Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 9 de abril de 2011

dietrich

Hoy se cumplen años de la ejecución de Dietrich Bonhoeffer. Teólogo y filósofo alemán, opositor a Hitler, fue apresado por el gobierno nazi debido a su pertenencia a la Abwehr (inteligencia alemana) que estaba en franco desacuerdo con las SS. Lo mismo, exactamente lo mismo, que lo que pasó entre las SA y las SS, pero sin los capítulos de homosexualidad. Sacamos factor común y los de las SS sabían hacer amigos.

Pero volviendo a Bonhoeffer, tras su detención descubren que estaba implicado en un complot para asesinar a Hitler y… bueno le ahorcan. Ahora el problema que se me plantea; en 1943, cuando Bonhoeffer es detenido, Hitler era un dirigente alemán, un poco dictador, pero no se conocían de él, aún la mayor parte de las atrocidades que conocemos hoy, y menos en Alemania. Bonhoeffer era anti-nazi y colaborador con los aliados, por lo que era un traidor a su país, que se encontraba en guerra. Sí, iniciada por los alemanes, pero en guerra.

Ahora, John Wilkes Booth asesina a Lincoln en 1865. Nathuram Godse mata a Gandhi en 1948. Ambos, junto a Oswald, son conocidos por haber asesinado a grandes protagonistas políticos de la historia. Si Bonhoeffer hubiera, finalmente, asesinado a Hitler; ¿le levantaríamos un monumento? ¿pasaría a formar parte del mismo cajón que Booth, Oswald o Godse?

¿Dónde se posiciona su sentimiento de justicia? ¿dónde su moral?

5 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Yo me inclino por lo del cajón pero no por un asunto moral sino porque se consideraría como un episodio más de la guerra.
Quizás se hubieran hecho películas o escrito libros.

Nrq dijo...

¿y los asesinatos selectivos contra líderes terroristas? Están cometidos por agentes de los que nunca sabremos sus nombres (por un tiempo) pero hay algunos que merecen más de un monumento y no por caer en acto de servicio

José Antonio del Pozo dijo...

No es lo mismo asesinar a Hitler, a Stalin, creo, que asesinar a Lincoln, a Gandhi, a Kennedy, no? ¿Liquidar a líderes terroristas? Antes de que maten a alguien, vale. Si se les puede detener y juzgar y encarcelar, mejor, creo.
Las estatuas las levantan los vencedores, eso sí.
Saludos

Gulliver dijo...

Carlota Corday y Marat, Bruto y César, Yusupov y Rasputín, Stauffenberg y Hitler, Gavrilo Princip y el archiduque Francisco Fernando. Hay tantos matices diferentes en cada magnicidio (o tentativa)...

Lo que es indiscutible es que Bonhoeffer sería considerado un criminal si los nazis hubieran ganado la guerra.

Louella Parsons dijo...

Puede que merezcan un monumento pero nunca podriamos hacerlo si consideramos asesinato su accion.
Lo del GAL fue un paso atras en la lucha contra el terrorismo aunque no se supo hasta mas tarde y por eso todo el mundo callo mientras se cometian los asesinatos de etarras.