Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

viernes, 27 de agosto de 2010

comunicando (2)

¿Y cómo se le habla a una mayoría silenciosa? Pues entiendo que principalmente dirigiéndoles la palabra. En base a lo que Nixon definía como mayoría silenciosa ésta era el grueso de la sociedad que no protesta en la calle, ni monta manifestaciones, ni escribe en pancartas ni entra en la guerra de cifras sobre cuántos asistentes tuvo tal mitin o cual manifestación. No deben ser pocos y, efectivamente, deben ser mayoría. Y a esta mayoría hay que hablarle y, lo que vemos en la política actual al nivel que sea, es que se habla al partido contrario y lo peor que se puede hacer en esta profesión (bueno, por entendernos) es esperar permanentemente a que el otro hable. Si yo espero a que el contrario hable, él me está marcando la pauta y yo voy a remolque. Si aplicamos la doctrina Lakoff yo debería ser lo suficientemente capaz de replantear la conversación y llevarla por dónde a mí me interesa, pero siempre que no dé al contrario la posibilidad de decir que estoy evitando entrar en un tema que él ha planteado y para el que yo no tengo respuestas. Dialectica en estado puro. Aún así, el contrario me ha marcado la pauta. Esto no significa que deba abrir la boca siempre primero, esto me convertiría en un bocazas, en un protestón. Si dejo que él hable primero, bien porque yo lo busque, bien porque me pille de sorpresa, tengo que medir el mensaje lo suficiente como para zanjar la conversación donde yo quiera. Nada de esto es fácil y requiere estar muy atento y tener las ideas claras, pero como decía no-me-acuerdo-quién, si no puedes dibujar tu esquema en una servilleta de papel, no tienes ni idea de lo que te traes entre manos.


El testigo de la mayoría silenciosa lo cogieron, posteriormente a Nixon, Reagan, Giuliani y Bloomberg y los tres supieron cómo dirigirles la palabra e, incluso, escuchar lo que les decían. En la campaña del '80 Reagan y Carter tenían la misma cantidad de dinero en donaciones, casi 30 millones de dólares, y Carter partía como Presidente de la nación. Ambos se dejaron el 50% de lo recaudado en TV. Entonces, dado que, en contra de lo que cree la gente, no gana el que más pasta tiene, ¿Qué hizo que Reagan ganara?. Carter basó su mensaje en una perspectiva pesimista de la llegada de los republicanos a la Casa Blanca y enfatizó su carácter pacisfista. Mala idea; primero porque abrió hueco a que Reagan hablara de lo que él quería limitándose Carter a una respuesta catastrofista. En segundo lugar porque los acuerdos de Camp David molan para tener una foto en la mesa del despacho con Begin y Sadat pero hay que tener en cuenta que Sadat estaba muy cuestionado en Egipto (murió asesinado en el '81 en un desfile militar), que el verdadero enfrentamiento de Israel estaba con los grupos terroristas palestinos y que la política exterior nunca gana las elecciones, sólo es una bonita tarjeta de visita que se transforma en una dura obligación para los países poderosos o un mero producto aspiracional para los países que quieren medrar.


¿Qué hizo Reagan? Reagan basó su mensaje en el fortalecimiento militar, porque había una mayoría silenciosa que veía que los comunistas seguían ahí y que Carter mostraba flanco con oriente medio, con lo que las encuestas arrojaban que los americanos veían a su país débil. ¿Qué decía la mayoría silenciosa? Que antes de pactar la paz, estemos seguros de que podemos ganar un potencial conflicto. ¿Conclusión? La política internacional, insisto, no gana elecciones. Más que mirar a los tratados de paz, los americanos miraban la defensa nacional. ¿Sólo esto? No. Reagan propuso fortalecimiento de la economía a nivel macro, a través de la llamada Supply-Side que, rápidamente, consideraba que el incremento impositivo a las empresas ralentizaba el crecimiento, lo que implicaba que había que relajar la legislación, facilitar el flujo de dinero, favorecer la inversión, dar vía al libre mercado y, así, conseguir crecimiento. En su discurso (discurso que él mismo escribió) de enero del '81 dijo su famosa frase de  "In this present crisis, government is not the solution to our problems; government is the problem".
¿Conclusión? Reagan redujo la inflación del 12,5% al 4,4% y el desempleo del 7,5% al 5,3% y, aunque el ajuste fue duro en el '82 y el '83, bajo su mandato se crearon 16 millones de nuevos puestos de trabajo. ¿Qué produjo? Más salarios, menos gasto de compensación, mayor inversión, mñas empresas, más ingresos, más ganancias… el ingreso federal subió de 300 mil a 550 mil millones de dólares en 9 años. Algo se olió la mayoría silenciosa cuando en las elecciones del '84 Reagan sólo perdió en DC y el estado de Minnesota y ganando por una diferencia de 17 millones de votos.

10 comentarios:

Louella Parsons dijo...

He encontrado un post que tenía guardado (me encantó cuando lo leí) y que escribió un bloguero en un foro en el que yo participaba hace algún tiempo (el foro del Diario Vasco). Lo voy a publicar en esta charla, con el permiso de don NRQ, porque creo que viene al caso perfectamente.
Nos explica el bloguero de manera absolutamente coloquial y con mucha gracia por qué, desde su punto de vista, el PP perdió las elecciones el 14-M y verán que todo gira en torno a la Comunicación y a esa mayoría silenciosa que de tonta no tiene un pelo y que escucha y observa.
Por qué perdieron las elecciones y por qué, en caso de que no hubiera habido atentado, las hubieran ganado muy justos.

1.- La política de comunicación del gobierno: pues sencillamente un desastre absoluto. Para hacerlo peor hay que entrenarse. No me refiero a la posterior al atentado sino a la de los ocho años anteriores. Ejemplos:

a) Los intentos de reforma educativa no solamente son necesarios, son urgentes. Pilar del Castillo andaba atinada: eliminar la endogamia en la universidad, dar aire fresco, transparencia en la contratación de los profesores. Endurecer una educación secundaria sencillamente lamentable, crear un cuerpo de directores (ahora nombrados por un mecanismo de pasteleo cebollero), medir la calidad de la enseñanza, etc… No se supo explicar a la gente el por qué y el por qué no.

b) La guerra de Irak. ¡Qué desastre!. Aznar tenía que haber explicado una serie de cosas que no supo, no le salió o no le dio la gana. Lo pagó. El apoyo a los USA tiene principios y consecuencias. Irak era una de las trabas a la creación de un estado palestino, cosa que podía calmar oriente medio. Y ese es el motivo de la guerra, no otro. Por otra parte USA convertidos en aliados nos echarían un cable con un Marruecos peleón, como así fue. Porque chicos no olvidarlos, para ellos Al-Andalus es suya (y Al-Andalus acaba en los pirineos). Pero hay más contraprestaciones. Aznar y cualquiera que lea un poco, sabe que el problema de la economía española es de bienes y servicios de alto valor añadido con utilización intensiva de capital y alto componente tecnológico. A pesar de crecer más que Europa hay dos frenos: la falta de empresas punteras tecnológicamente. Hete aquí que el tío Sam iba a echar una mano con eso: la construcción de submarinos para Taiwan, la compra de unos CN 235, el acuerdo con la NASA, el apoyo al proyecto ITER (que jodió Francia), la entrada de Indra como contratista del gobierno americano. Pero hay más. En los últimos años de crecimiento las empresas españolas se han desparramado por América, desde Rio Grande a Tierra de Fuego. Sin el apoyo del Tio Sam, Telefónica, Endesa, Repsol, Aguas de Barcelona, Autopistas Mare Nostrum y cristo que lo fundó se puede ir al pedo. La jugada incluye poner a Rato de presidente del FMI para así controlar el grifo y que no se desmande una situación en que las empresas españolas pueden incluso renacionalizarse (Kirchner dixit). Este salto de España como potencia internacional requiere de un toma y daca y funcionaba bien. Estas cosas Aznar no supo explicarlas. Por otra parte ningún país europeo iba a prestar colaboración en ninguno de esos temas, ni Francia, ni Reino Unido, ni Alemania. Aznar no tenía, en realidad, otra salida. Pues cuéntalo coño!

(sigue..)

Louella Parsons dijo...

c) Los precios de la vivienda: Caballeros hay dos factores a tener en cuenta.

El primero ¡Por Dios nuestro Señor! La subida de precios se ha producido en todo el mundo occidental debido a unos tipos de interés por los suelos y a unas bolsas cayendo en picado.

En segundo lugar: la administración central no es responsable de la política de suelo: son los corruptamientos. Además les echaron para atrás una ley del suelo: pues dilo coño.

d) El señor Zaplana comunica mal, pero Miguel Angel Rodríguez también mal.

e) Todo el tema del Prestige ha sido un problema de comunicación. ¿Al PSOE no se le hunden barcos o qué?. Se empecinan en una idea y dale.
Lo de los hilillos de plastilina… joer. Pero si un barco se hunde no es responsabilidad del gobierno, dí otra cosa: di que es un desastre enorme, di que es la catástrofe ecológica más importante de la historia.
Di lo que es, la gente no es tonta, sabe que el gobierno no torpedeó el barco, pero no quiere que la tomen el pelo.

Otras cagadas

- Pilar del Castillo ha metido la pata muchas veces, Trillo también, Celia Villalobos, etc etc… un poco de control ahí joer.


2.- La incapacidad para plantear un horizonte de futuro, un plan, aunque sea en líneas generales. Hay que generar expectativas y luego cumplirlas: hacer públicas las líneas maestras, sobre todo en investigación, tecnología, crecimiento… no el desastre del info XXI.
Hay que saber aproximarse a la gente joven, que tenga expectativas, muchos solo esperan ser becarios, dales salida, y eso solamente se hace con crecimiento, pues díselo.
Quieren vivienda y eso solo es con suelo barato, pues díselo, dile quien se opone a la ley del suelo.

3.- Minusvalorar al oponente. Qué es el PSOE, un partido de obreros?: nooooooo, es un partido de funcionarios y profesores, gente que no está en contacto con la economía real.
Pero es que claro, en España hay un 55% de familias que cobran de la administración. La base social del PSOE es bestial.
La política para acercarse a los funcionarios yo no tengo ni idea de la que es, pero si tocas demasiado las pelotas a los profesores y a los funcionarios ya sabes lo que te espera. Cuida a esa gente un poco, son personas, joer.
Los profesores: amenazados, desatendidos, desamparados, pues cuidalo.
Los funcionarios: sin expectativas, cúrratelo para motivarlos.

Artanis dijo...

Reagan supo comunicar su idea fundamental, el rearme moral. Y ya que vd. D. NRQ es tan conocedor de medidas expeditivas, recordará que uno de los grandes tropezones de Carter fue -si la memoria no me juega una mala pasada- la llamada crisis de los rehenes en Irán, que falló en un intento de asalto militar... y no estoy cierto de que fuera esa la misión que más tarde intentó de nuevo el financiero Ross Perot (disculpen, en este momento no puedo hacer enlace)
http://www.imdb.com/title/tt0090491/

Los Estados Unidos venían de perder una guerra, algo a lo que no estaban acostumbrados, a sentir que perdían la Guerra Fría y tampoco les sentó bien esta clase de meteduras de pata. Carter terminó pagándolo, incluso con aquel slogan que decía aproximadamente, "¿por qué no elegir a un actor [Reagan]? Hemos tenido a un payaso durante cuatro años."

Tasmania dijo...

Ay Reagan, uno de mis favoritos. Existen cientos de anécdotas del Reagan comunicador. Una de las mejores, que probablemente conozcan, se produjo durante un debate televisado con Mondale, en las presidenciales en las que fue reelegido.

Durante el debate Mondale saca el asunto de la elevada edad de Reagan (tenía ya 73 años) y éste le contesta:

"... me siento con fuerza para seguir adelante... pero que sepa usted que no haré del tema de la edad un punto de esta campaña. Yo no voy a explotar para propósitos políticos la juventud e inexperiencia de mi oponente..."

Un auténtico home run ¿no creen?

Juante dijo...

En el caso apañol, la mayoría silenciosa es la que se huele cada día de reflexión (aunque la Cadena SER se lo pase por el forro.)

No es tan complicado, tratándose de un pueblo tan poco civilizado. Lo de Felipe siempre fue previsible, hasta que la corrupción le superaba una cuarta. Tenía que ganar Aznar. La mayoría silenciosa vio que no pasaba nada, que los hippies hacían sus botellonas, aunque la estética televisiva fuera un poco cutre. Pero... se casó su hija pantagruélicamente y, para colmo, lo de las bombas, supuestamente puestas por los vinculados a los que han percibido el reciente botín. La mayoría silenciosa movió ficha, como era previsible. Como bien dice Carlos Rodríguez Braun, bastará que el bobo solemne hable de lo bien que se ha recuperado nuestra economía, dos meses antes de las elecciones del 12, para que la mayoría silenciosa aún siga de su lado, porque su psicodelia tan pueril y voluble -mal que nos pese- va más con los tiempos que nos ha tocado sobrevivir, que esa ética de la "respuesta forzada" que se ha impuesto el PP.

La mayoría silenciosa es acomodaticia y cobarde. Y nada matizada.

Juante dijo...

No había leído con atención lo traído por Doña LOUELLA, dado mi vicio por empezar por el final.

Parece que lo escrito sobre las causas de la imprevisible pérdida de confianza del PP en el 14-M (sin contar el atentado) lo ha debido escribir un profesor.

Dos cosas al respecto, si me permiten. En el tema "docencia" creo poder opinar.

PRIMERA. Las elecciones las perdió el PP porque la mayoría silenciosa, contra pronóstico y casi sin tiempo a respirar (había voces que pedían posponer las elecciones) se cagó de miedo literalmente. Esto no es Inglaterra. Por eso, se puso del lado del imberbe Zp (que luego nos ha salido talibán de la política), porque la oferta sociata consistía en garantizar nuestra retirada de Irak, "como sea, lo antes posible".

SEGUNDA. El colectivo de profesores es muy sensible y dúctil a la hora de influir en alumnos, su entorno, etc. Más que en ellos mismos. Hay mucho progre en el profesorado apañol. Yo diría que, a bote pronto, un 90 por ciento. Pero dentro de ello, mucho ácrata, mucho abstencionista, mucho oportunista, algo de UpyD, mucho, pero muuuchooooo troskysta. Y mucho y mucha más (lo siento, me váis a pegar las chicas) panoli.

Pero siempre, siempre, invariablemente, han tratado mal a este colectivo, tanto peperos como sociatas. Y sigue... Rajoy y su equipo hablan despectivamente de funcionarios (donde ya hay más gente del PP) y sobre todo de los profesores, porque ya los ven como demasiado adocenados por 30 años de sistemas educativos progres. En parte no les fata razón, pero, como bien dice ese bloguero que trae Doña LOUELLA, habría que hacer algo por la Educación, proponer cosas, apostar por algo, pero de verdad. La Universidad (sé de qué hablo pues he impartido clases en ella cerca de 15 años), es totalmente endogámica y mediocre. Y los Institutos comenzarán la semana que viene con unos sistemas autonómicos que convierten a sus comisarios políticos, directores y directoras, en auténticos tiranos y sátrapas de la cosa. El experimento progre consiste en conciliar autogestión asamblearia hippy de los centros, con los grupos de influencia dando por culo, con una Ley general "violada" por 17 gañanes.

La LOE sólo se ha acordado del profesorado normalito, de a pie... ¡no se lo pierdan, pero es rigurosamente cierto!..tachán, tachán... ¡¡para decir que tienen derecho a un carnet para entrar en algunos museos!!. Sí: tal como lo oyen, no me invento nada, eso es todo. Ni "autoritas" ni p. en vinagre.

¿Dónde está el PP para decir a los apañoles qué es lo que han metido con calzador en la LOE los ínclitos progres, ehhh?

En fin. Un verdadero desastre.

Andoni dijo...

Yo no soy sociólogo, ni educador, ni licenciado que analice los cambios electorales de una sociedad. Soy simplemente un miembro de esa mayoría silenciosa.
¿Mi opinión acerca de la derrota del PP a favor de ZósoLuis?

Simple y llanamente, los atentados del 11 M.

El PP se hubiera llevado las elecciones de calle. Economía perfecta. Pensiones cobradas a su tiempo. Bajo índice de paro. España era una potencia mundial reconocida.
200 muertos encima de la urna y se olvidó todo.

Miedo.

El PP perdió las elecciones por miedo. Miedo a que si volviera a Gobernar España, Al Qaeda iba a volver a atentar.

Y esto sigue en el subconsciente de la inmensa mayoría silenciosa ( no en la mía, que conste).
¿Como es posible que el más inútil, inepto, vago, impresentable, analfabeto de los presidentes de cualquier país, y en cualquier época, vuelva a salir elegido?

Miedo.
Miedo.
Miedo.

Tasmania dijo...

Mi querido Andoni, en mi humilde opinión tiene usted más razón que el Santo Luigi... que ya es decir.

Nrq dijo...

Sí, pero... ¿cómo motivas a la mayoría silenciosa? ¿quién consigue llevarse el gato al agua?

Por ejemplo, en UK; Da la sensación de que Blair era quién sostenía al Laborismo en Downing Street y cuando se va, nos deja a Brown y parece que la victoria de David Cameron era clara. No hizo falta mayoría silenciosa.
En el caso de Obama era una necesidad de cambio y, aún así, gana por 10 millones de votos, lejos de la aplastante victoria de Reagan.

Nrq dijo...

p.s. Acabo de oír a Homer decir una frase genial

- Marge: Homer ¿bebes solo alguna vez?
- Homer: ¿se incluye a Dios en esa pregunta?
- Marge: no
- Homer: pues entonces sí