Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

domingo, 24 de julio de 2011

ART MARISKING

Hoy, que parece tocar hablar de drogas, alcohol, generaciones diezmadas por mil politoxicomanías, que toca hablar del por qué cabalístico de los 27, de matanzas perpetradas por pirados... yo voy a hablarles de algo mucho más apetecible: el Art Marisking.

Verán, el Art Marisking consiste en paparte el marisco (el que sea) y hacer una composición artística con las conchas, patas, cuerpos vacíos... Es un invento de un amigo mío que tiene un álbum en FB de caer pa'trás. Yo estoy haciendo mis pinitos, aquí se los muestro:

"Palmera de percebes en Canido"



O esta preciosa "Margarita de mejillones"



Vean, si no, esta maravillosa "Rueda de langostinos bizcos de Madagascar"



¿Se animan? Que aproveche...

5 comentarios:

Juante dijo...

¡¡Uff, qué susto!! Así, a bote pronto, creí leer, nada más reactualizar "ART MARIINSKY".

(Hay una página web que habla del Teatro Mariinsky de San Petersburgo como "El nuevo templo del Arte".)

Música y buena comida. Adicciones inversamente proporcionales a la delirante deriva de estos tiempos tan psicopáticos, antipáticos, atípicos y apáticos.

Anónimo dijo...

Muy interesante... ¿Qué diría un psicoanalista de ello? Por depronto, es un buen sistema de combinar el arte y la gastronomía..., menos aires de zanahoria sobre crujientes de bananas, y más Art Marisking. Esto sí se puede considerar arte, con permiso, claro está, de Adriá y sus palmeros..., me quedo con esta palmera...

Nrq dijo...

Claro, claro... cómo que nota que los galaicos tenéis para gastar y no como en la meseta, que seguimos jugando con los palillos que te ponen en la mesa en las tascas porque los huesos de pollo son frágiles.

No obstante, Ms Tasmania, ¿mamá Tasmania no le decía eso de "con-las-cosas-de-comer-no-se-jue---GA!!!!"?

Pussy Cat dijo...

Muy bonito todo, pero mucho más apetitoso sería que las composiciones fueran con la comida y no con las cáscaras.
O quizás se le ha hecho caso a mamá Tasmania y primero han comido y después jugado.
Les sigo siempre amigos, buen blog.

Louella Parsons dijo...

No quiero estropearle su ilusión, querida Tasmania pero toda figurita hecha con cáscaras marinas de cualquier forma y tamaño me recuerda inevitablemente a los cuadritos y adornos que venden tipo "Recuerdo de Benidorm".