Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

sábado, 23 de julio de 2011

Téniers

Déjenme que les hable de David Téniers El Joven, hijo de David Teniers El Viejo. Nacido en Amberes, dónde hay una estatua erigida en su memoria, a principios del siglo XVII, fue pintor, grabador y nombrado conservador de la galería del archiduque Leopoldo Guillermo de Habsburgo, que fue quién encargó a David agrupar una colección de arte digna de un rey.
Teniers fue buscando, comprando, recopilando y llegado el momento decidió hacer un catálogo. Pues bien, realmente hizo dos; uno el Theatrum Pictorium, un libro en dónde se recogían los cuadros de la colección, junto a sus descripciones y reproducciones, tal y como hoy se entienden los catálogos, pero no olviden que nuestro amigo vivió en el siglo XVII. Es decir; más de 200 cuadros reproducidos en miniatura.


Téniers, no satisfecho con esto, decidió registrar de una de nuevo la colección de cuadros del Archiduque de tal forma que se pudieran disfrutar de forma más inmediata, a través de una referencia visual. La solución fue la reproducción en óleo de las estancias dónde se almacenaba la colección de la que era conservador. Fruto de esta idea realiza una serie de pinturas que todas llevan aproximadamente el mismo título y vienen en llamarse "El Archiduque Leopoldo Guillermo en su galería de pinturas" o "El Archiduque Leopoldo Guillermo en su pinacoteca" y son representaciones del Gobernador con Teniers en enormes salones llenos de cuadros y que cada uno de ellos representaba cada uno de los cuadros que pertenecían a la colección.

Hablaba ayer Tasmania de internet y siempre hemos hecho referencia a lo inmediato de la información hoy en día. Pero es fantástico pararse delante de ejemplos de personas que, sin lo medios actuales pero con el mismo ingenio y determinación que aquellos que nos dan hoy elementos para estar más cerca y antes, nos procuraban esa inmediatez hace, como es el caso, 4 siglos.

La colección del Archiduque se encuentra hoy en día en Viena, pero si pasan por el Museo del Prado encontrarán unas 40 obras de Teniers y en el Museo Lázaro Galdiano, otra más

1 comentario:

Louella Parsons dijo...

Gracias por traernos a Téniers, Mr NRQ, en esta magnífica entrada, y oportuna comparación con el texto de ayer de Tasmania.

Me ha entrado una enorme curiosidad por ver esos cuadros en El Padro y tomo nota para cuando vaya a Viena.