Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 4 de noviembre de 2010

lameduck

Pues entramos en lo que se llama por aquí "lameduck congress" y es el periodo que va desde ayer mismo hasta que en enero los cargos electos juren y tomen posesión de sus respectivos puestos. Durante el lameduck la Cámara sigue siendo demócrata, pero es feo convocarla en estos dos meses para aprobar leyes cuando la configuración va a cambiar. Es feo incluso acudir a un saliente para lograr algo. 

Cualquiera que me haya oído hablar desde que Rahm Emanuel dejara la dirección ejecutiva de la Casa Blanca, aparte de hartarme  de decir que Occidente está desprotegido, habrá escuchado también que Obama esperaba este resultado y por eso concedió los cambios de Emanuel, Summers y Axelrod. Cuando les pasó lo mismo a Clinton y a Bush el primero se fue al centro y el segundo echó a Rumsfeld, ambos signos de conciliación. Obama ha hecho cambios internos para entenderse con el nuevo escenario. Axelrod dijo hace 6 años a su socio que Obama era muy inteligente y desde luego lo es, si no, miren la jugada;
   - no hay agenda legislativa, es más todo lo que tenía que ser tramitado ya lo ha sido con anterioridad.
   - sin agenda los republicanos han acometido una campaña idéntica a la de Obama hace dos años; Quiten el cambio de Obama y pongan valores. Resultó curioso ayer en la NBC ver a una congresista republicana siendo preguntada de manera feroz por un periodista acerca de qué planes había para enero; "reducción del gasto en defensa? No. Perspectivas en educación? No. Entonces? Recorte de impuestos. En qué? Bueno, eso ya lo veremos en enero". El periodista le dijo a las claras (aquí no son tan educados como Iñaki o Ernesto); "No tienen nada". Y es cierto, el G.O.P. llega sin nada porque no hay nada sobre la mesa
   - Obama ya tiene a su equipo preparado, hoy ha dado una rueda de prensa, ha hablado de colaborar y está esperando a que le pongan a alguien delante. 

El error demócrata ha sido confiar en el gasto y en que ese gasto llevaría a la recuperación.  Políticas sociales a corto. Los republicanos creen que el gasto debe reducirse y que el dinero ha de estar en los negocios; políticas a medio (nadie quiere pensar en el largo plazo) que sólo se pueden poner en práctica por el desgaste de los que juegan a corto. Si el gasto hubiera dado buenos números en dos años, es decir, si el corto plazo hubiera sido real, otra campaña habríamos tenido y los demócratas hubieran ido de marcha militar, pero... la predicción económica es una ciencia que acierta el 75% de las veces; el 100% de los eventos pasados y el 50% de los futuros... y esta vez la jugada no ha sido buena. 

No obstante Obama sabe cómo atraer a los republicanos y pondrá sobre la mesa decisiones bipartidistas. Si los republicanos se dedican a oponerse, convertirán a Obama en víctima de una negación ciega y ya sabemos lo que pasa cuando creas víctimas. 

A partir de enero? Tres temas; reducción del gasto, educación, e inmigración. Obama va a agarrarse a uno de ellos, los republicanos a otro y utilizarán el tercero como péndulo, me atrevería a decir.

P.D.: el gasto nunca es la solución. A FDR el New Deal le llevó una pila de años que un mundo con China en plan productor no se puede permitir. 

4 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Tres temas; reducción del gasto, educación, e inmigración.

Supongo que en la reducción del gasto incluye la reforma sanitaria, ¿no?
Creo que este va a ser el asunto más peliagudo y difícil de manejar en estos dos años.
Aunque Boehmer diga que trabajará para derogar esta reforma, sabe que no puede hacerlo. Además cuenta con los antecedentes de su partido cuya obstinación y falta de pragmatismo durante la época Clinton le llevó a perder las elecciones.
Creo que los republicanos intentarán cambiar algunas partes de esta reforma, quizás aquellas que saben que son menos populares y Obama, aceptará e incluirá algunas ideas republicanas en su reforma, al menos, así lo acaba de decir.

Nrq dijo...

No tienen por qué retirarla, con no aprobar la financiación basta para estrangularla

Louella Parsons dijo...

Bueno, no aprobar su financiación es otra forma de derogarla.
Sinceramente, no creo que se atrevan a ir por ese camino.

Nrq dijo...

No es lo mismo, no? A fin de cuentas derogarla es un gesto más agresivo que dejarla vacía.

Nuestro Zapatero, en cambio, aprueba y estrangula sus propias leyes, como la de dependencia