Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

viernes, 19 de noviembre de 2010

Preguntas

Esta mañana he leído este titular en El Correo:

Urkullu pide la “cabeza” de López para apoyar a Zapatero o Rajoy en 2012.

El chantaje nacionalista no es nada nuevo y mientras no se cambie la Ley Electoral, España seguirá perdiendo soberanía paso a paso y, de paso, la dignidad.

Hace algo más de un mes se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado para 2011. El Gobierno los pudo sacara adelante con los seis votos del PNV y los dos de CC.

Estaba claro que se iban a aprobar, estaba claro que Zapatero no tenía otra opción que comprar los votos que le faltaban o convocar elecciones.

El problema es lo que han costado estos votos, lo que NOS han costado. Dinero, transferencias y concesiones nacionalistas de dudosa constitucionalidad, puenteo al actual Gobierno Vasco creando inestabilidad en un gobierno no nacionalista tan anhelado después de treinta años de nacionalismo implacable, estrategias en la lucha antiterrorista a espaldas de los grupos parlamentarios…..

Llevo algunos días dándole vueltas a esto y sabiendo de antemano que eran unos PGE totalmente irreales e imposibles de cumplir y que se iban a aprobar de todas formas, me pregunto:

¿Es descabellado pensar que el PP podría haber cedido ocho diputados suyos para que votaran a favor de los PGE o haberse abstenido de forma que a los españoles no nos hubiera costado nada su aprobación?

¿Creen que un partido político puede tomar este tipo de decisiones como “mal menor” o va contra la lógica política o parlamentaria?

¿Creen que los españoles hubieran entendido esta postura del PP, siempre y cuando supieran explicar que se basaba en el interés general…..?

Y por último, ¿creen que el PP se podría haber planteado esta posibilidad o ni siquiera se le pasó por la imaginación?

7 comentarios:

Nrq dijo...

Louella, ¿cree que el PSOE se habría hipotecado con su electorado al aceptar 8 votos del PP?

La percepción hubiera sido que el PP había salvado al país mientras que la percepción actual es que López, precisamente gobernando con el PP, es prescindible

Louella Parsons dijo...

Ya pero, ¿cómo explica el PSOE que no acepta esos votos o cómo los acepta sin dejar que el PP gane la jugada?

Creo que esta maniobra entrañaba riesgos para ambos partidos (los votantes del PP quizás tampoco lo entenderían) pero creo que el PP tenía casi todas las de ganar.
Se podía haber vendido como un acto de patriotismo.
El problema es que el PP no sabe vender.

jano dijo...

Dña Louella:
Su planteamiento en la entrada del blog es no menos genial que su respuesta en el post. Ni Maquiavelo lo hubiera expuesto mejor.
Debería dedicarse a la política aunque sólamente fuera para enaltecer el pabellón femenino.
La felicito.

Louella Parsons dijo...

Estimado don JANO, el pabellón femenino no sé pero yo, me siento me siento completamente enaltecida con su comentario
Muchas gracias. Sólo he intentado aplicar un poco de sentido común.

jano dijo...

...Pues reparta usted un poco de sentido común, del que tanto le sobra, porque, ya sabe, "el sentido común es el menos común de los sentidos".
Un saludo.

Tasmania dijo...

Veamos Ms. Parsons. Situándonos en el entorno del PP ¿Qué ganamos y qué perdemos con dicha propuesta?

Ganamos en sentido de estado, ganamos entre un electorado escandalizado ante el toma y daca vergonzante, ganamos entre los descreídos...

Perdemos entre los nuestros, entre los que sólo quieren sangre y perdemos entre aquellos -los más- que no se enteran de qué va la vaina.

Ergo, perdemos más de lo que ganamos. No interesa.

Louella Parsons dijo...

Pues ese es el drama, querida Tasmania.
Que mejor que gane el PP y pierda España.
Y cuando el PP logre ganar las elecciones, ya no quedará nada para gobernar.