Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 21 de junio de 2010

distracciones



El pasado 16 de junio el Gobierno español lanza el texto que recoge la reforma laboral. Una reforma laboral que, finalmente, cae en tierra de nadie y que busca puede medio contentar a todo el mundo. Quiero dejar claro que, como buen liberal, creo que el dinero debe estar en manos de las familias y de las empresas y que estas son las que deben elegir en qué realizar el gasto o la inversión. Hacer que las compañías aprovisionen cuentas por temas de despidos o que deban considerar, en épocas en las que la inversión es necesaria, que parte de su apalancamiento se justifique exclusivamente en las compensaciones destinadas a la reducción de plantilla… A ver, que me pongo teórico y no hay quién me entienda; en una época de crisis como en la que estamos un empresario que necesite sobrevivir reduce plantilla, siempre. Esto no es nada nuevo. Pero se da la circunstancia de que reduce plantilla quién puede. Ante el empeoramiento de los resultados se busca hacer lo mismo con menos gente, reduciendo el gasto que producen los salarios. Pero si el coste de despedir a una persona obliga a anular la inversión, a destinar fondos de la compañía a ese cometido o, incluso, a pedir financiación para pagar el despido, la compañía llega a morir. Sé que es muy cruel decirlo así, pero también sé que son las empresas las que generan empleo y sólo un tejido empresarial potente permite un bienestar real en un país. Y que nadie diga lo contrario, porque tasas de desempleo como las nuestras las tienen países con tejido empresarial de risa. Las empresas necesitan disponer de fondos y de nivel de apalancamiento para poder acometer nuevas inversiones que les permitan crecer. A ver, que despidos irrisorios tampoco son plan, pero sangrar así el potencial de crecimiento o de resistencia de una empresa, hace que tardemos mucho en recuperarnos.


Pero no es el tema; volvamos al inicio. Al día 16. Es curioso ver cómo la mayor parte de la gente se apercibió de que el gobierno sacaba el texto de la reforma el mismo día que España jugaba su partido inaugural del mundial de Sudáfrica. Una España campeona de Europa sobre la que han crecido las expectativas más, y con argumentos, que en ninguna otra ocasión, tenía su primer partido contra un rival muy asequible en un grupo que podemos denominar como fácil (aún es fácil, pero es que con miedito cuesta más). Pues ese día… Reforma Laboral. Si dijéramos que eso demuestra el tipo de gobierno que tenemos, que busca aprovechar un acontecimiento que tiene toda la atención del país para sacar una noticia polémica y paliar el efecto, estaríamos en lo cierto; pero este y cualquiera. Sólo dos apuntes;


El mismo año en el que salen "Titanic" (11 Oscars??? tantos como Ben Hur???) y las magníficas "Good Will Hunting" y "L.A. Confidential" se estrena una película a mi entender genial, "Wag The Dog", en la que Dustin Hoffman y Robert de Niro son un productor de Hollywood y un estratega político que para evitar una avalancha de noticias acerca de un escándalo sexual presidencial justo antes de las elecciones, deciden realizar un montaje sobre una intervención en Albania tras lo que puede ser el comienzo de una masacre de civiles. En el año '97.. echen sus cuentas de quién estaba en la Casa Blanca. Pues bien, montan en estudio filmaciones de refugiados huyendo, la entrevista a una Albanesa en pleno éxodo, los marines por ahí pululando… lo normal en cualquier intervención del pelo, pero en este caso todo falso y sin salir de un estudio. Eso sí, con esta noticia abren todas las portadas.
El cartel de la película era significativo porque aparecían unos sonrientes Hoffman y de Niro dándose la mano.


Como buena ejemplarización requiere de cierta exageración, pero no estamos tan alejados de esto ¿verdad?


Segundo apunte. ¿Hemos visto los periódicos un día normal? Prueben a abrir 6 webs de periódicos españoles de distinta tendencia. No ya sólo por el mundial, sino por la profundidad de la noticia. Prueben a ver un telediario. Ya he hablado en ocasiones anteriores de los "a fondo" de A3 o de lo que se convierte todo en lo que antes era una simple hoja de sucesos. Y cuánto más se tarde en enfrentar la dimensión de los hechos, independientemente de la ideología con la que se defiendan, a la gente, más se tardará en tener una población con criterio. Tener una población igualmente educada no significa cortar a lo bajo. Pero esto también lo hemos oído mucho. Sigo defendiendo, ante cualquiera que quiera escuchar, lo que el Nobel de Economía del '92, Gary Becker (Universidad de Chicago) lleva mucho tiempo afirmando: que el mayor capital que un país atesora es su población y que una población formada, no sólo intelectualmente sino también técnicamente es una nación poderosa. No igualmente formada, sino competitivamente formada, y eso es mucha formación.


Además la película demuestra que el Hollywood demócrata y escorado a la izquierda puede criticar abiertamente un gobierno apoyado por él. Y puede hacerlo con criterio, desde un punto de vista inteligente de cómo se organiza una estrategia de distracción, porque todos los gobiernos lo hacen y detentar visible esa consciencia (no conciencia. Me refiero a que se note que uno se da cuenta) hace que el nivel de crítica exista sin miedo a lo que ciudadano piense. Que piense, que sea consciente y si su conocimiento hace que vote republicano pues que vote, pero que al menos sepa que los otros van a hacer lo mismo porque es un recurso habitual. Bueno, que es critica al gobierno y al propio Hollywood


Por cierto; felicidades a Colombia. Ya iba siendo hora que alguien con peso le diera en los morros a los bolivarianos: esa demagogia que pasa por ideología y que lo único que busca es mantener un país ignorante aprovechando que la ignorancia es su principal capital.

2 comentarios:

Tasmania dijo...

Las maniobras de distracción son, en efecto, habituales en política. Sin embargo, hay vacas sagradas que nadie se atreve a criticar, por mucha distracción que utilicen, los MMCC, sin ir más lejos.

Hemos conseguido desnudar a los sindicatos... ahora habrá que ir a por los medios.

En los madriles es posible que las tendencias políticas ya no se escondan tras los titulares pero en provincias... no saben ustedes cómo se las gastan los periódicos y las teles locales que viven del regidor de turno.

Juante dijo...

Lo sé, lo sé, querida Tasmania.

En Sevilla (ciudad ya con metro y todo) no te comes un rosco si no eres del Jesús del Gran Poder. Del cofrade y -guardando las distancias siderales- del ya fenecido muñidor de Prisa.

Por eso, ni se oyó hablar de la hija de Chaves y sus turbios asuntos hasta que el ceutí recalara en los madriles, donde parece que todo se airea y diluye a la vez.

Me da la sensación de que las maniobras de distracción son "TODAS" las noticias de los MMCC. No se salva ni una. Lo que ocurre es que algunas son obscenas, como la que bien apunta D. NRQ en este post. En realidad, el PSOE, si se caracteriza por algo, es por desmedido vicio por "distraer" a u público que siempre anda despistado.