Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

jueves, 19 de agosto de 2010

absolutos

Siempre quise escribir en el mejor blog del mundo. Ahora que lo he conseguido estoy muy feliz por haber podido cumplir mi sueño y lo que voy a hacer a partir de ahora es trabajar mucho para conseguir muchos posts y seguidores. La frase resulta ridícula, ¿no es cierto? Pues todos los veranos, indefectiblemente, comemos o cenamos con ella hasta principios de septiembre. Ayer la dijo Özil, el nuevo fichaje de Mourinho. A mí no me gusta mucho el fútbol, creo que ya lo dije una vez. Un deporte en el que un resultado posible es 0-0 o en el que, por otra parte, habría más tanteo por los "casi" que por los goles reales. Me gustan los resúmenes con goles. Ahora, los tres últimos partidos que he visto han sido la final Barça - Manchester (en Roma, jejeje) y la semifinal y la final del campeonato del mundo, por supuesto (esto aquí, en España).
Como decía no me gusta mucho el fútbol, me aburre que los telediarios consideren al fútbol como deporte en exclusividad y que todo lo demás lo metan en "polideportivo". Les juro que es así, que tal cual lo dicen. Pero es verano y es momento de fichajes y, por tanto, momento de decir que el club al que llegas es el mejor del mundo, aquel en el que siempre deseaste jugar. Si añades el toque tierno de "desde pequeño..." y ya te has ganado la audiencia y a la afición. Y digo yo, si a los periodistas se les debería exigir impacialidad y los tienes claramente diferenciados, tanto que da pena oírles, ¿cómo puedo creer que un jugador alemán crea que el mejor equipo del mundo no es el Bayern o el Hamburgo (o yo qué sé, el de su barrio)? Pues porque, evidentemente, el fútbol es paional, y lo que se busca es conectar con el público y que el público te haga su mito. Y ser mito de la afición es la vida de una montaña rusa, que hoy te aman y mañana te pitan. Pero esto es lo que espera el presidente del equipo, que con la llegada de un jugador el interés se acreciente de igual manera que lo pueda hacer la audiencia potencial y, entonces negociar con las televisiones la venta de los partidos. Si se puede llegar a Asia, mejor. Hace no mucho Florentino propuso jugar a las 3 o las 5 de la tarde para que se pudiera ver en directo en China y Guardiola le criticó por eso, peo Laporta calló y no creo que fuera porque iba a dejar de ser presidente, sino porque será impepinable que eso suceda. En estos temas siempre salen periodistas y comentaristas que se apoyan en el romanticismo para decir que sería una pena / vegüenza cambiar el horario por motivos financieros, pero no sé si han visto esa película que es mítica para muchos de los nacidos en los 70 que es Campo de Sueños: En la película Ray Kinsella (Kevin Costner) construye un campo de baseball en una de sus plantaciones de maíz porque oye una vos que le dice "si lo construyes, él  vendra". Pues viene. Y quién viene es Joe "Shoeless" Jackson (Ray Liotta), un jugador de los Chicago White Sox penalizado con una suspensión de por vida por sospechas de amañar partidos en los años 30 (Chicago. Años 30…. Pues a sumar). Pues Jackson vuelve a la vida, en sentido metafórico, al poder volver jugar al baseball. Tras una de las pachanguillas le dice a Kinsella que los focos que ha instalado en el campo le deslumbran. Kinsella le dice que los dueños de los equipos vieron que si se jugaba de noche la gente iba más al campo, a lo que Jackson carcajea sarcásticamente y dice "los dueños..."
Pues paradójicamente es el caso contrario pero con el mismo fin. Adelantar los partidos a primera hora de la tarde, pero para que los vea más gente. Irónico, ¿verdad?


Procuro no utilizar absolutos, al menos no conscientemente, y si los uso creo que es más por un vicio educado que por que realmente crea que existen, así que no creo que haya un "mejor equipo del mundo", ni siquiera los Celtics, de igual forma que no creo a un jugador cuando dice que acaba de llegar a ese mejor equipo. Es más, dejo de creerle y me lo imagino haciendo unos piscinazos importantes. Unos lo llaman ser pícaro, yo lo llamo "pesao". Por eso me gusta Iniesta, le hacen falta y se queja poco.

4 comentarios:

Louella Parsons dijo...

Y si en España termináramos (que lo haremos) cambiado el horario partido de trabajo para adaptarnos al horario europeo si queremos coordinarnos con ellos, terminaremos cambiando las costumbres del país.
Ya verán.

No más siestas durante los días laborables, ni más menús del día ni más solysombras después de comer....

Y con el hipotético cambio del horario del fútbol, ¿qué cambiaría?

¿las comidas familiares de los domingos que podrían pasar a ser brunchs como hacen los anglosajones, se terminarían las siestas de los fines de semana para los futboleros....?

Piénsenlo, igual les parezco exagerada pero por ahí iría la cosa....

Tasmania dijo...

Oh vamos N! Los periodistas comen tanto de la situación que describes como los propios futbolistas... si no fuera por el fútbol ¿quién sabría de todos esos que se dedican en la tele a lo que no es poliderportivo?

Si la información general en los MMCC es penosa la información deportiva es peripatética (en el peor sentido de la palabra)


¿Cambiar horarios? Hay algunas ideas que no me parecen descabelladas... a pesar de chifladuras como la que planteó el BNG (en el gobierno de la Xunta entonces) cuando propuso que Galicia utilizara el huso portugués.

Nrq dijo...

No estoy diciendo que los periodistas lo hagan bien. de hecho, como dices, los Roncero, Santos, Lama... besan el suelo por el que pisan los futbolistas que en cenas, fiestas y eventos varios les nutren de información. Decía un amigo mío que el único día relajado para el fútbol en prensa es el martes y si no hay competición continental; El ritmo es Miércoles, Jueves y Viernes, preparar la jornada. Sábado y Domingo, partidos y lunes comentar el partido del fin de semana. Con competición europea el martes ya vuelve a haber fútbol, con lo que todo se comprime y duplica. Incluso a veces hasta se solapa.

Si este es el panorama, que tengamos un equipo de basket campeón del mundo es doblemente meritorio y que haya pocas medallas en atletismo no es de extrañar. A fin de cuentas si los medios no publicitan otros deportes, la población no los percibe, la publicidad no acude, los ingresos no llegan y el deporte en cuestión roza la supervivencia.

Tasmania dijo...

Entonces N
Que viva Nadal!