Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

miércoles, 27 de abril de 2011

ciudades

Hay una película de 1985 de Michael Apted llamada "Bring On The Night", en la que se cuenta en unos cien minutos la presentación, ensayos y actuación en París de lo que luego sería la gira de Sting del disco "The Dream Of The Blue Turtles".
La presentación en el Pompidou, en el piso superior. Músicos de jazz, afroamericanos todos, con curriculums que incluyen colaboraciones con Miles Davis a Weather Report. Por si no están familiarizados con este mundillo, en los años 50 muchos músicos de jazz americanos huyeron de NY, NO, Chicago o, incluso, LA para establecerse en París. Huyendo (en promesa, al menos) de las drogas que ya empezaban a cobrarse vístimas, y acudiendo a un entorno de mujeres idólatras de "Les Noires", con faldas de tubo hasta la rodilla, medias tan finas como sutiles, labios que, ayudados por el habla francesa, buscan desesperadamente apoyo en el de enfrente y cara despejada al ser recogidos los laterales bajo la  la coronilla.
Así que Sting vuelve a llevar a París ese espíritu y su grupo (Brandford, Omar, Kenny, Darryl, Janice y Dollette) camina por la ciudad como si pensaran "curioso esto de Europa".


Los ensayos en un palacete que ocupó la madre de Napoleón. El concierto en el Mogador, hasta aprovecha Sting a que su hijo nazca allí… en fin, París. Es decir, junto con Londres y Roma, Europa en los 80 para los americanos. A estas alturas se estarán preguntando a dónde quiero llegar. Pues bien, al hecho de que la puesta en escena que buscaban Sting, Turner, Copeland y la gente de A&M era, precisamente el escenario de una ciudad que se comporta como si no lo necesitara precisamente porque no lo necesita. Más bien es al revés. París, de hecho, no necesita ni promo de turismo por parte del gobieno francés. París es París. El nombre ya vende. Cuando abro un periódico o pongo las noticias en la TV, me hace siempre gracia ver cómo se suceden las campañas de promoción de las ciudades con eventos menores que son inmensamente hinchados para que la ciudadanía tenga la percepción de que se están haciendo grandes cosas; Alimentalia, Fitur, el wanna-be olímpico, Bread and Butter… sin contar con la de discursos de candidatos a alcalde que nos quedan con la frase "hacer de Bollullos una ciudad del futuro": Actos y ventos en los cuales el 80% del gasto en comunicación se realiza, precisamente, para que se sepa de la existencia del propio evento en la ciudad.


Y luego llega la temporada de moda y con hacer aparecer tres modelos en una foto desfilando y escribir "París" al lado, el efecto aspiracional es un 80% mayor. En definitiva ¿ustedes creen que habría tenido la misma puesta en escena la película de Sting si se hubiera hecho en Barcelona, Bilbao o Madrid?

8 comentarios:

Artanis dijo...

Aunque intento frenarme y no soltar aparataje cinéfilo cada dos por tres, la ciudad de París ha tenido una embajada internacional en... Hollywood.
Muchos críticos e historiadores han señalado el parís Ficticio, perpetuado en el cine más propio del stablishment hollywoodiense... la ciudad de la fiesta perpetua, del romance bello pero convencional, adornado y barroco. Musical. Hay un sustrato de realidad, pero en el celuloide ha cristalizado la idealización... el gran baile final de "Un Americano En París" (toda una declaración de principios, casi un pacto entre dos Estados); la entronización de la mademoiselle con "Gigi"; los paseos de dos extranjeros hermosos, como Cary Grant y Audrey Hepburn en "Charada"; el desquiciado Clouseau... O el éxodo de los jazzmen que trae hoy D. NRQ en "Un Día Volveré" (aunque hay que aguantarse para no reir con Louis Armstrong y Duke Ellington diciéndole a Paul Newman "eres el músico de mayor talento que conozco."
El eje París-Hollywood Clásico hace palidecer cualquier otro acuerdo de superpotencias... con la condición de que, tras el tálamo, haya boda...

The Toxic Avenger dijo...

La “mise en scène” suele correr a cargo de quien produce el evento… ¿Cree ud que Sting no vendería en Bollullos, y en uno de los momentos mas álgidos de su carrera?...¿Se deduce pues que la calidad y el talento no venden?

Hace algún tiempo (no recuerdo ahora si ud o Ms Tasmania) dejaron en este blog un comentario sobre la tapa de un modelo de i-pad; era genial. No he visto grandes campañas ni despliegues publicitarios alrededor de esto, sin embargo estoy seguro que el producto se vende, y muy bien.

Por cierto, el libro de J. Maeda al que hizo alusión (sacando el “tick” de autoayuda) me pareció estupendo. Gracias por la recomendación.

Tasmania dijo...

-
En Bollullos, en Clemente o en Uclés Mr. Avenger...

Por cierto, ¿para cuando una entrada tóxica, bien tóxica? Anímese hombre!!

Nrq dijo...

¿qué habría vendido en Bollullos? Sin duda.
¿Qué hubiera hecho lo mismo que hizo en París en Bollullos? 100% no

No se trata de la venta, se trata de lo que usted acaba de comentar; la puesta en escena. Toméselo como un reflejo de New York New York; "if I can make there..."

o lo que nos trae Mr Artanis. Es París. París ha sido la ciudad de la rebeldía, de la guillotina, de la ópera, de los teatros... y siempre mirando por encima del hombro, como diciendo "tú vienes a mí"

The Toxic Avenger dijo...

Juega ud con ventaja y me hace trampa. Bollullos no tiene los medios.

Hay otras ciudades europeas como Berlín o Londres que poseen tanto bagaje como París (ciudad que amo) y no tienen necesidad de mirar por encima a ninguna otra. Como ejemplo, ocurre que sobre “la Bauhaus” nos sentamos o tomamos café y no se entera nadie; sin embargo “la haute couture” está mas próxima a todos y cualquiera puede hacerse con un modelito para su partenaire si desembolsa. Y eso vende mucho.

Recojo su guante Ms Tasmania y me pongo a su disposición.

Olivia dijo...

Cole Porter no los dice, y un clon de D. Artanis nos lo canta: why oh why do I love París

love Paris in the spring time
I love Paris in the fall
I love Paris in the summer when it sizzles
I love Paris in the winter when it drizzles

I love Paris every moment
Every moment of the year
I love Paris, why oh why do I love Paris
Because my love is here

Artanis dijo...

¿En qué ciudad descubrió Ninotchka la libertad y su otra cara, el Capitalismo?
Y su remake musical...
quod erat demonstrandum.

Olivia dijo...

Chanel

Estos cuatro vídeos que acabo de encontrar googleando, forman parte de un documental que pasaron hace unos meses en TV2 y que me encantó. Pongo el enlace por si a alguien le interesa.