Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

miércoles, 24 de noviembre de 2010

sangre

En un artículo recientemente publican por Krugman en el Times, habla de un comentario realizado por un antiguo senador republicano por Wyoming, Alan Simpson, que actualmente espera ser nombrado por Obama miembro de una comisión especial para reducir el déficit. El comentario es el siguiente; "No puedo esperar a a ver el baño de sangre de abril […] cuando llegue la hora de revisar el límite de la deuda, miraremos a nuestro alrededor y alguien dirá, '¿qué demonios sabemos realmente? Tenemos gente que no aprobará el limite de extensión de la deuda a no ser que se les dé un trozo de carne, de carne de verdad (recorte en el gasto) y, chico, el baño de sangre será extraordinario' "

Krugman utiliza el comentario y el espacio de su artículo para hablar de la poca esperanza que ve en que los republicanos, ahora con el dominio de la Cámara de Representantes, ayuden a recuperar la situación económica sin pedir, precisamente, reducción en el gasto, porque Krugman cree que la manera de salir de esta situación es a través de la deuda, mientras que los republicanos creen que es a través de no subir los impuestos y dejar que el dinero se mueva con libertad entre los agentes económicos, que son quiénes deben disponer de él. Todo esto salpicado con breves notas intermedias de protección a los desfavorecidos, porque si no, no se entiende perpetuar una deuda, y lo digo en serio. Esta vez no es un comentario sarcástico. Ahora, la política social como tal es un argumento insuficiente para autorizar incrementos en la deuda, aunque el uso del argumento dé votos provenientes de los segmentos protegidos.

Afirma que los republicanos no están dispuestos a dejar gobernar si no son ellos los que gobiernan y que sacarán toda la artillería y las vías coercitivas que sean necesarias para evitar medidas, no que no amplíen la deuda, sino que no permitan gobernar al gabinete Obama.

Parece ser que Krugman olvida un hecho importante en todo este tema y es, precisamente, que la mayoría republicana en la Cámara, los 63 asientos menos que obtuvieron los demócratas el pasado 2 de noviembre, provienen del descontento y la poca fe que ha generado la política de incremento del gasto. No porque la gente considere que esté mal, sino porque no ha funcionado y no han querido ver en DC a los mismos fracasados de antes. Obviamente yo no tengo un Premio Nobel y sé poquito de este tema en comparación con Krugman, es más, comparto su tesis de que los republicanos no lo van a poner fácil, pero espero, al menos, que aporten soluciones más efectivas que las que venían hasta ahora. No porque quiera ver cómo se hunde Obama, que no, si no porque las de antes no funcionan.

En España, como basta con pactar con Coalición Canaria… Krugman podría ser un español tranquilo, ahora, sin Premio Nobel.

7 comentarios:

Artanis dijo...

Me cuesta hacer una valoración de los nervios que -por algo más que impulso mediático, sin duda- vivimos en nuestra nación.

¿Respuesta civil? Los 30 empresarios citados a desayunar en Moncloa el Sábado, ¿qué harán?, ¿qué dirán? ¿Alguien osará dar un paso al frente y decirle a RodrígueZ, "te has equivocado"? Y él, tan sólo contestaría "¿cuándo te han votado a ti?"

Domingo, elecciones catalanas... ¿cómo esperar de nuestros usos y costumbres algo más que vacua palabrería? ¿Cómo esperar que alguien se pille los dedos o la lengua o palabras como "recorte" o "reestructuración de la Administración Territorial"?

Louella Parsons dijo...

Los demócratas perdieron 63 asientos porque las medidas no funcionaron.

Lo que yo no sé es lo que ocurrirá aquí en 2012. Los discursos populistas sobre ayudas sociales y ricos y pobres cuajan en este país y quizás, dentro de 18 meses, con medidas aplicadas desde la UE, con la inacción de la oposición.....Zapatero vuelva a ganar.


Espere sentado, don Artanis.

Nrq dijo...

... pero lo difícil de la situación española es que si Zapatero gana, es porque le ha elegido el parlamento, no los ciudadanos. Por lo tanto, si el legislativo elige al ejecutivo, el ejecutivo (lo acabamos de ver con los PGE) parte de una posición ventajosa y, en el peor de los casos, de lucha mínima. Si quiero aprobación para los presupuestos, sacrifico Euskadi.

Sé que me pongo cansino y pesado, pero nuestro sistema electoral es malo y genera políticos malos, sin capacidad de lucha, sin capacidad de negociación, sin oratoria (esto también es grave, créanme) y, por lo tanto son legisladores con una capacidad pésima para legislar. ¿o es que alguien cree que se puede ser bueno legislando sin ser bueno teniendo una visión de conjunto de las cosas? Digo legislando, no redactando leyes.

p.d.: si esto no genera debate aquí, lo subo mañana como entrada del blog.

Tasmania dijo...

Pues espera tú también sentado N... espera a que cambien la ley electoral y admitan listas abiertas.

Respecto al título de tu post:
Sangre, sudor, lágrimas y esfuerzo (Churchill) Eso es lo que nos espera por laaargo tiempo. Pero eso ya lo sabemos ¿no?

Nrq dijo...

Lo de la sangre era por el comentario de Simpson. En los tiempos actuales esa enumeración debería empezar por esfuerzo y sin embargo la primera son las lágrimas.

Louella Parsons dijo...

Bueno, esfuerzos ya se están empezando a hacer con la congelación de sueldos de funcionarios, de las pensiones, aumento de IVA....y, por supuesto, las Pymes, que hacen lo imposible por no cerrar y mantenerse a flote.

Louella Parsons dijo...

Claro que estas medidas de recorte son insuficientes.

Irlanda ha presentado su plan de austeridad para "pagar" su rescate que incluye, entre otros recortes, el despido a 25.000 funcionarios, aumento del IRPF, aumento progresivo de IVA de 21 a 23%, bajada del salario mínimo....