Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

domingo, 30 de enero de 2011

Amor, ira y otras emociones

Cuando una persona se ríe, ¿está contenta? ¿Qué diríamos de alguien que nos mira, suspira y luego se ruboriza? ¿Es posible saber qué emoción está experimentando? Claro que sí. Todas las emociones tienen un componente expresivo y comunicativo que consisten en señales verbales, expresiones faciales, contacto visual, movimientos corporales y expresiones no verbales.

Algunos piensan que los componentes expresivos de las emociones son innatos, al igual que la capacidad de discernir los sentimientos ajenos mediante la observación de esos componentes. Hay expresiones emocionales universales, como sonreír cuando estamos contentos o fruncir el ceño cuando estamos tristes.

La cultura en que vivimos influye notablemente en el modo y en el momento en que expresamos nuestras emociones. También indica qué emociones es apropiado expresar o, por el contrario, reprimir.

La velocidad, el tono de voz y el volumen son tres aspectos fundamentales para "interpretar" el estado de ánimo de alguien. Los seres humanos experimentamos gran variedad de emociones: temor, tristeza, júbilo, hastío... amor e ira.

El amor hace girar el mundo... ¿o era el dinero? Bien, lo haga girar o no el amor ejerce una influencia extraordinaria en nuestra vida. La mayoría de las personas quieren amar y ser amadas, aunque no lo admitan fácilmente. Amar y ser amados nos hace sentir bien. No creo que haya una sola persona que se queje de que en el mundo hay demasiado amor.

3 comentarios:

Juante dijo...

Así de sencillo y así de terriblemente complicado. Incluso soy de los que piensan que la cara es el espejo del alma. Aunque eso no lo es todo, por supuesto. Está la genética y el contexto. Se tarda más o menos en conocer a alguien, pero se termina sabiendo de qué pie cojea. Ya lo decía Carlo. M. Cipolla:

Prototipos humanos

¡Buen dimanche!

Tasmania dijo...

Cierto Juante, en particular cuando no pretendes esconder tus tormentas interiores....pero después de la tormenta viene la calma, la ira deja paso a la comprensión y desde ahí hasta es posible que puedas regresar al amor y a la armonía.

Ángeles Hernández dijo...

Según la "Teoría de la comunicación humana" de Wacklawitz es imposible no comunicar, y el lenguaje no verbal está siempre por encima de las palabras que se dicen.

Hay emociones intensas que es prácticamente imposible que no se expresen con el cuerpo :ira, miedo, dolor, amor... pero no debemos olvidar que hay importantes diferencias en la manera de expresarse de unas culturas a otras, sobre todo en los matices.

Ello puede dar lugar a malos entendidos cuando intentan comunicarse personas con códigos diferentes: Los sajones por ejemplo son muy estrictos con su "esfera de aislamiento" y pueden considerarse invadidos cuando alguien se les acerca a menos de 50 cm???. Sin embargo los latinos tienen un espacio personal más laxo y etiquetan de fríos, chulos o distantes a quienes no se les aproximan, etc, etc,etc. Sólo este ejemplo porque si nos podemos a hablar de oriente y occidente, japoneses, árabes... no tendría fin este comentario.

Y el AMOR es TODO. Aunque en ocasines no es fácil saber qué es amor y qué otros sentimientos menos nobles.

Un abrazo Á.