Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

martes, 18 de enero de 2011

Tucson, región de Murcia

No. No voy a hablarles de Tucson, región de Murcia. No. Pero permítanme que, aún de manera colateral, reflexione acerca del debate suscitado.

Si la sociología puede explicar por qué las personas eligen entre pautas alternativas de comportamiento social ¿supone esto afirmar que la sociología es, después de todo, una ciencia predictiva? No, no verdaderamente predictiva. Una predicción, para que merezca tal nombre, tiene que ser más que una suposición que termina confirmándose.

Puede haber un número indeterminado de sociólogos del siglo XX que hayan afirmado que la Unión Soviética se derrumbaría antes o después, que el laboraismo británico no llegaría al poder durante varias elecciones generales después de 1979, o que el resurgimiento del islam supondría una creciente amenaza a la estabilidad política de los estados árabes. Pero para que una suposición se transforme en una predicción es preciso especificar las condiciones que en su caso produzcan el resultado predicho en el momento predicho y en el lugar predicho.

Si creen que es fácil, inténtenlo. Un artículo de la revista Contention de Jack B. Goldstone se titula "Predicting Revolutions: why we could (and should) have foreseen the Revolutions of 1989-91 in the USSR and Eastern Europe" ("Predecir revoluciones: por qué podíamos (y deberíamos) haber previsto las revoluciones de 1989-91 en la URSS y en Europa Oriental")

Y digo yo... quizá pudieras, Jack. Y si podías, debías haberlo hecho. Pero no lo hiciste.

4 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Bueno, creo que en algunos casos, sobre todo en los políticos, los ciclos de la Historia ayudan a hacer predicciones, como lo hace la demostrada caducidad de los regímenes políticos totalitarios o las teocracias.

¿Qué significa que haya cada vez más musulmanes en Europa? ¿no se están haciendo ya suposiciones inquietantes? ¿en qué condiciones estamos? ¿debemos preocuparnos?

Gulliver dijo...

Siempre nos quedará Hari Seldon.

Y ahora, hablando en serio, la historia de la humanidad nos da claves que permiten predecir las lineas generales de evolución futura de nuestra civilización. El excepcional Estudio de la Historia de Toynbee lo pone de manifiesto.

Ahora bien, predecir acontecimientos concretos, por muy trascendentales que resulten ser, sólo es posible a un plazo muy corto (cuando el conjunto de factores que van a desencadenar el hecho haya alcanzado un punto crítico).

Por descontado que la Historia, como toda ciencia social que se precie, sabrá explicar muy bien a posteriori el conjunto de circunstancias y motivos que determinaron ese acontecimiento.

Todo lo demás está en el terreno de la psicohistoria de Seldon y Asimov

Tasmania dijo...

Pero si hasta en las encuestas electorales metemos la pata a fondo, aún en circunstancias bastante obvias... Fíjese Gulliver hasta qué punto estamos desacreditados que la SER se atreve a decir (en el pulsómetro) que el PSOE superaría -con Rubalcaba como candidato- en ocho puntos al PP frente a los once que le sacaría el PP al PSOE con Zapatero al frente de la lista.

Cría cuervos...

Gulliver dijo...

La distancia entre el pulsómetro de la Ser y una encuesta electoral de verdad debe ser muy similar a la que media entre las galaxias de la Vía Láctea y Andrómeda