Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 25 de junio de 2011

En honor a la memoria de Mr Toxic Avenger, un justiciero con una biografía que ya nunca podremos rescatar, asesinado por un oriental que, como en cualquier escenario en una trama de poder, ocupa ahora el trono vacante. Yo, como en una trama de poder, voy a llorar la muerte del precursor en un rincón dónde nadie me vea, para luego salir a dar la mano al actual detentador del trono.

Cuando me he enterado de la muerte de T.A. he cogido una edición de "Julio César" y he leído ciertos textos, especialmente los de Bruto ("cortémosle como el manjar que se oferece a los dioses, no como el manjar que se ofrece a los perros"), si contó con algún cómplice y si éste fue pagado o asesinó por lealtad por lealtad (Octavio; "es un soldado experto y valiente". Antonio "mi caballo también y por eso recibe su ración de forraje") o si Mr Chang pretenderá convencernos de que el asesinato estaba justificado ("no porque amara menos a César, sino porque amaba más a Roma").

Sí, ya sé, con este avatar debería estar pensando en otro tipo de culturas, venenos, uñas largas o largos y afilados estiletes que matan silenciosamente ya que el certero pinchazo atraviesa órganos que impiden lanzar el más breve grito. Pero ¿qué quieren que les diga? Tiro hacia lo que me gusta.

3 comentarios:

Mr. Chan dijo...

Esto se llama renacer y lo demás son tonterías. Sólo faltan dos hileras de trompetas encuadradas desde abajo para dar más realce a la escena.

Tal vez mi vocación frustrada sea el teatro. Vaya Ud. a saber

Un placer continuar en su compañía.

Louella Parsons dijo...

Mientras leía la imaginativa y genial entrada de Mr NRQ, he recordado la película "La maldición de la flor dorada", de Zhang Yimou, una historia sobre la dinastía Tang llena de intrigas, amores prohibidos, hijos ilegítimos que aspiran al trono, asesinatos, celos, guerras, suicidios...desarrollada prácticamente en el interior de palacio.

Yo no me fiaría mucho de Mr. Chang.

Tasmania dijo...

Así que chino mandarín....ahhhh.... usted también rendido al poder oriental !!!