Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

viernes, 8 de julio de 2011

El retorno de los héroes

Después de siglos intentando dominar la naturaleza a través del animismo, la magia, la alquimia e incluso la religión, el hombre ha encontrado en su propia inteligencia el instrumento decisivo capaz de garantizarle la autoconservación y el dominio sobre la misma. Ninguna veleidad romántica tendría fundamento. Las generaciones presentes del mundo desarrollado tienen acceso a una vida muy superior a la de quienes les precedieron.

Nada hay más humano que la técnica, y el hombre es hombre porque pudo establecer con la naturaleza una relación tecnológica diferente a la de otras especies. Ocurre, sin embargo, -y ese es nuestro tema- que donde se esperaba la salvación se escondía el peligro.

5 comentarios:

Nrq dijo...

Decía Clifford Stoll que el científico es quién hace las cosas por primera vez, el ingeniero la segunda y que el técnico es quién se ocupa ya de las siguientes. Me consuela pensar que hay algo más humano que la técnica

Juante dijo...

Parece esto como una provocación. Simpática y con las cartas marcadas (por la aparente obviedad), pero provocación al fin y al cabo, mi querida musa de la zodiac.

Pero no; niego la mayor rotundamente. Nada más visionario en este caso que la transformación del hueso homínido, en nave espacial interestelar del "2001, odisea en el espacio", (Kubrick).

Es un viaje de la nave al hueso y no al revés, como lo del Bildu ese...

Mr. Chan dijo...

Una duda; actualmente –cuestión meramente física- la natalidad desciende, la capacidad reproductiva del individuo disminuye…justamente en el sector del planeta donde el desarrollo intelectual y tecnológico es mayor.

El tercer mundo no adolece de estos contratiempos…

¿Cómo desde aquí se alcanza la autoservación?

Juante dijo...

Todas mis compis que superan los 35 se han propuesto ser como Alien, sobre todo en depredadoras mentales. (Porque en su imaginario tienen que todos los albañiles y camioneros de la época de Franco se pasaban el día en la calle follando sin parar, a destajo y con las pocas que no eran amillas de casa -a éstas les bastaba con el del butano, pero que no se enteraran los partenaires-).

Y lo de traer prole al mundo, nasty de plasty. Es curioso, pero...¿por qué se empeñan en ser tan cruelas deviles a lo Glenn Close de "Damages"? ¿Con lo bonito y "humano" que es el cariño, incluso el que manifestaban estoicamente aquellos "héroes" del franquismo, por sus "sufridas" mujeres?

Creo que Elisa Beni tiene la clave. Aunque el calvo ni se entere.

Mr. Chan dijo...

Obviamente quería escribir: autoconservación.
Mis disculpas