Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 27 de noviembre de 2010

El Tigre Celta

El miércoles Le Figaro traía en portada una serie de titulares curiosos.

En primera plana aparecía, ocupando un casi cuarto de la página, la foto de un impresionante tigre. Acompañaban a la foto dos titulares.

Uno anunciaba: ”Cumbre Internacional para evitar la desaparición del tigre”. Otro, a la derecha advertía: ”La crisis irlandesa pone en peligro el euro.”.

En los años 90, Irlanda creció de una forma tan espectacular, que alcanzó cuotas superiores al 10% y el país fue apodado entonces como El Tigre Celta.

Cuando vi en Le Figaro la foto del tigre y las palabras desaparición, euro en peligro, crisis, cumbre….todo junto, sin marcos que separaran las noticias, pensé que los dos titulares se referían a lo mismo: la desaparición del tigre celta.

Me pareció un recurso metafórico logrado. Bueno, pues no había tal recurso.

La foto del tigre no era metafórica. La noticia era que el tigre, el animal que todos conocemos, estaba en peligro de extinción y que se iba a celebrar una Cumbre en San Petesburgo para estudiar las medidas para evitar su desaparición. Nada que ver con la crisis de Irlanda. Sin embargo, como las dos noticias estaban unidas ocupando la mitad de la portada de Le Figaro, yo las asocié.

¿Les parece que tienen la misma importancia las dos noticias?

Un poco más abajo, en la misma portada, leo otra noticia que también me llamó la atención.

El titular era: ”El Peugeot 504 de Ahmadinejad vale…….un millón de viviendas.”

Como el día anterior saltó la noticia de que Irán había detenido el proceso de enriquecimiento del uranio por “motivos no especificados”, pensé que el asunto iba por ahí.

Al parecer, una de las causas que podrían haber detenido el proceso podría ser el ataque informático de un virus llamado Stuxnet (otra vez, la guerra cibernética) que daña las centrifugadoras que intervienen en el proceso de enriquecimiento. Naturalmente, Irán lo ha negado tajantemente. En cualquier caso, la noticia es importante y merece seguimiento.

Bueno, pues el titular de la venta del Peugeot 504 de Ahmadinejad, no iba por ahí tampoco. Iba por donde decía el titular, es decir, el líder iraní vende su coche para financiar un programa inmobiliario de un millón de viviendas para los más desfavorecidos del país. En palabras del ministro de Asuntos Sociales, "el vehículo no es gran cosa pero para el presidente supone un gran sacrificio deshacerse de él". El coche es un modelo blanco del año 77 y se sacará a subasta internacional. Todavía no han anunciado el precio de salida.

¿Es noticia de portada este asunto tan populista en situaciones de crisis financieras y amenazas nucleares como las que vivimos?

No sé si es mi imaginación que vuela demasiado o que me he acostumbrado al uso (y abuso) de licencias literarias en la forma de titular para dar impacto a la noticia, pero el miércoles no supe interpretar los titulares de Le Figaro.

8 comentarios:

Juante dijo...

Ambas noticias son hermosas, desde mi punto de vista, Doña Louella. Y bien merecen ser llevadas a portada con efecto llamada.

Mire: lo sé, por haber trabajado en tres periódicos: lo de la valoración de noticias es un misterio. Pero también un arte.

Aquel precepto mágico de "no dejes que la realidad te estropee un buen titular", es -en realidad, valga la redundancia-, el recurso de los medios mendaces. Algo, por otro lado, demasiado habitual en Apaña.

Personalmente siempre he pensado que, tirando simplemente de la realidad pura y dura, no hace falta construir un imaginario colectivo.

Si yo fuera director de mi periódico local, por ejemplo, titularía hoy: "los badenes de esta ciudad, cada vez dan más por culo y son un gasto innecesario." Pero claro, me consta que el director come y hace footing con el alcalde que, a su vez, es amigo del fabricante de badenes de plástico duro, quien, por otro lado retiraría sus anuncios del periódico si éste osara ir contra su producto estrella de "urbanismo demagógico".

No es lectura inapropiada; quizás se trate de un hábito demasiado establecido. Por eso mismo, siempre me he declarado en contra del periodismo local y cada vez más cateto. Lo de los tigres en el país del frío es periodismo de "verdad", del bueno y universal.

Tasmania dijo...

Pues, muy al contrario Mr. Parsons, yo diría que los interpreta usted muy bien... pensamiento lateral, ya se sabe.

Louella Parsons dijo...

Pues sí, Don Juante, quizás el periodismo, en busca de la originalidad, ha perdido esa belleza de lo genuino y verdadero a la que usted alude.
Y cuando la encontramos, la falta de costumbre nos lleva a interpretar lo que es, simplemente, la realidad.


Creo doña Tasmania que el pensamiento lateral en este caso es una deformación más que una cualidad. A veces, las soluciones a los problemas se encuentran en el abc de las cosas.

jano dijo...

Dña. Louella, no se entristezca y no piense en la demencia ni en ningún otro proceso morboso que afecte a su lúcida mente. El otro día El Roto publicaba una viñeta, en El País, en la que se veían dos personas frente a un televisor y una de ellas decía algo así: "Lo peor de los medios de comunicación de última generación es que uno no se entera de lo que pasa". Efectivamente, con tantísima información que nos llega por muchos medios uno no se entera de nada porque acaba confundiendo las churras con las merinas, y no olvidemos que los humanos somos de "barrio" y no de aldea global.
Lo del tigre-animal-es más preocupante que lo del Tigre Celta porque en el tigre si existe extinción (el tigre "dientes de sable" es una reliquia de la era cuaternaria); el Tigre Celta dejará de ser tigre para convertirse en un lindo gatito que ronrronéa feliz junto al arpa celta. España y Portugal, y también Grecia, segurán siendo tres toros a pesar de la Comunidad Económica Europea, porque somos historia y somos Europa y ningún advenedizo de la política podrá cambiar nuestro destino hasta el punto de hacernos desaparecer como naciones y como culturas.
La información es poder, pero a veces es un veneno que intoxica nuestras mentes y nos hace alucinar.

Louella Parsons dijo...

”…somos historia y somos Europa..”

Me ha gustado mucho esta frase, querido Jano, y lo de los tres toros y lo del lindo gatito….pero la realidad es que en estos momentos somos un país improductivo, ineficiente y gobernado por políticos nefastos.
No, no desapareceremos, pero no debemos confiarnos aludiendo a glorias pasadas.
El bagaje de siglos que llevamos a cuestas parece que no nos está sirviendo ni para mantener una mínima unidad del país.

jano dijo...

Dña. Louella:
El país parece desmembrarse y empobrecerse y reálmente está en una mala situación económica y política, con un gobierno egoísta que solo pretende permanecer en el poder a cualquier precio. Épocas pasadas también sembraron el pesimismo y la desilusión (véase la generación del 98, que vivió la pérdida de las últimas colonias de una España imperial y tomó conciencia de un país rural y atrasado, generando con su amargura un estímulo crítico que cambió la mentalidad de los españoles de aquella época, desembocando en una guerra civil que aún nos sigue marcando). Pero España es toro bravo y perro viejo, y con la bravura y sabiduría acumulada ya en nuestros genes, será difícil que un gobierno de inútiles y unos gobiernillos de pueblo nos impidan el avance que nuestro país se merece.
Lo estamos pasando mal y lo pasaremos peor, seguramente, y uno de nuestros refranes,pura sabiduría, dice que "mal de muchos consuelo de tontos" pero es el único refrán que cuestiono de todo el refranero: mal de pocos peor para esos pocos; mal de muchos significa unión para solucionar el problema y llegar a buen fin. Puro egoísmo humano, que mueve montañas si es necesario.

Louella Parsons dijo...

Es usted puro optimismo, don Jano, aunque me consuela pensar que las sociedades tienen sus propios mecanismos de defensa para evitar su autodestrucción.
De hecho, gran cantidad de empresas españolas ya hicieron sus ajustes en 2007 y 2008 cuando las vieron venir.
El único que no quiso enterarse de nada fue Zapatero y ahora pide foto y "sopitas" en tiempo de descuento.

Confiemos pues en nuestra capacidad de regeneración.

Tasmania dijo...

Ay Jano, eres genial... yo soy una fan del refranero pero, vaya, tienes toda la razón, ese "mal de muchos consuelo de tontos" nunca lo he encajado bien.