirón de orejas antes de ponerse detrás del podio. Y no han sido los cardenales, no ha sido la curia, han sido aquellos que están a cargo de la educación de la audiencia a la que el sábado Boehner les dirá cómo deben comportarse fuera.


Ahora; los profesores que firman la carta exigen acciones inmediatas, mientras que el historial de Boehner busca reducción del gasto social y bajada de impuestos para que el dinero se dedique a la inversión, se genere empleo y se reduzca la pobreza. Estoy seguro de que ustedes sabrán distinguir los puntos perversos de ambas posturas, así que les pregunto ¿respaldarían la carta de los profesores?

No hay comentarios: