Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 4 de junio de 2011

Un sábado cualquiera

Lo sé N, es sábado y debería estar menos sesuda, más relajada.

Lo sé N, pero tengo un sábado pesadito, de pesadilla, tormentoso... a pesar del dulce sol que ya acaricia mi jardín.

Verás, he estado pensando en San Juan de la Cruz... "mil gracias derramando, pasó por estos sotos con presura..."

San Juan escribió la Subida al monte Carmelo y la Noche oscura del alma, en las que desarrolla las negaciones; pero luego, en lugar de asomarse al abismo del Dios-Nada de otros místicos, escribió el Cántico Espiritual, un verdadero tratado de amor al mundo.

Al final, en Dios, San Juan recupera todo lo negado. El sumo espíritu integra la totalidad de la materia.

¿Alguien da más?

1 comentario:

Artanis dijo...

Parece que busca en el sentido correcto. Amor al mundo para equilibrar la negrura. A los pesimistas natos, nos recetan litio o hipérico. Afortunadamente, ninguno de nuestros místicos cayó (o incluso, calló) en manos de un "santero naturista".
¿Quién da más? Vd., para empezar, que lo expone ante los que visitamos la Zodiac, cada día. (Bueno, vale... D. NRQ, también... que es como San Francisco de Asís, pero con predilección por el burro y el elefante...)
Cíñase a ese sol del jardín y al Sábado. Si ha podido encontrar la manera de componer este texto, sabe dónde buscar para componer la calma.