Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

martes, 21 de junio de 2011

intrasesiones


¿Se acuerdan de cuando el presidente del Congreso de los Diputados dijo que verano y navidades no eran vacaciones sino periodo intersesiones? Pues miren; La Cámara de Representantes en Washington tiene lo que viene llamándose recess (descanso) en los que no hay sesiones y se utilizan para que los congresistas vayan a sus distritos a conseguir fondos para la financiación de la campaña y estar cerca de los votantes. Tengan en cuenta que su periodo legislativo es de tan solo dos años y que son directamente elegidos por los votantes de su distrito, no por pertenecer a una lista electoral de un partido, diseñada y redactada en la sede del partido. Así que no acaban de llegar y ya tienen que trabajar dentro del Congreso por defender los intereses de sus constituyentes y fuera por buscar la reelección, que nunca lograrán si lo que hacen dentro no gusta en su distrito. Complejo, ¿verdad?.

Tan corta legislatura y tan frenética actividad pone en medida la labor del residente en la Casa Blanca, como ya vimos en el pasado Noviembre, con lo que se produce un doble efecto; Congresistas del mismo partido que detenta el 1600 de Pennsylvania Av. pueden verse apeados de su puesto por la gestión del Presidente, pero el Presidente puede ver bloqueadas ciertas leyes si su concepción federal va en contra de los intereses de ciertos distritos en manos de gente de su partido.
Gerald Ford (que fue Líder de la Minoría en el Congreso, luego VicePresidente y, finalmente, Prediente) lo explicaba muy bien al decir que cuando estaba at the Hill, no entendía por qué Eisenhower, Kennedy, Johnson o, incluso, Nixon hacían ciertas cosas que eran excesivamente autoritarias y por qué no querían ver que el Congreso hacía lo que era correcto. Pero cuando llegó a la Casa Blanca se dio cuenta de qué significaba estar en el Despacho Oval y entonces  no entendía la "actitud de esos irresponsables".


Pues bien, una de las estrategias más utilizadas en la Cámara de Representantes es utilizar algunos de esos descansos para convocar sesiones sorpresa y lanzar una votación, aprovechando así la mayoría de los presentes (que no mayoría de la Cámara) y aprobar por sorpresa ciertas leyes que no necesitan un Pleno para ser aprobadas, sino simplemente una mayoría de asistentes a la sesión. Les voy a poner un ejemplo que está ocurriendo en estos días; 77 nuevos representantes han escrito una carta a John Boehner, Speaker de la Cámara" para decir que nada de vacaciones, que se quedan en D.C. para impedir que el Presidente Obama consiga pasar ciertos puestos que necesitan la confirmación de la Cámara para hacerlos efectivos, entre ellos el de el Director de la Oficina de Protección al Consumidor, oficina a la que quieren recortar ciertas atribuciones.


Fíjense qué diferencia; en España los Plenos están desiertos y allí se usa cualquier resquicio, cualquier grieta para legislar y, desde luego, los Plenos son plenos. Luego dicen los indignados (indignantes by Arcadi) que quieren un cambio de sistema electoral para que los partidos minoritarios tengan representación. Yo, insisto, quiero un cambio del sistema electoral para tener un Diputado que me represente, un Senador con atribuciones reales que me defienda y que mis impuestos no acaben financiando partidos que, no sólo no se preocupan por mí, sino que tienen mayor capacidad representativa en función de las circunscripciones que abarquen y que nunca serán la mía. Esto ya lo hemos hablado, pero parece que no lo suficiente, porque resulta que estos que ahora protestan piden una reforma ineficiente, pero es la que llega a los medios y a la gente. Así que, una vez más, ¿Alguien se apunta a un montar un lobby?

1 comentario:

Louella Parsons dijo...

Yo quiero un cambio para que se obligue a los representantes a asistir a los Plenos. Es desmoralizador ver esas fotos del Congreso completamente vacío.
Y luego los políticos se quejan de que no les comprendemos pero que ellos trabajan mucho.
En fin.

Y respecto al cambio de la ley electoral, el problema es que nadie sabe muy bien ni qué ley electoral tenemos ni cuál queremos.
¿Circunscripción única? Yo no estoy de acuerdo.
¿Lo que tenemos ahora? No parece tampoco muy justo con los partidos regionalistas con más representación que los pequeños partidos nacionales.

¿Qué tal la mitad de los diputados elegidos en circunscripción única y la otra mitad en circunscripciones provinciales o regionales o como quieran?
No sé, le doy vueltas pero tampoco tengo muy claro qué sería lo más justo y equitativo (a parte de que los políticos se pongan las pilas).